Actualidad
12/02/2018

Los argentinos bajaron el volumen de compras de artículos en Chile

- AUNQUE EN EL FIN DE SEMANA LARGO HUBO PRESENCIA DE TURISTAS -Hasta poco tiempo atrás, con un dólar a menor valor, eran habituales los “tour de compras” a Chile. Este fin de semana largo ya no hubo tantos viajeros compradores, pero de cualquier manera los turistas cruzaron la cordillera por el Paso Cardenal Samoré y se observaron algunas largas filas, aunque no existen registros reales a la fecha.

Los argentinos bajaron el volumen de compras de artículos en Chile
Se nota la baja de las ventas en Chile ante la menor cantidad de turistas argentinos.

Por Juan Carlos Montiel
[email protected]

El furor nació a partir de adoptar la práctica de “cuidar el bolsillo” y por ello era habitual encontrar en Bariloche a numerosos vecinos que hablaban sobre las bondades de los precios en tierras trasandinas y viajaban a comprar. El atractivo se fundaba principalmente por la diferencia cambiaria, pero en la actualidad, a partir que el dólar en Argentina se revalorizó, ya la situación de los compradores no es tan favorable.

El “compre chileno” era tan ventajoso que incluso declarando la mercadería comprada y pagando los aranceles aduaneros, igual se adquirían productos más económicos. La cifra fiscal que cobra la Aduana-AFIP en concepto de excedente a la franquicia límite es de 150 dólares para compras en el exterior, donde se abona un 50% del producto que ingresa a este país.

En el ranking de los artículos que más compraban los argentinos en Chile, eran LCD, computadoras y teléfonos celulares, artículos del rubro textil, zapatillas y otros. Justamente, la diferencia más amplia en cuanto a precios se daba en los productos más caros.

El aumento del dólar en la Argentina hizo que el cambio sea desfavorable. A esa circunstancia se suma la reducción gradual de impuestos para la tecnología que implementó el gobierno nacional, situación que propició una mayor competencia en el mercado local. Comparativamente, en muchos productos electrónicos la diferencia es exigua, y con el pago del excedente de la franquicia comprar un artículo en Chile incluso puede resultar más caro que adquirirlo en la Argentina, sin contar que aquí se puede pagar en cuotas y en el país vecino no.

Análisis chileno

Un informe de la Cámara Nacional de Comercio de Chile (CNC) confirmó lo que se percibe en los comercios de Osorno: la incipiente caída del consumo por parte de los visitantes que provienen de este lado de la cordillera. El gasto con tarjeta (crédito y débito) de los argentinos que cruzaron a Chile -que representan el 38,7% de las compras de extranjeros con este medio de pago–, durante el 2017 fueron de más a menos, terminando el cuarto trimestre con una caída anual de 7,8%. Si bien el año cerró con un alza total del 21%, el porcentaje de crecimiento es muy inferior al 104% registrado durante el 2016.

“Respecto del crecimiento real anual de las ventas con tarjeta de extranjeros durante el cuarto trimestre de 2017, la categoría Consumo/shopping alcanzó una baja de 7,1%, que se explica principalmente por la caída de las compras de argentinos en el último cuarto del año”, asegura el informe.

Desde la Cámara de Turismo de Osorno informan que en lo que va de enero la ocupación en esa localidad ronda el 52% y que esperan cerrar con un 60%. Aún con el mejor escenario, registrarían 8 puntos porcentuales por debajo de la ocupación de enero de 2017. Mientras que el año pasado el 50% de los turistas que se alojaban en Osorno eran extranjeros (principalmente argentinos), este año la proporción se habría reducido al 40%.

Se achicaron las diferencias

Un estudio realizado por la consultora GfK Consumer Choices arrojó que mientras en el 2016 comprar un notebook en Argentina era un 58% más caro que en Chile, en 2017 esa diferencia se redujo a un 17 por ciento. Con la estampida del dólar a casi 20 pesos en los últimos días, hoy la diferencia se redujo más.

De esta manera, comprar tecnología del otro lado de la frontera ya no justifica el viaje. Incluso varios modelos de notebooks, smartphones y algunos TV LCD están más baratos en nuestro país.

Por ejemplo, un Smartphone Samsung J7 Prime liberado se consigue en Argentina, por Mercado Libre, a $ 7.200 pesos (u$s 361) en 12 cuotas sin interés. El mismo modelo en tienda Paris o Falabella de Chile no sólo cuestan más caro (entre $ 7.500 pesos y $ 8.000), sino que a ese monto se le debe sumar el excedente que hay que pagar en la aduana por superar la franquicia (el límite es de 150 dólares). En definitiva, el mismo teléfono comprándolo con tarjeta en un solo pago o en efectivo en Chile, termina costando 489 dólares, unos 9.700 pesos argentinos.

Quizás en indumentaria importada, ropa de cama, baño y mantelería, siga habiendo ofertas tentadoras, aunque también en esos rubros la brecha se redujo. Hoy el mismo modelo de zapatillas Nike que se puede conseguir en nuestro país desde $2.300, en Falabella de Chile está a $2.600. La diferencia considerable se advierte en las ofertas que suelen hacer las grandes tiendas, ya sea a través del “2x1” o descuentos de hasta el 70% en algunos casos. (Con datos de cámaras empresariales chilenas, la consultora GfK Consumer Choices y el Ministerio de Turismo de la Nación).

Datos turísticos

Cifras difundidas por el Ministerio de Turismo de la Nación: durante el fin de semana viajaron 2,19 millones de turistas, lo que representa un crecimiento del 7% con respecto al valor registrado en 2017, y se espera un impacto económico de casi $5.900 millones. La estadía media asciende a 3,7 noches, dejando un volumen total de 8,2 millones de pernoctaciones, valor 6,5% mayor que el de 2017. El gasto promedio por turista sería de $2.688, un 23,2% más que el del fin de semana de carnaval anterior. De acuerdo con los datos que surgen del Anuario Estadístico de Turismo, la cantidad de viajeros que se desplazaron por el país en el feriado de carnavales de 2018 representan un récord histórico. Los resultados en los años anteriores fueron: 1,83 millones de turistas en 2011, 1,94 millones en 2012, 2,09 millones en 2013, 1,74 millones en 2014 y 2,05 millones en 2017. No hay mediciones de los años 2015 y 2016.

La costa atlántica fue uno de los destinos más elegidos y la congestión en la Ruta 2 durante las últimas horas del viernes y el sábado así lo demostró. La capacidad hotelera de Mar del Plata, por ejemplo, presentaba una ocupación del 92% de sus 66.000 plazas registradas. También hubo un gran índice de ocupación en nuestra ciudad, y los clásicos destinos de Córdoba y Entre Ríos.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram