Menu
denuncia-whp

Descubrir, recordar y compartir

“Descubrir, recordar y compartir” es la consigna para la celebración en 2017 del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, que se conmemorará mañana. Además del producto que son en sí mismos, las películas, los programas de radio y televisión, más las grabaciones de audio y video se consideran documentos audiovisuales. Desde esa perspectiva son patrimonio de la humanidad porque contienen información clave sobre los siglos XX y XXI.

“Descubrir” porque cada día cientos de miles de grabaciones son capturadas, conservadas y anotadas por archivistas para luego permitir búsquedas, precisamente descubrimientos, nuevas interpretaciones y renovados usos que permitan disfrutar de las imágenes en movimiento y las grabaciones de sonido. La UNESCO quiere realzar esa tarea y la revalorización de ese patrimonio, posible gracias a la conservación y preservación de archivos.

“Compartir” porque la irrupción de los medios digitales creó oportunidades como nunca antes para que los archivos se conecten directamente con sus públicos. Las nuevas metodologías que permiten compartir información audiovisual atraen nuevas audiencias de maneras cada vez más nuevas. La entidad internacional exhorta a promover eventos de archivo compartido, entre otras acciones.

“Recordar” porque los archivos audiovisuales son piedra angular para mantener o reconstruir la memoria del mundo, con grabaciones que permiten a las nuevas y futuras generaciones recordar y dar contexto a la historia, la cultura y la humanidad durante más de un siglo. Es menester tener una mayor comprensión sobre el papel único que desempeñan los archivos audiovisuales y la necesidad de su salvaguarda, preservación y protección como parte del patrimonio mundial.

En efecto, las tecnologías audiovisuales ofrecieron nuevas vías para compartir el conocimiento y expresar la creatividad. También derribaron muchas de las barreras culturales, sociales y lingüísticas que impedían la difusión de la información, entre ellas, las diferencias idiomáticas o los grados de alfabetización. Los documentos audiovisuales transformaron la sociedad y pasaron a complementar a los escritos.

Sin embargo, desde la invención de la industria audiovisual, incontables producciones de gran valor histórico y cultural se perdieron. Al constatar esas pérdidas, la UNESCO aprobó en 2005 la celebración del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual cada 27 de octubre, como mecanismo para generar conciencia en el público sobre la necesidad de tomar medidas urgentes y reconocer la importancia que tienen tales documentos.

En esa línea, el Programa Memoria del Mundo impulsa la valiosa labor de los profesionales que se dedican a la preservación y ayuda a gestionar los aspectos técnicos, políticos, sociales y financieros, entre otros, que amenazan la salvaguardia del patrimonio audiovisual. La jornada de mañana se presenta como “la ocasión de celebrar la importancia que reviste este patrimonio para el conjunto de las mujeres y los hombres y para todas las sociedades”.

La fecha conmemora la aprobación en 1980 por parte de la UNESCO de la Recomendación sobre la Salvaguardia y la Conservación de las Imágenes en Movimiento, a la postre el primer instrumento internacional sobre la importancia cultural e histórica de las grabaciones cinematográficas y de televisión. En aquel acuerdo, se piden medidas decisivas para su conservación. Hay una frase que se hizo célebre en la Argentina: “nadie resiste el archivo”.

Es que éstos “son los bancos de la memoria colectiva de la humanidad, conservada en numerosas organizaciones públicas y privadas. Sobre todo en las zonas alejadas, urge desesperadamente preservarlos”, se reclama desde la UNESCO. Con ese afán, insta a “los profesionales de los archivos, a las organizaciones públicas y privadas y a todas las instancias pertinentes a que adopten medidas urgentes para salvaguardar las obras y los registros audiovisuales como parte integrante de nuestro patrimonio compartido”.

Que sepamos, no hay política pública al respecto en los ámbitos municipal y provincial. Bastante falta haría… En el nacional, antes del cambio de gobierno le cupo a la señal pública Encuentro un aporte importante en la materia, al rescatar y emitir imágenes que difícilmente se vieran antes de su recuperación a partir de archivos audiovisuales municipales o provinciales que durante muchas décadas, habían permanecido en el olvido.

La UNESCO estima que “no tenemos más de diez o quince años para digitalizar los archivos audiovisuales a fin de evitar su pérdida. Gran parte del patrimonio audiovisual del mundo ya se ha perdido irremediablemente a causa de la negligencia, la destrucción, el deterioro y la falta de recursos, competencias y estructuras”. Hay que recoger el guante y actuar con prontitud en Bariloche y Río Negro.

Los archivos audiovisuales cuentan historias sobre la vida de las personas y las culturas de todo el mundo. Representan una herencia inestimable, una afirmación de nuestra memoria colectiva y una valiosa fuente de conocimiento, ya que reflejan la diversidad cultural, social y lingüística de todas las sociedades. Nos ayudan a crecer y comprender el mundo que compartimos. Conservar este patrimonio es un objetivo vital.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]