Sociedad |

PROYECTO

14/05/2019

El Museo Paleontológico busca ampliarse y acercarse a la comunidad

El Museo Paleontológico busca ampliarse y acercarse a la comunidad
Por: Diego Llorente

El intendente Gustavo Gennuso presentó un proyecto de ordenanza para extender por otras cinco décadas, la estancia de esa organización en la Costanera. Se harán sustanciales mejoras y ampliaciones en el tradicional museo que redundará en más servicios para los visitantes.

La propuesta que ya está siendo analizada en el Concejo Municipal, apunta a ceder en comodato 655 metros cuadrados a la Asociación Paleontológica Bariloche (APB), por el plazo de cincuenta años, con el único objeto de la instalación y conservación del Museo Paleontológico Bariloche. Además, se le otorgaría un espacio total de 3 mil metros cuadrados, siempre con los mismos fines.

El museo funciona desde el año 1990 ininterrumpidamente en el actual edificio de 12 de Octubre y Sarmiento. Es un museo de gestión social por la APB, pero con un fuerte arraigo en la comunidad de Bariloche y alrededores, habiendo sido reconocido como de Interés Municipal en dos oportunidades, de Interés Provincial por la Legislatura de Río Negro y de interés Nacional por el Senado de la Nación Argentina.

El actual edificio resulta insuficiente para exponer de forma apropiada los importantes y valiosos (en término de ciencia, turismo y cultura) materiales fósiles que en él se resguardan y exponen. Por esto la APB tratará de obtener recursos para expandir las salas de exposición y un auditorio. Dicho espacio será cedido en comodato por el municipio por el término de 50 años con el objeto de uso exclusivo para las posibles instalaciones del Museo Paleontológico Bariloche.

También es necesaria la expansión de la zona de trabajo y preparación de material fósil que llega al museo (se pretende expandirlo en al menos 56 m2), la cual además permitirá el acceso a la colección (contenedor herméticamente cerrado y seguro) por dentro del edificio, y no por fuera como lo es actualmente, con el peligro que ello conlleva para el movimiento de las piezas fósiles de la colección al taller y viceversa.

Se pretende la ampliación de la zona de recepción (en unos 60 m2) para albergar contingentes (pudiendo ser de hasta 50 personas, en el caso de colegios), y de esta forma no tener que fraccionar las visitas dejando visitantes a la espera fuera del edificio (inclusive con clima desfavorable). Esta ampliación también permitirá la colocación de otro baño.

En el parque se pretenden implantar tres figuras de animales a escala real en siluetas de hierro, para que los visitantes puedan apreciar el tamaño de los animales que vivieron en la región de Bariloche, completando la exposición de materiales fósiles dentro del museo.

Cada pieza, de entre dos y cuatro metros de largo, requiere una superficie de 5x6 metros, para una visual integradora y tomar una foto recordatoria. Se pretende exponer de esa forma maquetas de los animales fósiles reales hallados en Río Negro, el kelenken (ave carnívora y corredora) y el megatherio (oso perezoso de 5 metros de alto). En una segunda etapa se incorporara un plesiosaurio (representado en “Nahuelito”).

También se incorporará cartelería sobre indicaciones geomorfológicas que permitirán la interpretación del paisaje visible desde la costa del lago explicando las modificaciones que el paisaje de Bariloche tuvo desde hace más de 20 millones de años. Estas figuras se integrarán en el paseo externo del Museo a modo de Parque Paleontológico.

Además se planea la implantación de juegos para niños, con motivos paleontológicos. Incluyendo: hamacas, tobogán, calesita y un arenero para organizar juegos descubriendo fósiles enterrados. De ese modo el Parque Paleontológico podría ser también una zona de recreo familiar y de espera mientras otros visitantes recorren las salas del museo.

El comodato

La Asociación Paleontológica Bariloche tendrá a su cargo la limpieza y mantenimiento del espacio durante la vigencia del contrato de comodato y permiso de uso. Además, se establece un plazo de cinco años para el comienzo de las obras de ampliación del museo y un máximo de diez para su finalización.

El incumplimiento por parte de la Asociación, como así también el vencimiento de los plazos previstos, conllevará en cada caso y en forma automática, sin necesidad de intimación previa, la revocación del comodato y permiso de uso, quedando las mejoras realizadas en propiedad del municipio y serán incorporadas al patrimonio municipal, sin necesidad de declaración alguna.

Sin perjuicio de ello, la Municipalidad podrá disponer la prórroga de los plazos, mediante resolución fundada y una vez verificada la persistencia de los fines institucionales tenidos en cuenta para el otorgamiento del comodato, la que deberá ser autorizada por el Concejo Municipal oportunamente.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas