Actualidad
22/12/2016

Se realizó la primera intervención del programa Sustentabilidad Energética

Fidelina Llancamil del barrio Alborada fue la primera de las beneficiadas. Referentes del Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social y de la Fundación Foro de Vivienda Sustentable y Energía llevan adelante las tareas de mejoras de la casa.

Se realizó la primera intervención del programa Sustentabilidad Energética
Para cada una de las intervenciones, en esta etapa, el IMTVHS destina un máximo de $6000.

Fidelina supera los 70 años, y hace más de 40 años que vive en su vivienda de calle Mascardi. Desde hace 2 años sufre problemas respiratorios crónicos, cuadro que coincidió con la aparición de humedad en su casa.

Durante este tiempo intentó dar solución a esta situación consultando a distintas personas que venían a realizar trabajos, pero al no tratarse en forma integral seguía sin poder encontrar una respuesta definitiva al problema, y su estado de salud seguía empeorando.

Su vivienda es una de las 100 que fueron diagnosticadas por el equipo técnico que integra el Programa de Sustentabilidad Energética, que está siendo aplicado desde principio de año por la Fundación FOVISEE (Foro de Vivienda, Sustentabilidad y Energías), y articulado localmente por el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social.

Valeria Hernandez, Vice presidenta del área municipal detalló el alcance de esta metodología que permite “diagnosticar integralmente el estado de una vivienda, tanto en lo que respecta a la seguridad y a la calidad de vida de las familias, como en su desempeño energético, para luego poder dar una intervención sabiendo a ciencia cierta lo que es necesario cambiar, optimizando recursos como también ahorrando el uso de los servicios como el gas”.

Este fue el caso de la casa de Fidelina Llancamil que luego de realizar este paso, se determinó que la humedad provenía de la ausencia de un sistema de aislación en los techos, y el tanque de agua no poseía base ni techo, además de no contar con ventilaciones para el sistema de gas ni en el baño, lo que producía condensación en el ambiente.

Para cada una de las intervenciones, en esta etapa, el IMTVHS destina un máximo de $6000, pero en caso de requerirse alguna inversión mayor se puede articular con otros programas.

“Pasa muchas veces que la gente recibe, por ejemplo, chapas u otros materiales, pero que no le son necesarios para dar solución al problema de sus viviendas. Con esta metodología podemos optimizar la administración de recursos, solicitando puntualmente lo que es necesario, y dar prioridad a la salud y a la seguridad de los vecinos”, agregó Hernandez.

Fidelina había comprado unas placas de yeso con sus soportes metálicos a través de un microcrédito, también otorgado por el Instituto, material que también fue utilizado durante este primer operativo.

En esta etapa, el equipo de la Fundación FOVISEE, que en esta oportunidad estuvo integrado por su presidente Nicolás Maggio, el equipo técnico Jesús Niz, Valentina Costa, Josefina Bogaard y Ana de Andrés, se encuentran realizando estas intervenciones capacitando a personal del Instituto como también del programa Argentina Trabaja.

En próximas semanas se espera avanzar y poder multiplicar esta experiencia que busca mejorar la calidad de vida de los barilochenses, como fue el caso de Fidelinda Llancamil quien puede regresar a su casa con las condiciones para poder ser habitada, sin correr riesgo ni su salud ni su seguridad. (Prensa Municipalidad de Bariloche)

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram