Menu
Facebook Twitter

Ante la muerte del Señor Muerte

Por Hugo Lastra *

El mes de mayo es raro. Los antiguos romanos se lo dedicaron a la reina Maia, por belleza y sensualidad. En mayo sobrevino el día del trabajador para todo el orbe y fue en mayo cuando nació la Patria.

En mayo vieron la luz el himno, el escudo, la Armada y el Ejército nacional y fue en mayo cuando desde el oeste bonaerense Argentina regaló al mundo la más maravillosa mujer de la historia: Evita.
En mayo los franceses tuvieron su grito y en mayo fue el “Cordobazo”.
También en un mayo llegaron Néstor y Cristina a enseñarnos que otra argentina era posible: más justa, más libre, más soberana.
En el país sublevado de los sin voz, mayo es una lección permanente.
Este mayo no es ajeno. Este mayo enseña, ejemplifica y guía para la posteridad.
La muerte vino para enseñarle al Señor Muerte que nadie es tan poderoso ni tan faraónico.
Aquel que fue dueño de vidas y posesiones; aquel ante el cual el Clarín no sonaba ni La Razón pensaba ni La Nación se oponía; aquel de botas en caña amenazando desde el bosque tucumano; aquel con carita de fisgón triste citando el evangelio mientras violaba y torturaba; aquel es también “ese” a quien la Parca vino a buscar.
Y se lo llevó entre los sollozos de los niños secuestrados, lejos del coro de ángeles.
Lo arrebató desde una cárcel común muy distinta a las alfombras rojas tendidas por la oligarquía vernácula.
Le tendió una trampa indigna, sin recuerdo de grandes batallas porque su campo no fue el del honor, sino de “Concentración”.
Y allí, entre el averno y el oprobio, su memoria deambulará por los tiempos de los tiempos sin cortejos ni epitafios.
Este mayo del 2013 no fue ajeno a la historia.
Con sabiduría le enrostró al señor muerte que su nombre será por siempre sinónimo de desapariciones, vejaciones, robos e insulto.
Destino muy distinto al de los treinta mil compañeros y compañeras y niños desaparecidos cuyos nombres agigantan el orgullo nacional e iluminan el camino.

*Secretario de Gobernación, Provincia de Río Negro

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]