Judiciales
21/11/2017

Rechazaron impugnación y no accederá a salidas transitorias

- POLICIA CONDENADO POR ASESINAR A UN CAMARADA -  Semanas atrás un tribunal revocó la decisión del juez de Ejecución Penal y habilitó la reedición del pedido para que dos detenidos accedan a salidas transitorias. El tercero involucrado en el caso intentó a través de su defensa los mismos planteos, pero otro tribunal rechazó la petición y no accederá al beneficio por haberse desviado reiteradamente del camino lógico cuando accedió a un permiso especial para asistir a la universidad.

P
or Mariano Colombo
[email protected]

Diego Fabián Montesino fue condenado a prisión perpetua hace casi doce años. Fue considerado partícipe necesario del homicidio agravado de su camarada Mauricio Cornejo. Al igual que sus consortes de causa, José Riffo y Héctor Ossés, está detenido en Viedma y había recibido un permiso extraordinario para concurrir a la universidad a estudiar.

Con una tobillera magnética monitoreada por satélite, las autoridades pudieron acreditar que en reiteradas ocasiones se desvió del camino lógico para ir a la universidad y permaneció en otros lugares para los que no había sido autorizado.

Al igual que en el caso de sus “compinches”, el beneficio de las salidas extraordinarias para estudiar fue revocado. Sin embargo, a diferencia de aquellos, en una audiencia de impugnación sus planteos fueron rechazados, confirmando lo que resolvió el juez que controla la ejecución de la penal.

Semanas atrás, los jueces Marcelo Barrutia, Gregor Joos y Miguel Gaimaro Pozzi revocaron una resolución del juez Juan Martín Arroyo y de modo indirecto habilitaron a la defensa de Riffo y Ossés para que insista en el pedido y obtener las salidas transitorias para sus asistidos. En esa ocasión actuó el defensor oficial Juan Pablo Laurence y el fiscal Guillermo Lista no se opuso.

Ahora, los jueces Héctor Leguizamón Pondal, Gregor Joos y Miguel Gaimaro Pozzi rechazaron un planteo idéntico realizado por el defensor oficial Marcelo Álvarez Melinger, en representación de Montesino, luego de la oposición del fiscal Martín Lozada.

Es que el interno había sido beneficiado con un permiso excepcional para concurrir a una casa de estudios de la capital provincial, aunque a través del sistema de rastreo satelital pudieron determinar que en varias ocasiones se desvió del camino y hasta no concurrió al establecimiento educativo.

Su defensor argumentó que ya había aprobado la materia que tenía que cursar en esas ocasiones, por lo que acordaba el encuentro con varios de sus compañeros de estudios en distintos lugares, para realizar trabajos prácticos y completar otras tareas atinentes al estudio.

El juez Arroyo, había considerado inválidas las excusas del interno y canceló el permiso excepcional para estudiar. Además, al haber abusado de la oportunidad que se le había otorgado, se le rechazó el pedido de salidas transitorias que reclamó después. Esa resolución del juez de Ejecución, fue confirmada ahora por el tribunal de impugnación.

Condenados a prisión perpetua

Héctor Ossés, José Riffo y Javier Marifil, se presentaron frente a una sucursal del supermercado Todo de El Bolsón, ubicada en la calle Belgrano al 800. Eran las 22.45 del 19 de diciembre de 2004. Diego Montesino, los esperaba al volante de su propio automóvil, un Volkswagen Gol rojo.
Los asaltantes, miembros de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Río Negro, aguardaron que la puerta cerrada del comercio se abriera para que pudiera salir uno de los empleados de la carnicería y allí ingresaron portando armas y amenazando a los presentes.

Mauricio Cornejo, un joven agente que cumplía servicios adicionales en el lugar, posiblemente reconoció a los agresores, quienes resolvieron rápidamente la complicación: con el arma apoyada en la nuca le efectuaron un disparo que lo mató instantáneamente. Luego efectuaron otro disparo de gracia.

Después del atraco y asesinato, continuaron con su plan, se apoderaron de unos veinticinco mil pesos que nunca aparecieron y escaparon hacia Bariloche. Al hacerlo superaron varios controles policiales mostrando sus placas de policías y señalando en los retenes que trabajaban en la investigación del caso, intentando confundir a sus colegas apuntando datos totalmente falsos sobre el hecho.

Sólo 24 horas después, Marifil se suicidó, al verse acorralado, en el baño de la Brigada de Investigaciones de Bariloche, dejando algunos indicios de que estaba involucrado e involucrando a sus “compinches” que poco después fueron detenidos y reconocieron su participación en el hecho, aunque adjudicaron el disparo mortal al fallecido Marifil.

A casi un año del crimen, la Cámara Primera del Crimen condenó a Diego Montesino, José Riffo y Héctor Ossés a la pena de prisión perpetua.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram