Menu
Facebook Twitter

Herederos de Kazó cumplió diez años con arduo trabajo social

Mucho ritmo y color durante una de las pasadas. Mucho ritmo y color durante una de las pasadas.

- MUCHO MAS QUE UNA MURGA -

La murga Los Herederos de Kazó nació en el corazón del barrio Nueva Jamaica, del kilómetro 13 de Av. Bustillo, y cumplió diez años con un balance de integración social muy amplio y positivo.

 

Por Susana Alegría
[email protected]

El Cordillerano dialogó con Claudio Paz, referente del grupo, que hizo un balance de lo realizado hasta el momento, anunció los proyectos a corto plazo y los sueños que sin dudas, irán logrando.

Claudio Paz vino desde la zona de Lomas de Zamora, en Buenos Aires, donde ya había desarrollado actividades relacionadas al carnaval. Fue una necesidad irse de allí con su familia, donde había vivido situaciones muy complicadas relacionadas con la inseguridad.

“Fue una bisagra en mi vida y había que tomar decisiones, cuando llegué haría un mes que se había creado la murga y no dudé en sumarme, todo ayudó un poco, mi concepción de la vida, de la política, de la tierra y del Carnaval me ayudó a decidirme por Nueva Jamaica”, dijo.

El inicio

Desde su creación, Herederos ya estaba integrada por muchos vecinos, “nació por medio de una asamblea vecinal, el barrio estaba siendo presionado y acosado por lo que llamamos las mafias inmobiliarias”, dijo. “Varias situaciones obligaron a los vecinos a empezar a pensarlo como algo colectivo y con la necesidad de hacerse visible de una manera más real”.

La murga fue uno de los puntales de esa imagen que se quería dar, por medio del arte se comenzó a transitar los barrios, salieron a las calles. “La idea era interactuar con los barilochenses, necesitábamos transformar esa imagen que tenía mucha gente de nosotros”. Sacarse el cartel que les habían puesto de delincuentes o “hippies” y demostrar que son familias de laburantes, con los mismos deseos de crecer que el resto de la sociedad. “Ese estigma es muy fuerte y está claro hoy más que nunca, que esa grieta la han creado para estigmatizar al más pobre, al que va a ser robado históricamente, el joven es drogadicto, el empleado municipal es ñoqui, el jubilado es un inútil para el sistema, y otros tantos estigmas que acompañan medidas tomadas en contra del pueblo”, relató.

Construcción colectiva

La base es la construcción colectiva, “no hay un iluminado que diga cómo se deben hacer las cosas, todos sumamos un poco para cambiar la imagen el barrio y pusimos foco en construir algo con consenso, con una mirada amplia, nos encontramos personas con experiencia en trabajo comunitario y lo volcamos con un mismo fin”.

Transformaron el lugar que era solo monte en una plaza, una cancha de fútbol y están construyendo poco a poco, un teatro. “Sigue avanzando la obra, con mucha autogestión y trabajo cuerpo a cuerpo, hay grupos para cada tarea, lo ideal sería que se sigan sumando vecinos, pero hacemos lo que podemos”, dijo Paz.

Es imposible determinar la cantidad de integrantes de Herederos, porque continúan sumándose y cuenta con tantos colaboradores que la gran familia crece día a día. “No fue fácil pero se logró, hay visiones distintas de la vida, nos hemos enterado de algún vecino que le decía a sus hijos que no se sumaran a la murga porque robaban chicos, y ahora se dan cuenta que el trabajo social es serio y con proyección”, agregó.

“Hay que estar muy atento a la discriminación, no solo ajena sino también de nosotros hacia los demás, porque eso separa y la murga es un espacio de inclusión e integración”, reflexionó. Por eso tiene una permanente transformación de todos, aquél que se suma con vicios o problemas es acompañado convirtiéndose en una gran experiencia para el grupo en general. “Todos tenemos que acomodarnos de manera individual y conjunta porque si no el sistema nos pasa por arriba” aseguró.

De allí surge la necesidad de unirse a la Comisión de Murgas y Comparsas de la ciudad, para integrarse y acercarse a sus pares de otros sectores de la ciudad, reconociéndose con intereses y estilos de vida similares. “Hubo una historia de encuentro, de recelos y desconfianza hasta que nos fuimos conociendo y de allí en más, nos fortalecimos”.

“Siempre el Carnaval ha logrado un punto de encuentro en el ciclo de la vida de las sociedades, ha variado en matices o momentos históricos, hoy a nosotros nos está permitiendo encontrarnos como sociedad, en un espacio en común donde hay agrupaciones con opiniones ideológicas distintas a las nuestras sin embargo compartimos un proyecto juntos”. “Si la identidad nos asimila es bueno, si nos diferencia no”, agregó.

La murga Los Herederos de Kazó a lo largo del año visita escuelas e invita a los interesados a sumarse, porque por medio del arte contienen y ayudan a tener mejores canales de expresión.

La Fiesta de los 10 años

La fiesta de una década de vida de Los Herederos, fue organizada con mucho esfuerzo y trabajo de varios meses. “Era un compromiso de poner todas las fichas en esa fiesta para hacerse sentir, el plan fue un proceso, hicimos un análisis de toda nuestra historia sabiendo que cada octubre la murga toma vida con más fuerza”. Eso se debe a que no cuentan con un espacio cerrado para los ensayos y encuentros grupales entonces deben esperar a que mejore el clima.

