Cultura
25/12/2017

La Asociación de Plásticos da el presente en La Llave

- EN EXPOSICION HASTA FEBRERO -  Obras de 20 de sus asociados se pueden apreciar desde el viernes en el espacio de la Escuela de Arte. Una buena excusa para averiguar cómo le fue a la entidad durante el año que finaliza. 

La Asociación de Plásticos da el presente en La Llave

Por Adrián Moyano
[email protected]

Tiene razón Viviana Dziewa cuando dice que el ingreso de la Escuela “La Llave” ya es una “espacio de arte” antes que un hall. Hasta fines de febrero, se podrán apreciar allí obras de Ingjerd Hansen Juvik, Guite Hoffmann, Fernanda Perícola, Wendy Merchant, Luis Talamonti, Cris Rocha, Estela Bruera, Stella Maris Graff, Beatriz Biscay, Miguel Ángel Vitaliti, Juan Manuel Ferrarini, Nadia Guthmann, Perla León, Bárbara Drausal, Fernanda Cavallaro, María Fernanda Ungar, Viviana Fernández, Gaby Larrea,  Luciana Lagorio, la propia Dziewa y Natalia Eggui. Una suerte de representación espontánea de la Asociación de Artistas Plásticos de Bariloche (AAPB).

La inauguración resultó propicia para que Daniel De Gaetano, presidente de la entidad, trazara un balance sobre 2017 a instancias de El Cordillerano. “Para la AAPB fue un buen año. Como siempre, empezamos trabajando para la muestra pensando que la Municipalidad nos daba una semana para Septiembre + Bariloche = Arte y nos terminó dando dos semanas. Y a partir de 2018, el SCUM -que fue formado por la propia AAPB hace muchos años- va a ser nada más que para exposiciones de artistas, al igual que la sala Frey. Esto no lo habíamos podido lograr con las gestiones anteriores, así que con esto, 2017 fue un buen año”, resumió.

La búsqueda de extender los períodos de exposición tenía un fundamento. “Cuando nos propusieron exponer en el SCUM, teníamos muy poco tiempo. No podíamos proponerle a la gente de la AAPB que trajera una escultura y pagara 700 de flete para exponer nada más que una semana. Hay obras que son fáciles (de transportar) y otras complejas. Entonces, al final conseguimos dos semanas y hubo una buena predisposición por parte de Cultura para que el año que viene esté más tiempo cada expositor. Se tendrían que empezar a dar cuenta (los funcionarios políticos) del nivel que tiene la parte plástica en Bariloche”, pidió De Gaetano. “Ya en las épocas de (Américo) Panozzi se estuvo por armar una Escuela de Bellas Artes. Entonces, hay cosas que deberían darse cuenta porque van determinado la identidad de una comunidad”.

En cuanto a la muestra en la Escuela Municipal de Arte, “fue una propuesta de Vivi (Dziewa): que las muestras que se realicen durante todo el verano sean de la AAPB”, continuó De Gaetano. “Bariloche tiene un buen nivel de artistas plásticos hace muchísimos años porque es una ciudad de 150 mil habitantes que tiene cinco grandes premios con Medalla de Honor en el Salón Nacional de Bellas Artes, lo cual es mucho. Yo vengo de La Plata, que tiene un millón y pico y no sé si en relación con la cantidad de habitantes, tiene esos premios”. En consecuencia, la iniciativa de “La Llave” es “muy buena para la AAPB y para Bariloche: que haya espacios públicos para que la actividad artística pueda mostrar sus trabajos”.

{galeria}cultura251217{/galeria}

Crecimiento

Sobre el devenir de la entidad, su presidente apuntó que “en los últimos años ha estado creciendo y ha incorporado otras disciplinas. Nos estamos moviendo para tener una sede propia, hace varios años que venimos con esa intención y seguimos apuntando a eso, a pesar de que muchas cosas se fueron bajando desde el Estado. Vamos a seguir insistiendo”, avisó De Gaetano.

