Cultura |

DAVID ÁVILA E INGRID VELÁSQUEZ AUNARON ESFUERZOS

10/01/2019

Proponen Noche de títeres para adultos

Proponen Noche de títeres para adultos
Ingrid Velásquez y David Ávila.

Cada uno tiene su grupo y contaban con propuestas previas, pero las fusionaron en una sola puesta. La magia de las máscaras, los títeres y otros recursos, puestos al servicio de las inquietudes de los más grandes.

Desde las 22 del sábado, resultará propicio disfrutar de la Noche de títeres para adultos, que cobijará Espacio Arte (Campichuelo 1197). La velada resultará de la simbiosis de dos propuestas que existían previamente: las de David Ávila e Ingrid Velásquez. Ganas y trabajo de dirección mediante, los titiriteros reunieron aportes para una sola función que al parecer, marcará el primer hito de un trabajo en conjunto más ambicioso.

Los artistas compartieron entretelones con El Cordillerano. “Con Ingrid nos conocimos hace años en el taller de Kike Mayer, fuimos tejiendo una amistad y ahora, una sociedad artística. Empezamos a trabajar juntos el año pasado, yo tengo mi compañía de títeres junto con mi compañera (Nancy Videla) y tenía una propuesta breve para adultos. Se nos ocurrió que podíamos fusionarlas, porque Ingrid tenía otra propuesta y las llamamos Noche de títeres para adultos”, arrancó Ávila.

Desde que se oscurezca la sala, “esa noche será mágica”, prometió Velásquez, sonriendo. “Hay un poco de máscaras, teatro y títeres, con una temática adulta. Se maneja un poco la tragicomedia y tiene un ritmo bastante interesante, no es algo plano… Hay diferentes ritmos y la gente se pone súper expectante, así que es interesante”, aseguró. “En las dos funciones que hicimos hasta ahora tuvimos lleno y muy buena recepción de la gente, muy buenas devoluciones y seguimos creciendo, porque viste que los espectáculos crecen con el público. Ahí vamos”, anunció.

Habrá que admitir que alrededor del subgénero, existen algunos prejuicios. “A veces, a la gente le decís títeres para adultos y van a buscar escenas de sexo entre muñecos (risas), pero nada que ver”, desmintió el titiritero. “Lo que pasa es que por ahí, uno sube más el tono o trata temáticas que serían fuertes para los chicos. Yo trabajo números breves y en uno de ellos, hay una escena muy cruel en la que uno le pega con una pala en la cabeza a otro. Con chicos, eso no lo hago”.

Por otro lado, “en los títeres para adultos hay cosas que se pueden leer a través de guiños, que con el público infantil no pasa. Uno puede trabajar un contenido más político o de actualidad que por lo general, con chicos no se hace. Por ahí, uno de los bemoles es que el títere para adultos no tenga tal vez tanto público. No se vende fácil, aunque también puede ser un prejuicio porque desde que estamos haciendo esto en Bariloche, la gente está muy a la expectativa y con ganas de ver, así que también puede ser un lugar a ocupar porque haya una necesidad del público”, aseveró Ávila.

Sostener

Hay experiencias en ese sentido. “Lo digo por colegas de otros lugares a quienes les cuesta llevar público a la sala cuando la propuesta es de títeres, en general se piensa que es un arte relacionado a lo infantil pero yo creo que hay que proponer y sostener. Hasta ahora, nos han hecho lindas devoluciones y eso nos motiva para seguir adelante”, evaluó. Velázquez añadió que “el adulto busca la magia, porque a pesar de que el títere se relaciona a lo infantil, el hecho de que te deslumbren y de que aparezcan cosas nuevas, termina llamando la atención. El adulto queda contento de haber asistido a las funciones, con temáticas que tienen subtextos y donde se pueden leer otro tipo de cosas que en las temáticas para niños”, resaltó.

En la noche del sábado, se podrá disfrutar del siguiente programa: “son dos propuestas en una. Lo mío es básicamente un personaje enmascarado con una valija en la cual tiene sus títeres y de ahí salen cuatro números cortos. No es una historia lineal, sino cuatro breves y enseguida, hay una continuación y aparece el personaje de Ingrid, con una propuesta distinta, si se quiere más actoral”, adelantó Ávila. “Lo mío alude a mi colombianidad y bueno, el personaje es una mujer colombiana que está buscando a alguien”, dijo su compañera.

Según la trama, “en esta búsqueda transcurren muchas situaciones, ella relata ciertas cosas pero no quiero dar muchos detalles... Aparecen dos personajes más, yo misma trabajando con una máscara y otro personaje distinto más mi títere, que es Candelario. Es muy divertida, también juega un poco con lo trágico pero en diferentes niveles. Entonces, la gente siempre está expectante, por momentos baja la intensidad y de pronto, se dispara algo más dinámico”, aseveró la titiritera. La invitación queda formulada.

Escena que va por más

La colaboración entre David Ávila e Ingrid Velásquez no se limitará a la función de mañana. “Creo que es de largo plazo. Por suerte, nos conocimos trabajando en otro grupo y la verdad, hay una afinidad humana muy linda. Supongo entonces que esta es la primera de nuestras propuestas, el director ahora está de viaje trabajando en Mar del Plata, pero él también nos trajo muchas esperanzas de continuidad. Yo tengo muchas ganas de pensar en un espectáculo unificado, es decir, una sola propuesta con los tres. Así que supongo que va para largo”, insistió.

Años atrás -quizá muchos-, la escena titiritera barilochense parecía más dinámica que la actual. El ámbito teatral evidenció un patente dinamismo desde que se abrió la Licenciatura en Arte Dramático en la UNRN, pero con los títeres “no pasa lo mismo”, concedió Ávila. “Trato de estar conectado y ver qué hacen los demás: falleció (Carlos) Carnota, que era el titiritero de más actividad. Después, está la (Pequeña) Compañía del Cristal Encantado de Inés y Juan Manuel pero ellos tienen más circuito de laburo en Buenos Aires que acá. También están Adrián Beato y Aravinda (Juárez), pero no todo el tiempo”, compartió.

En consecuencia, “hoy en día, Títeres al Viento sería el elenco con más actividad. Eso es lo que nos dice la gente también, que a la hora de buscar propuestas de títeres, solo encuentra la nuestra. Tratamos de instalarnos y cumplir una función social acá, en Bariloche”, aseveró. Títeres al Viento es su grupo de origen, en cuyo ámbito apuesta al quehacer para público infantil. Que florezcan también las propuestas para adultos.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas