Menu
denuncia-whp

El Estado es el principal maltratador de la ancianidad

Los enfoques fiscalistas hacen estragos en uno de los sectores menos favorecidos de la sociedad: los ancianos y ancianas. Diversas medidas que adoptó el gobierno nacional durante el último año y medio, afectaron el funcionamiento de la obra social de los jubilados y se teme por la solidez de la ANSES. No por nada, estaba prevista una movilización de importancia para hoy en Bariloche: la ocupación de una sede del PAMI.


Los testimonios que recogió este diario hablan de “falta de remedios y prestaciones” y de la utilización selectiva de ambulancias sólo para casos de extrema gravedad. Inclusive, se hace responsable de tres fallecimientos a la situación de desfinanciamiento que se agravó en los últimos meses. Curiosa coincidencia: hoy se conmemora el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

El cuadro es serio y no es patrimonio exclusivo de la Argentina. Se calcula que hasta 2030, en todos los países aumentará de manera sustancial el número de ancianos y ancianas. El crecimiento será especialmente veloz en los que están eternamente en vías de desarrollo. Con lógica impecable, la ONU supone que como aumentará el número de personas mayores, de la misma manera crecerán los abusos que tal franja de la población sufre.

El vocablo “maltrato” se utiliza demasiado en la actualidad y a veces livianamente, entonces precisemos. En términos internacionales, se lo define como “un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”. A la luz de este concepto, está claro que por diversas vías, el gobierno nacional está maltratando a la ancianidad.

Éste puede adoptar diversas formas, “como el maltrato físico, psíquico, emocional o sexual, y el abuso de confianza en cuestiones económicas. También puede ser el resultado de la negligencia, sea esta intencional o no”. Más claridad, imposible… En coincidencia con la jornada, la ONU advirtió que en muchas regiones del planeta el maltrato hacia los ancianos pasa inadvertido.

En efecto, hasta no hace mucho “este grave problema social” parecía un asunto de índole privada. En la actualidad, en muchas de sus facetas parece un tema tabú, al que en general se subestima y desatiende, inclusive en sociedades que se consideran a sí mismas avanzadas. Como contrapartida, cada día se avanza un poquito al considerar el maltrato de los ancianos como problema de salud pública y responsabilidad del conjunto de la sociedad.

La problemática se erige en uno de los tipos de violencia que menos se estudia y menos se atiende a escala nacional. Entonces, menos aparece en los planes de acción. Pero el maltrato a los adultos mayores es un problema mundial que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas. Al tomar nota de estas situaciones, la Asamblea General de la ONU designó al 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Vaya causalidad, en 2017, la campaña se centra en la importancia de prevenir la explotación financiera de la que son víctimas los ancianos y garantizar sus derechos humanos. De acuerdo a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, las personas mayores tienen derecho a una vida digna, libre de toda forma de abusos, entre otros, la explotación financiera y material, que podría conducir a la pobreza, el hambre y la falta de vivienda, poner en peligro su salud y bienestar, e incluso a una muerte prematura. ¿Tomarán nota en el Palacio de Hacienda?

Las investigaciones recientes resaltan que la explotación financiera y el abuso material de los ancianos es un problema frecuente y grave. Entre un 5 y 10 por ciento de las personas mayores del planeta están expuestas a algún tipo de explotación financiera. Las formas que ésta asume difieren de unas regiones a otras. En los países desarrollados, frecuentemente se trata de robos, falsificaciones, uso indebido de propiedades o poderes notariales, así como la negación del acceso a fondos. La Argentina no deja de ser un país emergente, pero reconoceremos entre nosotros algunas prácticas de las que figuran en la lista.

Como si estuviera analizando la situación del país, la ONU advirtió que desde los puntos de vista sanitario y social, si los sectores de atención primaria de salud y servicios sociales no están bien dotados para detectar y resolver el problema, el maltrato de los ancianos seguirá semi-oculto. Pero afortunadamente, los deterioros en las prestaciones y la situación de pobreza que afecta a un número considerable de ancianos y ancianas en la Argentina, no son secretos para nadie.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: noticias@elcordillerano.com.ar