Menu
denuncia-whp

Daniel Viglietti: cantar opinando

Ha partido uno de los grandes cantautores rioplatenses: el uruguayo Daniel Viglietti, que deja una riquísima veta cultural en sus canciones que calaron muy hondo en toda una generación, junto a Zitarrosa, Alberto Favero, Mercedes Sosa y otros latinoamericanos más.


En un viejo reportaje Viglietti expresó que “en algún sentido, la canción es como un iceberg: se ve solo un trozo, que es el que está sobre la superficie, pero no siempre se ve todo lo que está debajo de la canción y que, sin embargo, en una concepción más profunda, también forma parte de ella. Esa parte oculta suele ser el contenido ideológico”.

Más adelante –ante una pregunta de Mario Benedetti sobre la relación entre el arte y la política- Viglietti preciso: “Creo que la forma más fecunda es tratar de ser los más íntegro posible en lo que se hace, y tener una dosis grande de exigencia. El problema es cómo conectar la dosis de exigencia con los resultados concretos. A veces siento que me exijo, que escucho con oído muy crítico lo que he hecho, pero cuando vuelvo a trabajar no siento la transformación que sería dable esperar a través de esa autocrítica. O sea que los resultados de la autocrítica todavía no los veo aceptables en lo que hago. Y creo que ese es el terreno fundamental: ser exigente con lo que se está haciendo y lograr esa dinámica”.

“Hay muchos matices en el compromiso, Ahí se va revelando la capacidad que un individuo puede tener para asumir determinados grados. En mi caso personal -dice Viglietti- considero que he asumido el compromiso de intentar cumplir, a través de lo que hago, una tarea que podría llamarse de contra-información, en el sentido de des-alienar al oyente de las toneladas de canciones y de música que lo condicionan y lo llevan a aceptar un sistema impuesto”. 

Dejó un puñado de canciones para reflexionar y que señalan un fuerte compromiso con lo social y la dignidad del hombre, con letras profundas y simples a la vez.

“Dale tu mano al indio/ dale que te hará bien/ y encontrarás el camino/ como ayer yo lo encontré.”

O aquella otra que marcó un hito en el cancionero popular latinoamericano: “A desalambrar”.

Yo pregunto a los presentes
si no se han puesto a pensar
que esta tierra es de nosotros
y no del que tenga más.

Yo pregunto si en la tierra
nunca habrá pensado usted
que si las manos son nuestras
es nuestro lo que nos den.

¡A desalambrar, a desalambrar!
Que la tierra es nuestra,
Tuya y de aquel,
de Pedro, María, de Juan y José.

Si molesto con mi canto
a alguien que ande por ahí
le aseguro que es un gringo
o un dueño del Uruguay.

Si molesto con mi canto
a alguien que no quiera oír
le aseguro que es gringo
o un dueño de este país.

Los medios fueron mezquinos con las canciones y la obra de Daniel Viglietti y más mezquinos con su obituario. Tal vez sus letras aún siguen molestando a algunos. Pero la voz de los cantores siempre volverá.

Jorge Castañeda
Escritor – Valcheta

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]