“Tenemos un buen escenario al aire libre y sacamos provecho de eso, el cumpleaños de la murga es en noviembre pero la experiencia nos ha llevado a mudar la fiesta para los primeros días de diciembre”. En la fiesta se pudo disfrutar de más de 40 integrantes activos de Herederos regalando arte a sus vecinos. Comenzó a las 14 y se prolongó hasta pasadas las 23 horas.

“Este año hicimos actividades previas desarrollando un proyecto propio, diseñamos unos juegos que son de carácter recreativo y abarcan a toda la familia, juegos didácticos donde hay que poner ingenio generando competencias muy divertidas”, dijo. Siempre en las fiestas se piensa en castillos inflables o peloteros para los más pequeños, pero la idea era que participaran todos, otra demostración de cómo tienen en cuenta la integración, incluso en pequeños detalles.

Mucho antes de la fiesta, todos los domingos en el barrio comenzaron con actividades como una gratiferia, ensayos, juegos para chicos y música, lo que llevó al reencuentro con los vecinos luego del largo invierno, preparándose para la gran fiesta que se realizó el fin de semana pasado.

Las letras

A pesar de ser una murga muy compacta, Herederos se caracteriza por el contenido social, actual y de gran expresión, de sus letras. “Hay dos o tres personas en la murga que cuando se iluminan aparecen con letras que nadie cuestiona, pero todos sumamos algo, tiene que tener empatía con el ritmo y contar con el consenso general, por eso hay algunas dando vueltas por ahí pero que no han sido mostradas todavía”, dijo.

“Todas las letras hacen referencia a algún momento que hemos vivido en estos diez años, algunas no pierden vigencia, ya tenemos más de diez canciones propias y estamos ahora en el proceso de grabación de las mismas en formato de disco”. Esto con la colaboración de amigos de la radio de Villa Los Coihues.

Fútbol callejero

Por medio de Cre-Arte ha regresado el fútbol callejero a Nueva Jamaica y a partir de ahora se está alineando a la murga porque ambas tienen integrantes en común. “Aquél que ve en la calle a un chico bravo, problemático o violento, nosotros lo vemos como alguien que se arrima, que saluda, que va incorporando valores humanos y eso es muy valioso para todos”. Agregó que “hemos aprendido a cuidar nuestro espacio, nuestro barrio y a nuestros pibes”.

Sustento económico

La vestimenta, la compra o reparación de instrumentos y la movilidad, generan gastos de la murga que cubren entre todos por medio de la venta de pizzas. “El Grupo Encuentro nos cede su cocina y estamos haciendo casi una maestría con los chicos, donde aprenden el oficio y reunimos el dinero que necesitamos, es un potente generador de recursos”, explicó Paz.

Proyectos

Al referirse a los proyectos grupales que tienen con la murga, Paz comentó que “seguir fortaleciendo el trabajo que venimos haciendo y poder finalizar una cocina y un salón dentro del teatro, para tener un espacio físico donde desarrollar más actividades y talleres anuales”.

Otro punto en la agenda es continuar integrándose con la comunidad artística de la ciudad, “eso nos nutre y reconforta, crecer por medio del arte es una meta importante”.

Concepto del Carnaval

Claudio Paz tiene una manera muy particular de ver al Carnaval, un concepto muy alejado de lo comercial, “es un ritual de un ciclo donde el ser humano busca reencontrarse, la esencia verdadera de tener que sacarse la careta con la que se vive todo el año, siendo lo que no somos, pretendiendo ser lo que nos propone el sistema y en el Carnaval somos quienes queremos ser, sin caretas, siendo en realidad uno mismo”. Por eso asegura que “El Carnaval está en el ADN de todos, uno detrás del maquillaje esconde al personaje conocido y se suelta”.

Una letra

Esta es la letra de la canción que presentarán en el Carnaval 2018, titulada “Cómo que no”:

Los pibes allá en la esquina, están como dibujados, nadie paga sus pecados, no les tocó religión.

Y esperan la tardecita, ayyyyy y se van pa'la placita, fuman y bailan un poco, después tocan el tambor, porque esperan que en el cielo esté el amor... que no tuviste vos. ¿Qué no? ¿Cómo que no? Mírate, míralo...

Bajando por De los Astros, llegas a De las Estrellas, si vas parando la oreja, seguro sonando estoy.

Los pibes van arrimando, la cosa se pone buena, porque febrero de acerca y Momo nos despertó, porque canta con conciencia y con pasión, me gusta este murgón. ¿Qué no? ¿Cómo que no? Míralo, míralo...

Bailá en mi plaza murguera, que llega la primavera y cuando está rumba suena, se llena el barrio de amor. Que llega otro nuevo año, que se somete a la espera, de que se haga verdadera tu locura y tu ilusión, porque nació en Jamaica y sigue acá. Me gusta este lugar. ¿Qué no? ¿Cómo que no? Mírate, míralo...

Hace diez años que suena, esta murga compañera, levantando la bandera “El arte es revolución”. Porque cantan con conciencia y con pasión. Me gusta este murgón. ¿Qué no? ¿Cómo que no? Míralo, míralo...

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]