Judiciales |

LA DISCUSIÓN PASA POR EL CONSENTIMIENTO PARA REVISAR EL DOMICILIO DE LA SOSPECHOSA

03/07/2019

Continuó audiencia de impugnación para saber si habrá investigación por el crimen del bebé

Continuó audiencia de impugnación para saber si habrá investigación por el crimen del bebé
Por: Texto: Mariano Colombo / Fotos: Fabio Hernández

En horas de la tarde de este miércoles el juez Bernardo Campana reanudó la audiencia en la que escucha los argumentos que la Fiscalía plantea para solicitar que se revoque la decisión de la jueza Romina Martini en torno a la negativa a la formulación de cargos contra la joven madre sospechada de haber asesinado a su bebé, apenas después de haber dado a luz. Declararon más testigos y la audiencia sigue hoy jueves.

Como en la primera jornada, el eje de la discusión giró en torno a la validez de la autorización que una hermana de la acusada realizó para que en el domicilio en el que residen se practique una inspección ocular, mediante la cual fue hallado el bebé, dentro de un placard, y restos orgánicos de placenta y cordón umbilical, en un cesto de basura ubicado fuera de la propiedad.

Además, se discutió en torno a la información que le suministraron las autoridades respecto a su posibilidad de negarse a la medida desplegada y también, del derecho que tenía de abstenerse a declarar contra su hermana o aportar elementos que la pudieran incriminar.

El comienzo de la audiencia tuvo por protagonista al sargento primero Ángel Rojas, quien integra el equipo de Criminalística que participó de la inspección en la que se halló el cuerpo del bebé y otros restos orgánicos compatibles con el parto. Al igual que declaró la licenciada Karina Uribe en la jornada previa, Rojas ratificó que en dos ocasiones se explicó a la mujer que estaba ese día en el domicilio, sobre la potestad que tenía de negarse a prestar el consentimiento para que se practique la diligencia. En igual sentido, manifestó que la muchacha, hermana de la principal sospechosa, se mostró colaborativa.

Rojas, con cámara filmadora en mano, ingresó detrás de la licenciada Uribe a la habitación, mientras ésta removía ropa y otros elementos de un ropero, en el que estaba oculto el cadáver, dentro de un par de bolsas reciclables de tela, del tipo de supermercado. La escena del hallazgo filmada, fue exhibida durante la audiencia, hasta el momento mismo en que la licenciada Uribe hizo apertura de la bolsa y advirtió la presencia del bebé sin vida en su interior. El horario fue consignado a las 17.54 y en las imágenes se observa la presencia de uno de los testigos del procedimiento y la hermana de la sospechosa, que habría autorizado a los uniformados a ingresar a la vivienda a practicar la pesquisa.

El oficial principal Carlos Garmendia, del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Policía de Río Negro, fue el testigo que siguió en la audiencia, deponiendo sobre los aspectos cuestionados por la defensa y que la Fiscalía intenta discutir para mostrar que los procedimientos fueron válidos y no nulos como los definió la jueza Martini al rechazar la formulación de cargos. Le encomendaron buscar exactamente el domicilio de la familia y junto a otros dos efectivos de civil, dieron con la vivienda y tras ser atendidos por la hermana de la sospechosa, ésta los invitó a ingresar. Según su relato, poco después arribó la fiscala Cendón y le preguntaron si ella prestaba su consentimiento para que estén dentro de la casa y pudieran realizar una inspección ocular en el lugar.

Explicó que la chica pedía constantemente que revisen el dormitorio de la joven porque tenía sospechas de lo que podía haber pasado. Dijo que en las horas previas habían encontrado manchas de sangre importantes en la habitación y en la escalera que conduce a ella y junto a su madre habían realizado una limpieza, fundamentalmente de ropa de cama y otra indumentaria.

Su relato fue absolutamente coincidente con el de los otros efectivos de Criminalística que declararon. Además, aportó que todos los que rodeaban a la joven sospechaban que estaba embarazada. Y el punto determinante para acelerar la inspección domiciliaria fueron los relatos de la familia de su novio, quienes dijeron que el domingo 12, la joven fue a la vivienda de esa familia sin panza. Eso dio la pauta a los investigadores de que el parto podría haber ocurrido en el domicilio de la sospechosa.

Tras un breve cuarto intermedio, la audiencia culminó con el relato de los dos ciudadanos que intervinieron como testigos de actuación durante la pesquisa. Ellos dos dieron explicaciones de cómo fueron convocados. Una mujer, entre llantos, explicó que pudo ver una parte del cuerpo del bebé cuando ingresaron a la habitación y tuvo que ser asistida por los policías porque la situación la conmovió y estuvo a punto de desvanecerse. Ratificó que los policías advirtieron a la hermana de la sospechosa de su posibilidad de negarse a que realicen la inspección y que la chica insistía para que ingresen. Finalmente, el segundo testigo de actuación, confirmó los dichos de la anterior testigo, aunque dejó algunas dudas respecto a las explicaciones que dieron los efectivos de Criminalística.

Tras sus testimonios se resolvió la continuidad de las audiencias para hoy jueves y finalmente el miércoles 10, en principio, se darán los argumentos finales antes de que el juez Campana pase a resolver el fondo de la cuestión.

En la jornada previa, se desarrollaron otras dos audiencias en las que se resolvieron diversos planteos. El fiscal general Fabricio Brogna, rechazó la recusación de los fiscales Martín Lozada y Betiana Cendón que planteó la defensa de la sospechosa. Por la tarde, la jueza Romina Martini rechazó el pedido para excluir a la asociación civil EPAMM de la causa.

Ranking de noticias
Más Leidas