Deportes
28/11/2017

Entrenadores nacionales dieron una capacitación en Bariloche

Leonardo Lorenzo, técnico nacional, y Martín Riveros, preparador físico, son los entrenadores de la selección nacional femenina de hockey pista, que logró la medalla de plata en el Panamericano de Hockey Indoor, jugado en Guyana en octubre. Participaron de un taller, en la Casa del Deporte, en el que ofrecieron dos jornadas de formación, que compartieron con entrenadores y jugadores del hockey local. 

Por Verónica Lohrmann
[email protected]

Con participantes provenientes de Bariloche, Allen, Lago Puelo y El Bolsón, el miércoles 22 y el jueves 23 de noviembre, se desarrolló esta interesante jornada de capacitación en la que se trataron temas técnicos y tácticos -salidas, bloqueos, cortos en defensa y ataque, uso de la tecnología-, y también físicos -fuerza, resistencia, coordinación, velocidad, peso corporal, entrenamientos semanales-, con apoyo de material audiovisual en donde se vieron ejemplos aplicados a jugadas y a ejercicios de entrenamiento.

El objetivo inicial del evento, que no tenía ningún tipo de costo, “era capacitar. Necesitamos clínicas, cursos, talleres, constantemente. Creo que la capacitación en los profesores que nosotros tenemos como asociación es importantísima. Nos abre la cabeza, nos da variedad de juego. El objetivo es empezar a dar el puntapié para las capacitaciones, y que los clubes de acá nos demos cuenta de que hace falta”, señaló Manuel Iglesias, presidente de la Asociación de Hockey Bariloche y referente del hockey pista en la Confederación Argentina de Hockey.

Los encargados de la formación, son de reconocida trayectoria: “Tengo una amistad grande con los chicos. Son los entrenadores nacionales y dentro de la Confederación es lo mejor que hay. Y se ofrecieron a venir gratis. Es importantísimo. No siempre eso se logra. Nosotros queríamos que sean de pista”. Además, agregó: “Creo que contagiar la pista en todo el país, eso es lo más importante. Que Buenos Aires vuelva a jugar pista; Córdoba, Salta, San Juan empiecen a jugar. Ese es el desafío más grande. La Patagonia ya está jugando pista, no va a dejar de jugar pista. (…) El seleccionado lo que termina siendo es un aditivo que se les da a los jugadores. Esto de querer seguir entrenando, un estímulo muy importante”.

La importancia del entrenamiento

Martín Riveros es preparador físico de la selección femenina. En el Panamericano de Guyana en octubre de este año, como el preparador de los varones no viajó, el “profe” fue a trabajar también con la masculina. Ambas llegaron a la final. Las chicas perdieron un partido muy ajustado contra Estados Unidos y los varones fueron superados por un poderoso Trinidad y Tobago.

Lo que trajeron a esta formación es la importancia vital del entrenamiento: “es lo que vinimos a inculcar. La verdad es que se está entrenando poco. Es una realidad: entrenan dos veces por semana. Entonces, si una chica falta un día, entrena una vez, más el partido. La idea es que entrenen, si es posible, los cinco días. Si se puede hacer doble turno, mucho mejor. Eso es lo que vinimos a tratar de inculcar, para acercar el interior a lo que entrena Buenos Aires”, explicó Riveros. Para equiparar la parte física. “En lo técnico a lo mejor hay chicas muy buenas, pero después en lo físico es en donde estamos fallando”.

Conforme con el curso, comentó: “de los cursos no es que nos llevamos todo, pero tener dos o tres cosas puntuales para después bajarlo al club. Los clubes después son otra realidad, pero se puede trabajar. Tratar de mejorar el club para ver si se pueden incorporar más chicas del Sur a la selección”.

El valor de la formación

“Ahora estoy devolviendo lo que tanto yo aprendí y tanto me gustó, de tanta gente”, expresó Leonardo Lorenzo. “Venir dos o tres días a compartir todo lo que uno tuvo la suerte de poder tener porque está del otro lado; el material, la información. Lo mínimo que podemos hacer es pasárselo a la gente”.

Sobre el papel del entrenador, el técnico opinó: “De a poco, hay que intentar ir cambiando ese mito, y pelear contra lo que fuera. Meter un entrenamiento más y acercarnos un poco más en lo físico y acercarnos un poquito más en lo otro. ¿Cuesta? Sí. Todos los cambios, salir de la comodidad o del confort de uno siempre cuesta pero bueno, después la satisfacción es mucho mayor. (…) Cuando ya lo lograste, es el puntapié para un montón de cosas más”.

El objetivo es llegar a los entrenadores técnicos y preparadores físicos: “Nosotros apuntamos, no sólo a que crezca en todo el Sur -que ya está, pero que se entrene mucho más fuerte-, sino también que crezca en las provincias que no tienen, para que después la base sea de sesenta y no de veinticinco. Ahí es donde nosotros queremos apuntar porque es la única manera de crecer”.

Conocer y apreciar los propios recursos

“Todos aspiramos a lo mejor. Todos queremos entrenar y tener lo de Las Leonas. Pero ninguno tiene jugadoras que se dedican a eso, que tienen las 24 horas. Tenemos gente que estudia, que trabaja, que tiene familia, que tiene novio, y que no vive del hockey. Entonces lo más real, y que ellas nos crean, es de a poco ir consiguiendo los objetivos más cercanos. (…)En la pista, no vamos a hacer concentraciones de un año y medio antes de los Panamericanos. Vamos a hacer una concentración de seis meses, pero ¿qué sería lo ideal?, que vengan con una base física y técnica que te ahorre un montón de tiempo y que te dediques sólo a lo otro”, finalizó Lorenzo.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram