Actualidad |

CONTINUARÁ SIENDO “EXPEDICIONARIOS AL DESIERTO”

11/07/2018

Aclaran que no se pretende cambiar el nombre a la plaza del Centro Cívico

Aclaran que no se pretende cambiar el nombre a la plaza del Centro Cívico
Todos los 24 de Marzo se repintan los pañuelos.
L

a propuesta de declarar la pintada anual de pañuelos como “patrimonio cultural” ha generado numerosas opiniones y confusiones. Ahora se discute en el Concejo Municipal y quieren escuchar las opiniones ciudadanas. ¿Hasta dónde llegará el debate?

Un proyecto de ordenanza de autoría de la edil Ana Marks (FPV), con el acompañamiento de sus compañeros de bloque, Ramón Chiocconi y Daniel Natapof, propone declarar “como parte del Patrimonio Cultural de San Carlos de Bariloche a la Pintada de pañuelos, que se realiza el 24 de Marzo de cada año en la plaza principal del Centro Cívico”.

Allí se expone que es “una expresión de la cultura popular y tradicional de valor histórico, artístico y antropológico” y solo incluye a los pañuelos pintados en el área que rodea a la estatua principal de la plaza.

El texto cuenta con el respaldo de una gran cantidad de organizaciones, como la APDH Bariloche, H.I.J.O.S Bariloche, Red por la identidad de los lagos del Sur, CTA, Fundación Gente Nueva, Instituto de Formación Docente Cre-Arte, Consejo Directivo del Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB), Instituto de Investigadores en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio (IIDYPCA), por mencionar solo algunos.

Esta iniciativa comenzó a ser sometida a discusión en la comisión de Desarrollo Humano del Concejo Municipal, donde contó con invitados de las organizaciones que colaboraron con la propuesta.

El edil Carlos Sánchez dialogó con este medio e indicó que se ha pedido el dictamen de la comisión de Patrimonio Histórico municipal (el cual fue negativo) y que ahora se ha requerido la opinión de su par nacional, entendiendo que todo el Centro Cívico está dentro de la preservación como patrimonio.

Asimismo, aclaró que hubo una confusión del sentido del proyecto y que nunca se planteó cambiarle el nombre a la plaza Expedicionarios al Desierto, sino que el FPV propone una “valoración de la pintada de los pañuelos y la idea no es tomar una decisión a corto plazo, sino fomentar la participación, analizar en comisiones el tema y escuchar a todos los que quieran sumarse”.

Con respecto a una posible consulta popular por el tema, Sánchez respondió: “ni lo charlamos, pero como cualquier tema de tanta discusión se puede llegar a dar. Aunque para llegar a esa instancia debe recorrer todo un camino y esa sería la última opción”.

“Si es por eso, también se cruza en esta discusión la presencia del General Roca en la plaza, que muchos vecinos opinan que no deberían estar ahí. Pero por eso no debemos olvidarnos que está en pie la idea del Paseo de la Memoria, que vamos a indagar porqué aún no se ha comenzado a desarrollar o qué problemas de presupuesto ha tenido”, agregó. 

Los fundamentos del proyecto 

El bloque opositor fundamentó en su iniciativa, que desde la recuperación de la democracia, cada 24 de Marzo, en todo el país, se realizan diversos actos, marchas y recordatorios del  golpe de estado cívico militar de 1976, que instaló la tortura, asesinato y desaparición de 30.000 personas y el robo de más de 400 niños y niñas.

En Bariloche, desde hace 18 años, se realiza entre otras actividades, la “Pintada de Pañuelos” en la plaza del Centro Cívico. “Este acto sostenido por la iniciativa popular se ha convertido en una tradición que nos recuerda a todos como sociedad, que nunca más podemos permitir un estado terrorista que ataque y persiga las diferencias políticas y sociales”, según indicó la legisladora barilochense.

El pañuelo es el símbolo de las Abuelas y las Madres de Plaza de Mayo. Es  reconocido a nivel mundial como ícono de la lucha que ellas iniciaron en 1977 buscando a sus hijos e hijas y continúa hoy buscando a sus nietos desaparecidos.

“Es un símbolo de la democracia y su defensa irrestricta. Símbolo de la búsqueda de juicio y castigo a los responsables militares y civiles de la dictadura”, argumentó Marks.

La tradicional Pintada de Pañuelos en nuestra ciudad comenzó en el año 2000. Esta iniciativa fue originalmente impulsada por los organismos de DDHH en conjunto con la CTA Río Negro, encabezada por su secretaria general Graciela Bedini. A la propuesta se fueron sumando numerosas organizaciones gremiales, políticas, sociales, de pueblos originarios, familias que participan con sus hijos.

“Esta actividad instituye un símbolo de la lucha por los Derechos Humanos que perdura todo el año, y nos obliga a ejercitar la Memoria, sosteniendo los valores de Verdad y Justicia. Reúne una cantidad de personas que crece año tras año y convoca incluso a turistas que participan y se interiorizan sobre lo que ocurrió en nuestro país, en esa noche larga y oscura de la dictadura cívico militar”, fundamentaron los ediles del Frente Para la Victoria.

 “Por ello, entendemos que es necesario reivindicar el espacio del Centro Cívico y su ‘Repintada de pañuelos’ como espacio de memoria, verdad y justicia y en consecuencia, como espacio estético, político y simbólico. Creemos que, dado su carácter, ‘La repintada’ y su producto, los pañuelos pintados, deben ser considerados parte de este acervo cultural que constituye nuestra identidad como argentinos en primer lugar y como barilochenses, en tanto esta tradición ya es propia y particular de nuestra población”, se agregó.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas