SERÍA SU FUTURO TITULAR UN INVESTIGADOR DEL ORGANISMO

| 23/11/2023

El Gobierno de Milei descartó “privatizar o cerrar” el CONICET

El Gobierno de Milei descartó “privatizar o cerrar” el CONICET
Salomone será secretario de Ciencia o titular del CONICET.
Salomone será secretario de Ciencia o titular del CONICET.

El veterinario Daniel Salomone intentó poner paños fríos a la preocupación que atañe a sus 25 mil integrantes, entre investigadores, becarios y demás. A través de varios institutos, tiene fuerte presencia en Bariloche.

El gobierno de Javier Milei descartó “privatizar o cerrar” el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), según adelantó Daniel Salomone, cuyo nombre suena para ocupar una secretaría que se aboque a la ciencia o bien, para dirigir el organismo. También señaló que “no hay una idea de cerrar el CONICET ni de echar investigadores ni becarios ni nada de eso”.

Médico veterinario y precisamente, investigador del organismo que durante la campaña electoral fustigó el futuro presidente, Salomone concedió una extensa entrevista al diario Clarín. Lejos de toda condescendencia, nuestra colega Irene Hartmann urgió respuestas sobre las posibilidades de recorte o el alejamiento de investigadores, becarios de doctorado o de posdoctorado. Es más, el experto en clonación se consideró “orgulloso” de pertenecer al CONICET.

Salomone dirige el Laboratorio de Biotecnología Animal de la Universidad Nacional de Buenos Aires y es considerado uno de los principales expertos en clonación del país. En Bariloche, el CONICET tiene considerable presencia, a través de espacios como el Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA), el Instituto de Investigaciones en Desarrollo Cultural y Procesos de Cambio (IIDyPCa) y el Centro de Estudios en Ciencia, Tecnología y Desarrollo (CITECDE).

Si bien descartó recortes drásticos, avisó que será la productividad la que guie el accionar futuro del organismo. “Eso es esencial”, subrayó, y adelantó que serán las publicaciones “la vara” para evaluar dicha productividad. “Tenés que ser productivo de algún modo, generar conocimiento. Las publicaciones son la vara. Si no, ¿cómo diferenciás un chanta de uno que no lo es?”

También dio a entender que habrá prioridades. “Diría que es ideal tener una masa de científicos enorme que investiguen todas las áreas relevantes, pero creo que de alguna forma se debe priorizar. Uno está en una interfaz, en el sentido de que responde al poder político y tiene que tratar de negociar con ese sector para que las cosas salgan para adelante. Hay una masa de investigadores que tienen su deseo, pero tal vez haya que ceder a lo que genera un beneficio mayor a la sociedad”, conjeturó.

Para Salomone será central “el número de papers publicados”, porque si bien “es cierto que el CONICET es el principal organismo gubernamental de investigaciones de Latinoamérica, en el índice global de innovación -que define cómo transformamos la ciencia en innovación y producción- estamos sextos en la región, detrás de Brasil, Chile, México, Uruguay y Colombia. Nuestro índice de innovación es bastante bajo, probablemente por los problemas en la economía”, concedió.

A pesar de las críticas del futuro presidente en campaña, Salomone consideró que “la investigación básica debe seguir en la misma dirección que ahora”, pero “parte de la torta (del presupuesto) debe ser investigación aplicada. La investigación básica genera conocimientos disruptivos fundamentales. Tiene que seguir. Por otro lado, en CONICET hay mucha doble pertenencia con las universidades. Contra el formato del profesor que enseña con libros viejos, tener personas que están investigando y trabajando implica que lee revistas científicas y está actualizado. Tener profesores que hagan ciencia es clave”, alabó.

Salomone también se refirió en la entrevista a estimular la llegada de fondos de inversión que puedan trabajar en conjunto con el Estado, la institución de becas cofinanciadas (que ya existen en algunos rubros) y adelantó que va a escuchar “los problemas de los becarios, a los posdoc (las y los que tienen becas postdoctorales) y a los investigadores”.

Con claridad, Hartmann inquirió: “Hay investigadores con mucha incertidumbre porque se dedican a temas como el arte en sociedades de Oriente, movimientos migratorios o estudios literarios de la Edad Media, por dar ejemplos de áreas que podrían verse amenazadas si son privados los que marcan el sendero de la investigación”. Salomone sostuvo que “muchas son áreas que se hacen con mucho menos dinero”.

En ese sentido, añadió que “da la sensación de que a veces no hay un deseo o una cultura de tener a los mejores. Hay que querer tener a los mejores investigadores en las ciencias sociales, para que se distingan. Cualquier investigación de este tipo puede tener un gran impacto y aportar cosas novedosas”. Pero advirtió que “cuando uno quiere hacer un proyecto de investigación tiene que venderlo, entre comillas, para conseguir el dinero”. Los interrogantes deberán disiparse a partir del 10 de diciembre.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias