Actualidad
17/04/2018

Estudio de la Universidad del Comahue indica que pescadores perciben contaminación en ríos y lagos de la región

Estudio de la Universidad del Comahue indica que pescadores perciben contaminación en ríos y lagos de la región
L

os pescadores comienzan a advertir a la contaminación como un problema en la zona de Bariloche y la naciente del río Limay. Especialistas de la Universidad Nacional del Comahue recomiendan prestar atención al tema porque puede afectar la valoración simbólica de la Patagonia a nivel internacional, como un espacio natural. La investigación la llevan adelante un grupo de trabajo de la UNCo, a través de un convenio con la Mesa de Pesca Deportiva de la Zona Andina de la provincia de Río Negro, representada por la Asociación de Pesca y Caza Nahuel Huapi.

El estudio busca establecer la incidencia económica, social y ambiental de la pesca deportiva-recreativa en la zona de influencia de Bariloche y producir recomendaciones para la construcción de políticas públicas vinculadas a la actividad en los ambientes de la cuenca del Limay dela zona de los lagos Andino-Patagónicos de Río Negro.

El equipo de trabajo interdisciplinario está integrado por los licenciados en Turismo Daniel Nataine, Alejo Simonelli, Paola Nahuelquir y José Aranda, todos de la Facultad de Turismo, y los biólogos Marcelo Alonso, Patricio Macchi y Santiago Juárez, del Centro Regional Universitario Bariloche.

El relevamiento está en curso, aún se están realizando las encuestas a los pescadores y a los prestadores turísticos, aunque el volumen de trabajo realizado ya les permite a los investigadores ir esbozando algunas conclusiones preliminares.

Alejo Simonelli explicó que “uno de los objetivos de la investigación es estudiar el perfil del pescador que visita la zona de Bariloche, este estudio se limita al lago Nahuel Huapi del lado rionegrino, desde Dina Huapi hasta cerro López, y el río Limay desde la naciente hasta Alicurá. Esta zona tiene una gran afluencia de pescadores, tenemos todo el Limay como principal recurso pesquero con mosca y el Nahuel Huapi como gran escenario de pesca. El ambiente es mucho más grande, en otra instancia se propone hacer un estudio más amplio que abarque el lago Mascardi, la cuenca del Manso”.

“En esta primera etapa lo que hicimos fue caracterizar el perfil del pescador, sea turista o residente, los encuestadores entrevistan a todos porque nos interesa saber el perfil que tienen, el comportamiento, las expectativas, por qué eligen el lugar, el nivel de gasto, que sabemos no va a ser el mismo el de un turista extranjero, el que viene de Buenos Aires, el del Alto Valle o el residente de Bariloche, nos interesa tener todos esos datos relevados porque es movimiento económico que deja la pesca”, señaló.

Otro de los datos que buscaron fueron “los inconvenientes que han tenido, la impresión sobre el servicio de alojamiento, la accesibilidad a los lugares de pesca y si han tenido algún otro inconveniente, datos que nos permitan tener un papeo general que nos permita traducir en políticas públicas y en acciones concretas”.

Simonelli advirtió que “los pescadores que tienen mucha experiencia están planeando el problema de la contaminación, si bien se valora a la Patagonia como un lugar de ambiente limpio y aguas cristalinas, empieza a notarse cierta desconformidad con los basureros que se generan en los ambientes, presencia de contaminación del lago y en algunos sectores del río, es un tema que empieza a ser recurrente en las entrevistas que estamos haciendo, algo que a priori no teníamos identificado como problemática ni que tuviera tanta ponderación ni que fuera advertido con tanta frecuencia”.

Precisó que hicieron “un muestreo temporal que va de noviembre a abril en los lugares que están habilitados por la temporada de pesca y en Alicurá, que está abierto todo el año, también tomamos el periodo mayo-octubre, durante toda la temporada hicimos un muestreo de más de 200 entrevistas a pescadores, que es un número muy representativo de la población de pescadores que hay en esa zona, también se hicieron entrevistas a los prestadores de servicio, hoteleros, guías, comerciantes del rubro, para tener la otra mirada del recurso, del producto turístico y a partir de ahí evaluar qué propuesta se puede hacer”.

La licenciada Nahuelquir brindó detalles acerca de la recolección de la muestra de la investigación. En marzo estuvimos haciendo entrevistas a prestadores de hotelería, guías exclusivos y comercios del rubro, la respuesta de estos sectores ha sido positiva y estamos volcando los datos a la matriz y analizándolos”, informó.

Por su parte, el docente e investigador y, a la vez, vicerrector de la UNCo, Daniel Nataine, afirmó que “el primer problema que aparece es la dificultad en los accesos a los lugares de pesca, la privatización de espacio público, un problema que es patagónico, no es exclusivo de la provincia de Río Negro y ocurre también en Neuquén y Chubut” y agregó que “también se observa el conflicto que genera la pesca extractiva, el furtivismo, el estudio no está terminado pero advertimos que se está requiriendo mayor control como una política pública”.

“Los turistas extranjeros mantienen la valoración de la Patagonia como espacio natural, la Patagonia se caracteriza en la valoración del pescador internacional, de acuerdo a otros estudios anteriores que hemos hecho, por la calidad ambiental de las cuencas, hace diez años un pescador europeo decía en la Patagonia los ríos están como estaban en Italia hace cien años, esto va cambiando porque problema que hay con la deposición de residuos en lugares donde hay mucho ingreso y no hay una jurisdicción clara, en los lugares donde está Parques Nacionales la regulación es mayor o donde es jurisdicción de las provincias”, afirmó Nataine.

Destacó que “por un lado el reclamo es mayor acceso público y por otro en los lugares donde mayor acceso ahí es donde se registra mayor contaminación, en principio visual porque simultáneamente, en Bariloche, hay un grupo que estudia la calidad del agua, básicamente todos los efluentes que se arrojan sobre el Limay y ambientalmente son lugares que están bien, pero es importante la valoración que hace el turista porque si empieza a afectar internacionalmente puede ser un problema, el turista decide dónde va por cuestiones simbólicas, valora desde el punto de vista simbólico no sólo la calidad del servicio, la modalidad de alojamiento”. (Fuente: Prensa Universidad del Comahue)

Noticias Relacionadas
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas