Menu
denuncia-whp

La planificación familiar como herramienta de desarrollo

Se calcula que la población del planeta crece a un ritmo de 83 millones de personas por año. Si bien se admite que la fertilidad global va en disminución, se espera que la humanidad se componga de 8.600 millones de seres en 2030, de 9.800 millones en 2050 y de 11.200 millones hacia fines de siglo. Como ya apuntamos en otras columnas, el crecimiento en la producción de alimentos no alcanzará el mismo ritmo. 

Ante este desequilibrio y otros, para el Día Mundial de la Población 2017 se fijó como tema la planificación familiar, con el objetivo de “empoderar a las personas y contribuir al desarrollo de los países”. La conmemoración tendrá lugar mañana y ocupa un lugar destacado en el calendario de la ONU. Al respecto, estableció la organización internacional que a pesar de todos los esfuerzos y avances, 225 millones de mujeres que no desean quedar embarazadas no utilizan métodos anticonceptivos seguros y efectivos.

La carencia se explica por múltiples razones, entre ellas, la falta de acceso a la información o bien, a los servicios de salud sexual y reproductiva. El problema no es sólo de las mujeres: incide de manera notoria la ausencia de apoyo por parte de sus parejas o de las sociedades en las que están comprendidas. Desde ya, la situación social aporta su cuota: la mayoría de las mujeres que no acceden a los anticonceptivos reside en los 69 países más pobres del planeta.

Según las concepciones más de avanzada, el acceso voluntario a métodos seguros de planificación familiar es un derecho humano, clave para alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Por otro lado, se lo considera un elemento vital para erradicar la pobreza. En la Argentina de hoy, cuando en el sector gubernamental priman las miradas fiscalistas, no está de más recordar que las inversiones en planificación familiar generan beneficios económicos que contribuyen al desarrollo humano.

Mañana -11 de julio- la celebración del Día Mundial de la Población coincidirá con la celebración de la Cumbre sobre la Planificación Familiar, el segundo encuentro en llevarse a cabo dentro de la iniciativa Planificación Familiar 2020, cuyo objetivo es facilitar el acceso a servicios de salud reproductiva a 120 millones más de mujeres a escala planetaria. El encuentro se desarrolla en Londres, al amparo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Precisamente, durante su transcurso la entidad se comprometió a profundizar evaluaciones sobre los anticonceptivos de calidad que ya existen y los que sean novedosos, con el objetivo de incrementar el número de mujeres en los países de ingresos bajos y medios que puedan acceder y utilizar una gama más amplia de anticonceptivos eficaces y seguros. También se comprometió a prestar apoyo a los diversos países para que integren los servicios de planificación familiar en la atención sanitaria básica.

La OMS asumió el compromiso de examinar de forma sistemática las causas por las cuales todavía hay tantas mujeres que no pueden acceder a la anticoncepción. A propósito, la directora general de la OMS, Margaret Chan, declaró que “el acceso a la anticoncepción moderna es un derecho fundamental de todas las mujeres” que “se acompaña de una necesidad de respetar la dignidad de la mujer, proporcionándole una serie de opciones de planificación familiar y libertad de elección”.

El objetivo de la Cumbre de Londres es movilizar compromisos mundiales a nivel político y financiero para avanzar hacia la prestación de servicios y garantizar que otras 120 millones de mujeres de los países más pobres dispongan en 2020 de información, servicios y productos anticonceptivos sin coacciones ni discriminaciones. Detrás de ese objetivo, la OMS identificó una serie de medidas que los países deberían hacer suyas, entre ellas, ampliar la oferta de opciones de planificación familiar para que todas las mujeres puedan seleccionar un método que atienda sus necesidades.

En segundo término, la intención consiste en aumentar el número de profesionales sanitarios que estén cualificados, capacitados y autorizados para prestar servicios de planificación familiar. Ocurre que unos 57 países sufren una “crisis de personal sanitario”. La OMS propugna la redistribución de tareas entre los profesionales con capacitación adecuada, para que los sistemas de salud pública puedan ampliar el acceso a los servicios.

La tercera medida por orden de aparición menciona la necesidad de lograr que la planificación familiar sea un componente esencial de los servicios de atención sanitaria que se dispensan en el período prenatal, inmediatamente después del parto o de un aborto. También durante el año siguiente a un parto o aborto. Asimismo, es central lograr la disponibilidad y aceptabilidad de métodos de planificación familiar de larga duración o permanentes: dispositivos intrauterinos, implantes anticonceptivos, vasectomía o esterilización femenina.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]