Menu
Facebook Twitter

Estimados vecinos y turistas:

- CARTA A LA SOCIEDAD DE BARILOCHE - 

He presentado mi renuncia como Director General del Centro de Residuos Urbanos Municipales, nombramiento con que me honrara el Sr. Intendente desde principios de septiembre del corriente año, cargo que ocupé con orgullo y satisfacción por la confianza puesta en mí. 

A lo largo de estos meses, tuve la oportunidad de compartir muchísimas experiencias, charlas y opiniones con diferentes actores de Bariloche, también con las personas que ingresan diariamente al Centro de Residuos Urbanos Municipales, sobre el manejo adecuado de los residuos y los problemas que estos traen aparejados.

Bariloche es un paraíso, uno de los pocos lugares en el mundo donde nos llenamos de naturaleza, nuestros ojos no se cansan de mirar paisajes dignos de ser admirados; donde nos encontramos con personas de distintos lugares del mundo, muchos de los cuales, después de llegar, ya no se van; encuentran su lugar en el mundo aquí, encuentran su presente y su futuro; es el lugar al que todos quieren conocer y volver; es el lugar que enamora, que atrae, que te hace vivir siempre joven.

Parece que Dios hizo su mejor cuadro cuando pintó Bariloche, sus colores y sus aromas son infinitos, el lago, los bosques, las montañas y el cielo, en cualquier estación del año, son perfectos.

Es tanto lo que recibimos gratuitamente, que nos olvidamos de cuidarlo como lo merece; tanto los que residimos aquí como quienes nos visitan nos permitimos la libertad de esperar que todo lo cuide o lo proteja otro, no importa quién, alguien lo hará.

Es verdaderamente triste ver cada día cómo arruinamos nuestro paraíso con todo lo que la actividad de hombre genera y desecha, cada día en nuestro vertedero ingresan alrededor de 180 toneladas de residuos de todo tipo, ramas, escombros, chatarra, residuos domiciliarios y hasta patógenos.

Es triste ver como contaminamos nuestro suelo y nuestro aire sin que nuestras almas se vean afectadas, sin que nuestras conciencias nos marquen el error. Es triste cómo nos despreocupamos del problema sólo sacando la bolsa de residuos a la calle y pensamos que ya está, que desapareció, que no lo volveremos a ver o a saber de ello.

Es triste saber que cada bolsa de residuos de cada día de cada hogar está toda acumulada en el vertedero, pero como no paso por ahí, no lo veo,……….. Pero está.

Pensemos cómo sería el patio de cada uno de nosotros si estuviera cubierto por las bolsas de residuos que generamos cada día, al año tendríamos 365 bolsas acumuladas en nuestro jardín, donde los olores, el gas metano, las moscas, los roedores y otros animales se concentrarían; y así, en cada casa, la de mi vecino, la de cada vecino, en cada calle y cada barrio.

Bueno, todo eso está concentrado en el vertedero, donde un grupo de personas lucha por mantener el control, sin poder lograrlo,  sin la colaboración de los vecinos y turistas que no quieren ver la realidad que escondemos debajo de la alfombra; pero esa realidad en algún momento sale a la luz, sólo que cuando sale ya es tarde para arrepentirse o para buscar culpables o responsables.

Cada uno de nosotros es responsable por lo que hacemos o dejamos de hacer.

Nuestro vertedero está muriendo, está agotado, saturado y sin opciones. Una lenta agonía hacia un final inmediato, con las consecuencias gravísimas que ello significa, contaminando día a día el lecho sobre el que se recuesta, contaminando además los barrios cercanos, y el paraíso donde vivimos.

Es hora de que tomemos conciencia de nuestros actos, es hora de que hagamos algo entre todos, es hora de que valoremos nuestro regalo, que de tan valioso no le prestamos atención, creyendo que durará por siempre, creyendo que nuestros hijos y nietos podrán disfrutarlo como yo. Pues. si ese es nuestro deseo, hay que trabajar ahora, no busquemos culpables. Que mi dedo me señale a mí. Debemos tomar conciencia urgente de que hemos enfermado a nuestro Bariloche, tenemos una enfermedad y la hemos detectado a tiempo, no hay un segundo para perder.

No esperemos lo inevitable para reaccionar, porque ya será tarde, los arrepentimientos ya no servirán, es hoy y ahora. Cada día es el último.

Por favor, hagamos algo urgente.

Antonio Daniel Motos
Exdirector del Centro de Residuos Urbanos Municipales

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]