Menu

El nene que fue agredido brutalmente por su padrastro fue dado de alta

Imagen de la marcha realizada en pedido de justicia. Imagen de la marcha realizada en pedido de justicia.

- FUE ALOJADO EN LA SEDE DEL CAINA - 

El pequeño de un año y medio que fue brutalmente golpeado por su padrastro, evolucionó de manera notoria de las severas lesiones que sufrió producto de la golpiza, y fue dado de alta por los médicos.


[email protected]

Por disposición de la Justicia, y hasta tanto haya resoluciones en relación a la causa que tramita, el niño será alojado en el Centro de Atención Integral a la Niñez y Adolescencia (CAINA).

El nene fue hospitalizado el 29 de diciembre a las 3 de la mañana cuando su padrastro y la madre de este, lo dejaron abandonado en el nosocomio local, en estado de inconsciencia, luego de sufrir más de 5 horas de brutales castigos.

El padrastro del pequeño, Maximiliano Merlo, fue detenido horas después cerca del domicilio donde vivían con el niño y su mamá.

El menor fue sometido a golpes continuos durante al menos cinco horas. Incluso la progenitora habría sido víctima del maltrato de Merlo, quien permanece detenido en el establecimiento Penal III.

Cuando el pequeño fue hospitalizado, el panorama no era alentador. Padecía una contusión cerebral que ameritó una intervención quirúrgica de parte del equipo de neurocirujanos del nosocomio local. La celeridad en el tratamiento fue fundamental para la rápida evolución del nene, que permaneció cerca de dos semanas en Terapia Intensiva Pediátrica del hospital.

Por el momento el pequeño se encuentra aislado de sus familiares aunque los operadores del CAINA trabajan de forma continua con el niño para garantizar su bienestar.

El hecho

Según lo informado desde el área de prensa del Poder Judicial, el hecho ocurrió en el interior de una vivienda familiar, ubicada en la calle John O’Connor de esta localidad entre las 22 horas del día 28 de diciembre y las 3 del 29 de diciembre del año pasado. 

En la oportunidad, el acusado -aprovechando su superioridad física-, amedrentó a su pareja y madre de un bebé de 1 año y 4 meses de vida. Posteriormente, golpeó al niño de manera constante, entre las 22 y las 3 horas, con la mano en el rostro, zamarreándolo también de manera constante. Asimismo, golpeó al niño con un paquete de pañales en la cara, lo que provocó sangrado. Finalmente el bebé se desvaneció. Es allí que el agresor lo trasladó al hospital local, mencionando que se había caído de la cama.

Destacó la fiscal que los primeros informes médicos señalaban que el bebé presentaba politraumatismos craneanos con pronóstico reservado. Tenía múltiples hematomas con "ojos en llamas" por los zamarreos sufridos. Señaló en la imputación que todo este accionar puso en riesgo la vida del niño y dejó reservada la ampliación y/o mejoramiento de la imputación, que en forma provisoria ha sido calificada como "Tentativa de homicidio". Solicitó una serie de medidas de pruebas que incluyen diversos informes y pluralidad de declaraciones testimoniales.

El imputado, asistido por el defensor oficial Marcelo Álvarez Melinger, se abstuvo de prestar declaración.

Posteriormente se requirió la excarcelación del mismo, señalando la defensa que tiene arraigo en esta localidad y carencia de antecedentes, considerando que no entorpecerá la acción de la Justicia. Señaló que la privación de la libertad es una excepción. Corrida la vista a la Fiscalía, se opuso a la medida solicitada, por la gravedad del hecho que se investiga, porque existen antecedentes de violencia y maltrato hacia el niño y su madre y consideró que existe riesgo evidente de entorpecimiento. Solicitó el rechazo.

El juez Calcagno en primer lugar analizó los pedidos de prueba realizados por la Fiscalía y ordenó la realización de las mismas. En relación a la solicitud de excarcelación, no hizo lugar, señalando que la actitud del encartado ha sido de permanente agresividad, de desaprensión toda vez que dejó al niño en el hospital y continuó con su vida, como si nada hubiera pasado, actitud que dejaron entrever la madre del bebé, sus hermanas, los vecinos; todos indicios que señalan que existe un riesgo real de fuga y entorpecimiento. Resolvió que permanezca detenido en la Unidad Penal III, lugar donde todavía se encuentra.

En relación a la madre del niño, G.N, argentina, mayor de edad, estuvo demorada hasta la tarde del día en que se conocieron los hechos, luego de prestar declaración ante la fiscal Cendón. En la oportunidad brindó detalles de lo acontecido, declaración que fue judicializada. La mujer habría sido golpeada y amedrentada cuando quiso intervenir en defensa del niño.

volver arriba

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp