Por qué Macri

Autor: Sergio Capozzi

Última Parte

Claro que todos sufrimos el aumento de las tarifas pero durante doce años miramos para el costado cuando el gas o la luz era más baratas que el abono del celular o el cable, no nos importaba que millones de argentinos no accedieran a esos servicios esenciales, verdaderos derechos humanos.

El Estado ha dejado de pagar los viajes al exterior de millares de ciudadanos que ni siquiera lo necesitaban. En el 2015 se perdieron más de 10.000 millones de dólares por ese concepto, mientras que en el 2017 los ingresos por turismo fueron de 15 mil millones, lo mismo que la producción anual de soja y más que el petróleo y gas juntos.

Cuando el populismo se hizo cargo de sucesivos gobiernos, Argentina era potencia del mundo, hoy estamos en el fondo de la tabla. La educación era de excelencia, varios premios Nobel son un ejemplo. Estudiantes latinoamericanos venían a nuestro país a estudiar no porque fuera gratis sino porque se les garantizaba conocimientos y nivel académico. En los últimos años, solo el 30% de los jóvenes terminan el secundario y el 3% las carreras universitarias. No estamos formando profesionales, técnicos, gente capacitada para afrontar los desafíos del siglo XXI, la Inteligencia Artificial. Seguimos formando operarios sin capacitación cuando para los países desarrollados, aún sin recursos naturales, la capacitación hace la diferencia. Educamos pobremente sin preparar para trabajos que cada vez son más sofisticados.

Este es uno de los motivos por los cuales yo volveré a votar a Mauricio Macri. Es quien está marcando este nuevo camino, menos gobierno, más Estado. Menos papelerío, más trabajo genuino. ¿Falta mucho? Muchísimo.

Parafraseando a Jorge Fernández Díaz, digo que quien critica a Macri por los supuestamente escasos logros de estos tres años, le pega al bombero que quiere combatir al fuego y no a los que hicieron estallar la bomba.

No quiero volver al populismo. En la década de los 60 el ingreso per cápita de un argentino era cuatro veces superior al chileno, hoy ellos nos duplican. La inflación en los países del cono sur es del 3% anual promedio y no tienen más una docena de impuestos, en Argentina la inflación en los últimos quince años ha sido del 1.500%, ¿la causa? El gasto estatal. Ocho millones de trabajadores mantienen a dieciocho millones de beneficiarios de planes, jubilaciones y pensiones. Hace unos días fui a una reunión con jubilados y pensionados, eran unos cuarenta y solo ocho habían contribuido en tiempo y forma al sistema.

¿Fracasó el gobierno en la lucha contra la inflación? Es verdad que estamos lejísimo de los objetivos y lo seguiremos estando si no se disminuye el gasto público por eso tanto énfasis en el déficit cero. La inflación es el peor de los impuestos, afecta a los más pobres. A la par ocasiona que el crédito sea inaccesible para las Pymes y que las tasas solo beneficien a los especuladores.

La tarea es titánica, convencer a los que sufren disminución de sus ingresos que no había otra manera. Era tomar las medidas drásticamente, provocando hiperinflación o gradualmente hasta alcanzar el equilibrio que perdimos hace años. Estamos en la mitad del río y no podemos volver atrás. Seguridad jurídica para el inversor, generación de empleo, reducción de impuestos, lucha sin cuartel contra las mafias en la construcción, el narcotráfico, las policiales corruptas y fundamentalmente, educar. Hace unos años Finlandia, Nueva Zelanda e Islandia estaban atravesando problemas similares a los nuestros, ellos comprendieron que solo tenían un recurso invaluable, sus ciudadanos.

Nosotros podemos, no necesitamos que nadie nos regale nada y menos que nos roben, desterremos el “roban pero hacen”, es inmoral y falso. Sigamos Cambiando que Sí se puede.

Noticias Relacionadas
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook