Menu
Facebook Twitter

Cómo ser auténtico

Todos los seres humanos, en algún momento de sus vidas, hacen uso de una máscara. ¿Qué significa esto? Que adoptan actitudes de algo que, en realidad, no son para que la gente no los conozca realmente. Algunos se vuelven expertos en usar máscaras y saben bien cuál colocarse, según la compañía, la situación y el lugar.

Por Bernardo Stamateas

Estas son tres de las máscaras más comunes:

De poder. Mucha gente intenta convencer a los demás de que tiene poder, porque son "amigos de" o "conocen a tal" persona.

De superioridad. Otros, parecería que van con su curriculum a todas partes. En el fondo, necesitan impresionar y demostrar que son mejores que el resto.

De víctima. Hay personas que nunca sonríen, sino que viven de sufrimiento en sufrimiento (que, por lo general, se generan ellos mismos). Les cuesta mucho reír y divertirse porque tienen una postura dramática ante la vida.

Lo cierto es que, cuando comenzamos a colocarnos una máscara, con el tiempo necesitamos más y más máscaras para desempeñar el papel que pretendemos que quienes nos rodean crean de nosotros mismos. Tenemos pánico de mostrarnos tal cual somos y, a veces, incluso podemos caer en el ridículo sin darnos cuenta.

Quien usa una máscara no puede de ninguna manera ser auténtico. Es una persona falsa, algo que casi siempre sale a la luz y aleja a los demás. Porque nadie quiere estar cerca de un falso y, mucho menos, confiar en él o en ella.

El verdadero cambio tiene lugar cuando tomamos la decisión de quitarnos las máscaras y comenzar a mostrarnos tal cual somos, con nuestros puntos fuertes y débiles, sin miedo a ser rechazados. Es entonces que toda la energía que empleamos durante mucho tiempo para fingir ser algo que no somos, ahora podemos aplicarla en trabajar para alcanzar nuestros sueños.

¿Cómo hacer para ser cada día más auténtico?

En primer lugar, necesitamos cancelar el pasado, que ya no existe, aprender del dolor vivido y decidir seguir adelante. Es decir, no quedarnos a vivir en el ayer.

De esta manera, le sacamos provecho a lo que ocurrió; pero si nos quedamos anclados en el pasado, no podemos entrar en lo nuevo que el futuro tiene para nosotros.

También podemos buscar ayuda profesional, si sentimos que solos no podemos, pero teniendo bien en claro que sólo yo, y nadie más que yo, soy capaz de resolver cualquier problema.

Suele suceder que, cuando uno decide resolver una situación complicada, sin fingir ni mostrarse como lo que no es, dice: "Pero, ¿por qué no lo decidí antes?". Hoy es el tiempo de actuar.

¿Quién puede decidir nuestro estado de ánimo? Uno mismo. ¿Quién puede decidir ser feliz? Uno mismo.

Se trata de decisiones personales que están en nuestras manos. Nacemos con libre albedrío, es decir, con la capacidad de elegir lo que queremos o rechazamos para nuestra vida. Y nacemos para ser libres y disfrutar de todo.

Por eso, también está en nosotros la decisión de no vivir más con máscaras ni aceptar ser atrapados por máscaras ajenas.

Cuando una persona declara: "La gente que diga lo que quiera, yo decido hacer mis propias elecciones", abandona el papel de víctima, deja de depender de los otros, y comienza a ser auténtico y fiel consigo misma. Esa actitud nos abre puertas y nos conecta con lo mejor.

Si alguien te preguntara hoy: "¿Quién sos?, ¿cuál sería tu respuesta? Soltá todo aquello que no te permite ser vos mismo y descubrí al ser maravilloso que vive en tu interior.

Una vez hecho, olvidá lo que quedó atrás, extendete hacia delante, tomá lo que te corresponde y todo aquello que está por delante.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a [email protected]

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]