"UN TRATADO SOBRE LA PRESENCIA DEL MAL EN LA HUMANIDAD”

| 28/11/2023

Diego Muzzio se quedó con el Premio Fundación Medifé FILBA

Diego Muzzio se quedó con el Premio Fundación Medifé FILBA
Diego Muzzio se alzó con el cotizado galardón.
Diego Muzzio se alzó con el cotizado galardón.

Su novela “El ojo de Goliat” fue la consagrada por el jurado, que vertió palabras muy elogiosas. Se vincula con la Patagonia, porque parte de la trama se desarrolla en la Isla de los Estados.

Se acabó la incógnita y la novela “El ojo de Goliat”, de Diego Muzzio, es la ganadora en la cuarta edición del Premio Fundación Medifé Filba. El autor se hizo acreedor de un millón doscientos mil pesos, se publicó por Editorial Entropía y narra “a través del encuentro entre un psiquiatra y un paciente, el inestable equilibrio entre la cordura y la locura, el bien y el mal”, según señalaron los organizadores.

El jurado se compuso por Federico Falco, Betina González y María Moreno, quienes debieron elegir entre “Derroche”, de María Sonia Cristoff; “Una oportunidad”, de Pablo Katchadjian; “Barro”, de Natalia Rodríguez Simón; “Los brasileros”, de Rodolfo Omar Serio; y precisamente, el título ganador.

Betina González destacó que “en las primeras décadas del siglo XX, el ingeniero David Bradley es enviado a reparar el faro más austral del mundo, ubicado en Tierra del Fuego. Regresará de ese viaje con la psiquis destrozada. Queda a cargo de su psiquiatra, Edward Pierce, desentrañar lo que pasó a partir de las técnicas de la hipnosis y de la reconstrucción de los hechos que el diario de su paciente narra en un lenguaje que se deshilacha a medida que se suceden los días”.

Añadió la integrante del jurado: “el éxito del médico es parcial, como corresponde a una novela que sabe tramar muy bien su misterio: somos los lectores quienes completamos un rompecabezas que no tiene un solo resultado, ya que las piezas pueden encajar de varias maneras para formar distintas figuras finales. El ojo de Goliat es una novela alucinante y alucinada, cuyos escenarios se quedan con nosotros por largo rato”.

En efecto, “las trincheras embarradas de la Primera Guerra Mundial, las explanadas heladas de la Patagonia, los pasillos agobiantes de los hospitales, el espiral asfixiante de un faro asolado por los pájaros y la luz cegadora del sol austral son los lugares en los que la razón se encuentra con su propio límite y lo traspasa hacia algo más, algo espeluznante”. Para su colega, “Diego Muzzio realizó una proeza singular: logró que una novela que parece adscribir tanto al género de terror como al de aventuras sea en realidad un tratado sobre la presencia del Mal en la Historia de la humanidad”.

Para González, “combina con elegancia y maestría tanto la tradición argentina de la literatura de la pura invención que cultivaron Borges, Ocampo y Bioy, como la tradición europea de lo sobrenatural que tiene en Stevenson a su principal referente. El ojo de Goliat cuenta una historia compleja con una sencillez admirable, algo realmente notable en una época en la que predominan las novelas solipsistas, que suelen ir en contra de la felicidad de la narración”, cuestionó.

En definitiva, “con este libro, Muzzio nos recuerda que la buena literatura es aquella capaz de capturar a los grandes públicos, esa ficción generosa en la que el autor, igual que los ilusionistas, ha sabido retirarse del escenario para que la magia quede a cargo del lenguaje y de la historia que se cuenta”. En tanto, sus compañeros de jurado calificaron de “proeza literaria” a “El ojo de Goliat”. Gran espaldarazo.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias