Actualidad |

NUEVO INTENDENTE DEL PARQUE NAHUEL HUAPI

10/02/2019

Cannestraci: “Hay que planificar los próximos 30 años de uso público del parque, mirando la conservación”

Cannestraci: “Hay que planificar los próximos 30 años de uso público del parque, mirando la conservación”
Diego Cannestraci asumió hace un mes la Intendencia.

Diego Cannestraci, el flamante intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, mantuvo una charla con El Cordillerano, donde habló de diversos temas y de su visión al mando de la institución. Se trata de la primera vez en mucho tiempo que una persona del sector privado conduce el Parque y en esta entrevista explica sus razones, sus objetivos y su opinión sobre los temas más conflictivos.

El Cordillerano: - Considerando que siempre ha sido un guardaparque el intendente del Parque Nahuel Huapi ¿Cómo llega usted a ocupar este cargo?
Diego Cannestraci: - Esto deviene de una decisión técnica y administrativa que toma el directorio de Parques, buscando un perfil que ellos creían que buscaban y también intervino gente que tiene que ver con la historia y la carrera de esta institución como es Damián Mujica, a quien yo reemplacé y de hecho él ya está en funciones como director de los parques de la Patagonia. Y así se decidió que mi perfil era el más indicado.

E.C.: - Para quien no lo conoce: ¿Cuál es ese perfil? ¿Cuáles son sus antecedentes previos?
D.C.: - Mis antecedentes laborales dentro de diferentes áreas protegidas de este y de otros parques, siempre fueron desde el sector privado o desde el tercer sector, que es el Club Andino Bariloche, que es una asociación civil. Trabajé como guía de montaña muchos años, como coordinador de actividades en el club, como coordinador de diferentes escuelas de formación deportiva y en la naturaleza de las personas, estudié educación física acá en Bariloche, fui prestador de servicios turísticos y organizador de eventos en este y en otros parques de la Argentina. Así que hace 20 años que estoy conectado con la temática desde diferentes roles. También me tocó desde la Comisión de Auxilio del Club Andino trabajar en conjunto con Parques Nacionales, por lo que conozco varias aristas de este trabajo.

E.C.: - Tras un mes en funciones, ¿Con qué administración del Parque Nahuel Huapi se ha encontrado?
D.C.: - Estoy aprendiendo mucho de la gente que está en la organización y que tiene una vasta historia en todas las áreas técnicas de trabajo, y esa experiencia que tienen es muy valiosa para el Estado. Y mi responsabilidad en gran parte, más allá de las herramientas que yo traiga, es apoyarme en lo que a nivel conocimiento ha generado la institución y los profesionales que están adentro. Hay un gran equipo de trabajo, con una gran cantidad de funciones muy importantes, en el área protegida más importante del país y que seguramente tiene cosas para mejorar y ayudar, pero que funciona y cumple muy bien su rol. Eso se condensa, por ejemplo, en un documento nuevo de plan de gestión que antes era un gran proyecto que se trabajó y ahora el directorio acaba de aprobarlo después de casi 30 años: un plan de gestión para este parque. Eso fue actualizado por el staff durante seis años y ahora tenemos un año para empezar a implementarlo. Por eso digo, que me encuentro con una organización que tiene mucho desarrollo, a la cual le aportaré herramientas de los lugares de los que vengo y la experiencia que tengo.

E.C.: - Una de las críticas reiteradas de los parques es la falta de obras de infraestructura ¿Qué opina y cuál cree que es la situación?
D.C.: - Los problemas de infraestructura que hay, de los cuales soy consciente, porque también vivo en la comunidad hace muchos años, vienen de una historia que nos hemos quedado en el tiempo. Este parque tiene en marcha obras que hace muchos años no se tocaban. Por ejemplo, la obra del camino a cerro Tronador, que no es un mantenimiento sino una mejora muy sustancial. Hace 40 años que no se trabaja sobre ese acceso, y este año representa la obra más grande de Parques Nacionales en su calendario, que es la readecuación y mejora del camino entre Los Rápidos y Pampa Linda. Es verdad que hay falencias de infraestructura, pero también hay proyectos y planes de llevar adelante mejoras en diferentes puntos.

E.C.: - ¿Considera que la cantidad de ingresos que tiene este parque, el tercero en recaudación del país, se traduce de manera proporcional en mejoras?
D.C.: - Es una ecuación y una conclusión que no es tan fácil de sacar, porque independientemente de lo que genera este parque en términos económicos, también hay que evaluar lo que gasta y la complejidad que tiene. Este parque con un poco más de 700 mil hectáreas, tiene algunas características de gestión que no tienen otros del país: tres ciudades, dos comisiones de fomento que están en pleno crecimiento, las rutas nacionales y rutas provinciales y toda la presión que genera un parque que está atravesado por el uso público que, si bien es muy bueno que así sea, en otros aspectos que hacen a la conservación, genera dificultades. Entonces, la ecuación de qué tan justo es, no podría definirla a ciencia cierta, es difícil de definir.

E.C.: - ¿Cuál será el eje de su gestión?
D.C.: - En cuanto a obras, hay cosas que están sin resolución porque ha pasado mucho tiempo, como es Cascada Los Alerces, donde estamos trabajando para sacar pronto una resolución y arreglarlo. Hay obras viales que están en marcha, y una mirada que tiene que ver con mi experiencia previa en ámbitos de uso público y de tipo turístico, que tal vez tenga que ver con el eje de la gestión, que es la necesaria relación de conservación que tiene el área y el parque como misión. La sostenibilidad de los servicios turísticos en el tiempo, es algo que tiene que ponerse sobre la mesa, para planificar los próximos 30 años de evolución de uso público del parque, mirando la conservación como un eje fundamental. Pero también, mirando la sostenibilidad de las actividades. Esto va a seguir creciendo y las visitas así lo demuestran, entonces hay que aggiornar a todo el sistema de prestación turística y de conservación para poder garantizar la sostenibilidad en el tiempo de este recurso tan valioso que tenemos.

E.C.: - ¿Hay números respecto del ingreso al Parque Nahuel Huapi de los últimos años?
D.C.: - En realidad hay dos cosas para analizar: una los números propios que tiene el parque, donde hay registros de acceso como Puerto Pañuelo o Pampa Linda, donde hay una muestra de crecimiento que está muy pegada a lo que le pasa a las ciudades. Durante el verano pasado, solo Bariloche creció un 18% en visitas y este año aún no están los números, pero todo indica que habrá un número cercano a los dos dígitos. Y después hay ingresos por el paso Samoré, desde San Martín de los Andes, el tránsito por la Ruta 40 que egresan e ingresan constantemente y no tienen una estadística, pero es gente que entra y sale al parque, que son miles y que están fuera del ámbito del parque. Está claro que el crecimiento es grande, por eso el foco tiene que estar en trabajar en la sostenibilidad de la conservación, en relación a ese crecimiento.

E.C.: - ¿Y cuáles son sus principales preocupaciones? Sobre todo en verano donde hay personas extraviadas, incendios…
D.C.: - Incendios es una de las grandes preocupaciones, porque toda la situación del ambiente que nos rodea y no haber tenido grandes incidentes en los últimos 12 o 14 años desde el punto de vista del fuego, hace que el riesgo sea cada vez más grande y más en temporadas secas y calurosas como la actual. Porque la disponibilidad de combustible en el bosque es mayor, entonces ese es el riesgo más grande en el verano y se le responde con un plan y una estructura de manejo bastante eficiente y siempre buscamos la mejora constante. Y por otro lado, la seguridad, donde entran las personas perdidas o que tienen accidentes, es una de las áreas críticas en verano y estamos teniendo un manejo bastante bueno, porque el número ha disminuido. Y eso responde no solo al trabajo de registro e información de Parques para la gente que sale a la montaña, sino también a la labor de toda la comunidad que atiende a esto, los vecinos, los refugios y todo un entramado que funciona.

E.C.: - ¿Cómo se van a manejar con el rescate de animales cuando hay animales accidentados fuera de la jurisdicción? Algo que ha traído varias polémicas en la gestión de Mujica…
D.C.: - Está claro que los animales no conocen de límites ni jurisdicciones y van a entrar y salir del parque sin problemas. Hay dos grandes grupos de tratamientos para esto: los que son animales autóctonos y que tiene calidad de conservación, y los animales exóticos que tienen otros tipo de tratamiento dentro de la política de manejo del parque, como ser ciervos, jabalíes o vacas. Hoy el tema interjurisdicciones se está trabajando muy bien con la provincia de Río Negro a nivel zoonosis. De hecho, en algunos casos que fueron públicos, nosotros colaboramos con ellos o viceversa. El puma que apareció en la zona de Virgen Misionera no solo coordinamos acciones, sino que se usó una jaula de Parques, por lo que creo que hay un nivel de interacción que ha mejorado en los últimos años. Eso es muy bueno y está dando resultados.

E.C.: - ¿Tienen alguna hipótesis con la aparición de pumas en la zona urbana? Hay una teoría que dice que los tienen en cautiverio para pelear con perros…
D.C.: - El primer tema, es entender que el puma es un animal autóctono de la región que en la zona andina tiene posibilidades de desarrollo y que por suerte está, ya que es un animal que tiene que estar en este ambiente, que es natural para él y que aparece cada vez más avistado. Una vez que aparece, genera dudas y manejos de acuerdo a dónde y cómo aparezca. Cuando aparece dentro del Parque, hay protocolos de manejo y lo que hacemos es preservar la seguridad de las personas y la vida del animal protegido. Cuando aparece fuera del área, nuestra capacidad de investigar y entender por qué esta dentro de la ciudad, está relacionada a cómo se puede filtrar desde el área protegida hacia la ciudad. Con respecto a otros manejos, no tenemos información de que existan.

E.C.: - Le toca asumir en esta Intendencia, con el conflicto mapuche muy activo. ¿Cuál será su posicionamiento y accionar al respecto?
D.C.: - Primero que yo no lo entiendo como un conflicto mapuche, y creo que la Administración de Parques Nacionales tampoco lo entiende como un conflicto con una parte de nuestro pueblo y de nuestra comunidad. Tenemos activamente funcionando, un área de co-manejo para el trabajo con las siete comunidades que están dentro de nuestra área protegida, y esa área tiene políticas de trabajo, reuniones. La semana pasada tuvimos una mesa política de co-manejo entre este Parque y el Lanín, con la presencia de todas las comunidades y de gente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y de Parques a nivel central, donde se tratan problemáticas comunes y la política de manejo que hay con las comunidades mapuches que tienen existencia en el Parque hace muchísimo tiempo. Por eso yo no lo pongo en un plano de conflicto con comunidades, porque no es así. Sí, hay un caso puntual que es la ocupación de Mascardi, donde hay otro tipo de tratamiento porque es una ocupación, y Parques lo trata como tal y está en manos de la Justicia y es la Justicia la que trabaja ahí.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas