Judiciales
11/09/2018

OCHO AÑOS Y OCHO MESES DE PRISIÓN: Se declaró culpable por homicidio fuera de la pinturería

OCHO AÑOS Y OCHO MESES DE PRISIÓN: Se declaró culpable por homicidio fuera de la pinturería
El condenado Martín Chamorro junto a su abogado defensor, Marcos Cicciarello.
L

a esposa de la víctima rechazó el pedido de perdón del acusado, “me arrancaste una parte de mi vida, mataste al amor de mi vida” espetó y completó “Era el padre más maravilloso que podían tener mis tres hijos, perdón de nosotros no vas a tener”. El acusado se rindió ante la evidencia, aceptó su responsabilidad en el hecho y la condena de ocho años y ocho meses de prisión por el homicidio de Gustavo Manuel Quiñehual.

Ubaldo Martín Chamorro (31) no estuvo de acuerdo con el modo en que Quiñehual anotó los puntos en una de las manos de la partida de truco que jugaban, luego de compartir una capacitación y asado que ofreció una pinturería de la calle Elflein, para promocionar un nuevo producto de una famosa marca de pinturas.

Con los ánimos exaltados por la ingesta de alcohol, la discusión subió rápidamente de tono y víctima y victimario se trenzaron en una pelea a golpes de puño. Fueron separados por otros asistentes al evento que intentaron poner paños fríos, pero la cuestión no estaba resuelta.

Chamorro se quedó fuera del local, mientras Quiñehual reingresó, buscó su abrigo y abandonó el lugar. Cuando salió a la calle nuevamente fue abordado por Chamorro, quien extrajo un cuchillo de su cintura y le asestó tres puñaladas.

Una de ellas bastó por sí misma para provocar la muerte de Quiñehual, ya que alcanzó la zona hepática y ocasionó una severa hemorragia que en cuestión de minutos causó su deceso, pese a que el herido logró llegar con vida al Hospital Zonal en donde todos los intentos por salvarlo fueron insuficientes.

En el marco de una audiencia de juicio abreviado –que hoy se conoce como acuerdo pleno-, el acusado reconoció el hecho ocurrido en la madrugada del 20 de julio pasado. Es que la evidencia colectada a lo largo de la investigación no le dejó mucho margen de maniobra. Apenas intentar evitar una pena mayor.

La fiscal Betiana Cendón explicó que todo el desarrollo del encuentro había quedado registrado en varias cámaras de seguridad que estaban ubicadas estratégicamente en el lugar para dar amplia cobertura a todos los sectores.

Así, quedó registrada la capacitación y presentación del novedoso producto de la marca de pinturas, luego el asado y finalmente el juego de naipes en el que participaron varios de los asistentes. Después, las cámaras captaron una primera discusión y un enfrentamiento a golpes de puño.

Finalmente, se los ve abandonar el local y aunque no quedó registrado el desenlace del hecho, sí las cámaras captaron el momento en que la víctima abandonó el salón con dos acompañantes, que presenciaron la agresión armada de Chamorro, por lo que ya con ese cuadro no quedaba margen de dudas.

Para completar, las autoridades desplegaron un allanamiento en la vivienda de Chamorro y pudieron recuperar la ropa que vestía aquel día y el cuchillo utilizado para el ataque, que tenía manchas de sangre pese a que había sido lavado.

Por si fuera poco, una vecina del lugar que se despertó a consecuencia de los gritos y discusiones, reveló que se acercó a una ventana a mirar y pudo escuchar como la víctima repetía “no amigo, pará”.

El acuerdo ofrecido por la fiscal Betiana Cendón, fue aceptado por los representantes de la querella, Alejandro Pschunder y Karina Chueri, como así también por el defensor oficial Marcos Cicciarello y el propio acusado, quien esbozó un pedido de disculpas al pasar, aunque sonó más a un compromiso que a un arrepentimiento sincero y real por lo ocurrido.

Por ello, la esposa del fallecido pidió expresar unas palabras antes del término de la audiencia y fue contundente: “Perdón nuestro no tenés, perdón de mis tres hijos no tenés. Me arrancaste una parte de mi vida, mataste al amor de mi vida y al padre más maravilloso que tenían mis hijos”.

“A Gustavo no me lo devolvés vos, ni la justicia ni nadie, solamente Dios hace justicia” cerró con firmeza.

El acuerdo pleno fue homologado por unanimidad del tribunal integrado por los jueces Gregor Joos, Bernardo Campana y Marcos Burgos, quienes consideraron ajustado a derecho el encuadre legal y la aplicación de la condena requerida para el acusado.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas