Sociedad
09/01/2019

Donaron un sobrante de $40.000 de lo que habían juntado para su viaje de egresados

Donaron un sobrante de $40.000 de lo que habían juntado para su viaje de egresados
Los tres cursos que egresaron.

Cada vez que surgen noticias acerca de la solidaridad que nace del corazón de los jóvenes, nacen esperanzas sobre un futuro muchas veces incierto. Este es el caso de aproximadamente 90 alumnos del Colegio del Centenario de La Plata, quienes hicieron su viaje de egresados a nuestra ciudad hace pocos meses.

El Cordillerano dialogó con Tomás Moreyra, uno de los flamantes egresados. Ellos durante tres años realizaron actividades para reunir el dinero necesario y venir a disfrutar a Bariloche, el último viaje con sus compañeros.
“En nuestro colegio trabajamos los tres cursos planificando el viaje de egresados, somos un total de 95 de los cuales solo dos no pudieron ir al Sur por motivos personales”, dijo.

En el mes de agosto estuvieron en nuestra ciudad, “cubrimos todos los gastos pero nos quedó un sobrante de 40 mil pesos, eso lo charlamos con los padres que manejan el dinero y con todos nuestros compañeros”.

Para ello contaron con un debate y propuestas en un grupo de WhatsApp, “llegamos a distintas opciones, una era repartirlo entre nosotros, hacer una gran fiesta privada de despedida o donarlo”. Entre los posibles beneficiarios sonaban los nombres del Hospital de Niños de La Plata, comprar alimentos y repartirlos en comedores barriales o entregarlo al IPE (Instituto de Psicopedagogía Especial).

“Nos terminamos decidiendo por este último porque un compañero nuestro tiene a su hermana en ese instituto, ella tiene capacidades diferentes y sabemos que la realidad que están atravesando en el IPE es delicada”, detalló.
Esa decisión les pareció la causa más justa al momento de elegir opciones, solidarizándose con uno de sus pares y su familia.

El viaje

El invierno pasado vinieron los tres cursos juntos a Bariloche como egresados. “Todos coincidimos en que fue el mejor viaje de nuestras vidas, yo había ido en febrero con mi familia porque mi papá es de allá”.

Muy conforme con lo vivido agregó “es una ciudad hermosa, con muchas actividades para los jóvenes, los boliches por la noche son buenísimos, es un combo perfecto para hacer con compañeros y amigos”.

El dinero ya fue entregado, “cada curso tiene tres delegados de los cuales yo soy uno, fuimos a la cena de beneficencia del Instituto que se hizo en una parrilla y ahí donamos nuestro aporte”.

En el Colegio del Centenario realizan cotidianamente campañas solidarias en los diferentes grados, por lo que desde muy chicos piensan en las necesidades de los demás. Con el correr de los años, esa sensibilidad se ve aplicada en gestos como éstos, tal como sucede cada día más, en colegios de nuestra ciudad.

“Siempre juntamos juguetes y alimentos, visitamos los lugares, conocemos a la gente y nos vamos comprometiendo con diferentes causas” describió orgulloso. Un hermoso ejemplo que representa a una generación abierta y generosa. Noticias que vale la pena difundir.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas