Menu
denuncia-whp

Todos los pueblos contribuyen a la diversidad

Hace unos días, diez encapuchados ingresaron al salón comunitario de la comunidad mapuche Felipín, en la zona central de Neuquén. Portaban además elementos contundentes y armas blancas. Con una metodología que evidentemente hace recordar otros tiempos, amenazaron de muerte a los hombres, mujeres y niños que estaban presentes en ese instante. El día anterior, los amenazados habían querido llevar adelante una ceremonia ancestral en su espacio territorial pero no tuvieron oportunidad, porque un empresario había cerrado el único acceso vehicular con una barricada. Insistimos: el episodio tuvo lugar el 17 de abril último.

Más espeluznante resulta aún la estadística que lleva el Consejo Plurinacional Indígena, un ámbito donde convergen diversos pueblos originarios que habitan en la jurisdicción argentina cuyas organizaciones no se siente cercanos al gobierno nacional. Al momento de celebrar una de sus asambleas, a fines del año pasado, la mejor consigna que pudieron elevar a la presidenta fue tan dramática como significativa: “Ni un indígena muerto más”. Es que la cuenta arroja 12 indígenas o campesinos ultimados en los últimos 10 años, en general en el marco de conflictos que tienen como detonante el corrimiento de la frontera agrícola.
Desde esa perspectiva, cuesta ponderar la celebración del 19 de abril como Día del Aborigen Americano. Se trata de una efemérides cuyo origen fue ajeno a los movimientos indígenas aunque en los últimos años, se asiste a una re-significación de su contenido. Es que ese día de 1940 se celebró en México el primer Congreso Indigenista Interamericano, que derivó en la Conferencia Interamericana Indigenista. Su objetivo fue salvaguardar y perpetuar las culturas aborígenes del continente. En aquella ocasión, participaron representantes de poblaciones autóctonas de diversas regiones de América y se habló de la situación social y económica de los pueblos indígenas, de sus problemas y sus necesidades.
La Conferencia produjo un documento que creó el Instituto Indigenista Interamericano, con sede en México y en dependencias de la Organización de Estados Americanos (OEA). De ahí que el 19 de abril se instituyera el Día Americano del Indio, en conmemoración a esos acontecimientos. Desde entonces, los países de América celebran la fecha para poner de relieve a quienes habitaron originariamente tan extenso territorio y desarrollaron antes de la llegada de los europeos, las primeras expresiones culturales.
Más de siete décadas después, los pueblos indígenas de América siguen debatiéndose entre la pobreza y la postergación. Las cosas evolucionaron desde 1940 hasta hoy y algunos conceptos envejecieron mal: probablemente ningún pueblo originario se considere indio en la actualidad, ya que el gentilicio corresponde a los habitantes de India. Los originarios de aquí son apaches, guaraníes, quechuas, mayas, mapuches, hurones, cherokee, yanomamis, koyas, selk’knam e infinidad de expresiones más.
En el presente, los pueblos originarios admiten la igualdad ante la ley que pregona la modernidad, pero reclaman se tenga en cuenta su especificidad cultural, diferente en sus pautas a la culturas dominantes. Piden también se les reconozca el derecho a la tierra, de la que fueron injustamente despojados, además de la posibilidad de formarse según sus valores e idiomas, entre otras aspiraciones.
La Argentina adhirió al documento mexicano e instituyó al 19 de Abril en 1945, mediante un decreto del Poder Ejecutivo Nacional. Desde entonces, el país es miembro permanente del Instituto Indigenista Interamericano de la OEA y adhiere a esta fecha, que se considera reivindicatoria de los derechos de los aborígenes. Esos antecedentes institucionales hoy pueden leerse como los primeros pasos de un largo camino que hasta el momento, condujeron a la adopción por parte de la Asamblea General de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
El documento sostiene varios postulados de trascendental importancia que de todas maneras, durante mucho tiempo no se tuvieron en cuenta. Por ejemplo, afirma “que los pueblos indígenas son iguales a todos los demás pueblos” pero reconoce “al mismo tiempo el derecho de todos los pueblos a ser diferentes, a considerarse a sí mismos diferentes y a ser respetados como tales”.
También destaca “que todos los pueblos contribuyen a la diversidad y riqueza de las civilizaciones y culturas, que constituyen el patrimonio común de la humanidad”. Como sabemos, durante muchísimo tiempo se pensó que la única cultura posible era la europea. Es más, todavía hay muchos comunicadores, políticos, docentes, sacerdotes y demás formadores de opinión que así piensan.
De ahí que la ONU considerara necesario sostener que “todas las doctrinas, políticas y prácticas basadas en la superioridad de determinados pueblos o personas o que la propugnan aduciendo razones de origen nacional o diferencias raciales, religiosas, étnicas o culturales son racistas, científicamente falsas, jurídicamente inválidas, moralmente condenables y socialmente injustas”.
Resulta además que “en el ejercicio de sus derechos, los pueblos indígenas deben estar libres de toda forma de discriminación”. La ONU trajo a colación la historia para expresar su preocupación ante “el hecho de que los pueblos indígenas hayan sufrido injusticias históricas como resultado, entre otras cosas, de la colonización y enajenación de sus tierras, territorios y recursos, lo que les ha impedido ejercer, en particular, su derecho al desarrollo de conformidad con sus propias necesidades e intereses”. A la luz de los sucesos que traíamos a colación al comienzo, queda claro que la ideología colonizadora todavía prevalece.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]