Por su parte, la anfitriona precisó que el lugar que cobijó tantas exposiciones en los últimos tiempos “ya no es el hall de La Llave, es el Espacio de Arte. Ya le vamos a poner un nombre... Hará siete años que empezamos y se consolidó. Es bueno porque ahora estoy armando el cronograma del año que viene y me encanta, porque hay mucha gente joven que no conozco y eso es alucinante, porque se renueva el arte. Sigue siendo un mecanismo de expresión alucinante y se renueva la sangre”, compartió.

La entidad invitada tiene muchos más asociados pero “la propuesta fue abierta: los de la AAPB que querían exponer se anotaron, sólo para saber qué cantidad de obra y así fueron trayendo sus trabajos. Hubo una chica que se asoció hace dos días porque quería participar de la muestra, así que eso está bueno para que no seamos siempre los mismos. Hay que dejar el camino abierto a gente nueva con otras ideas y con propuestas. Nosotros cuando éramos jóvenes, nos quejábamos porque la AAPB era de viejos carcamanes que no nos querían dejar exponer (risas), entonces no queremos que pase lo mismo”, señaló Dziewa.

Durante “Septiembre + Bariloche = Arte” se puso en común otro logro de la AAPB. “Aprovechamos para presentar el catálogo. Un dinero que provino de Provincia, que entregó (Alberto) Weretilneck y también estaba (Gustavo) Gennuso, lo llevamos al catálogo para empezar a crecer y visibilizarnos. Se pueden dar varias interpretaciones sobre para qué sirve un catálogo pero una es esa: empezar a visibilizar a la AAPB y su nivel de artistas. Casualmente, Vivi estuvo en Ecuador y llevó nuestro catálogo”.

“Y traje un catálogo de la Asociación de Artistas Plásticos de Guayaquil”, sumó Dziewa. “Es un modo muy fácil de hace intercambio. Además, habría que darle la idea a los funcionarios políticos porque a veces, hacen tantos regalos protocolares… El catálogo puede estar incluido porque es una manera de difundir el trabajo de los artistas de Bariloche cuando viene gente de otros lugares. Es una buen herramienta”, añadió.

Sobre la publicación, añadió De Gaetano: “las obras no se pueden estar llevando pero el catálogo sí y habla de lo que es esa comunidad. Un catálogo muestra el nivel cultural que tiene esa comunidad, en este caso a través de la AAPB. Eso es importante. Como no hay una sala permanente y la gente viene esporádicamente, como mucho una semana y después se va, con el catálogo se empieza a ver lo que tiene Bariloche en otros lugares”, consideró. Habrá uno nuevo en 2018.

El arte como vía de escape

Como toda muestra colectiva, los lenguajes que se ofrecen son múltiples. Pareciera que algunos o algunas de las expositoras pintaran hasta la noche anterior a la inauguración: una de las obras refiere al drama del submarino ARA “San Juan”, herida que todavía no empezó a cicatrizar. Otra pareciera remitir a la sucesión de represiones que tuvieron lugar en Buenos Aires en el lapso de unos pocos días.

Viviana Dziewa concedió y aclaró: “hay varias (actuales)… En el caso de la obra de Cris Rocha (una herida sobre un mapa de la capital), no es de hace poquito pero me comentaba que le impresionó porque le parecía hecha ayer. Además, hay un par de obras hechas en estas últimas semanas porque más allá de una expresión, el arte también es vía de escape. Uno se encierra en el taller y explota con todo lo que está pasando. Entonces, hay varias obras, cada una con su lenguaje, que están reflejando estos últimos meses”.

La organizadora participa con una escultura, un vestido traslúcido que deja ver en su interior un grupo de mariposas. “No es reciente, es de una serie de unos tres o cuatro años atrás: vestidos a modo del traje de los súper héroes. Por ejemplo, Clark Kent, que se viste como Superman y empodera sus deseos... Eran como vestidos para propiciar acción, juegos que uno inventa”, señaló la artista.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram