Menu
denuncia-whp

Las olas y el viento, la arena y la nieve

Allá por los años 70 se bailaba un tema pegadizo de Donald que decía: las olas y el viento, y el frío del mar. Acá por la Patagonia, específicamente en Bariloche, lugar en que resido hace más de 23 años, hemos pasado por muchas circunstancias, entre ellas, la nieve y la arena.


Allá por el 95 quedamos atrapados sin salida, como en la película, pero real, y hasta hubo que lamentar víctimas de aquella gran nevada. Desabastecimiento, y un grado de improvisación de parte de las autoridades que nos dejó sin rutas, sin aeropuerto, y casi sin comida, porque los camiones no podían llegar, y por supuesto, con el típico abuso de aquellos que en defensa del libre mercado te aumentan todo en la cara.

Ya con el volcán Puyehue fue algo diferente, casi diría que si alguien le hubiera querido hacer un juicio penal al intendente Cascón se lo hubiera ganado, porque sabían del peligro, porque tenían datos, y no nos dijeron nada, y no prepararon nada, y así entre otros, mi hija quedó atrapada bajo una lluvia de cenizas en el Catedral en un paseo por la montaña, que de estar advertida jamás hubiera hecho, y como ella todos los habitantes de Bariloche que comenzamos a ver a las 16 horas del día 4 de junio de 2011, como nos caía algo extraño en la cabeza.

La memoria parece fallar a todos los que quieren “emparentar” esos hechos con la última nevada en Bariloche, al decir que la municipalidad, sus empleados y autoridades, han trabajado mal en esta oportunidad. Vivo en un lugar que si no pasan la pala, no salgo y pude salir de mi casa, mis amigos en el barrio Arrayanes bajaron, y me dicen que nunca habían visto pasar tantas veces a la pala por su calle principal, en Nahuel Hue que viven otros amigos, lo mismo. Francamente me asombra cómo lo hacen, porque uno casi puede ver a las mismas máquinas y maquinista trabajando, a quien de paso le digo gracias porque serán empleados municipales, pero en estas circunstancias son algo más que eso.

A los empresarios que les cobran de más a la gente en el Aeropuerto, les digo que fieles a los usos y costumbres del neoliberalismo, hacen lo que están acostumbrados a hacer. A Martín Eurnekian, presidente de Aeropuertos 2000 S.A, que no solo saquen dinero de los aeropuertos, que también inviertan en máquinas y tecnología como ese primer mundo al cual admiran. A los vecinos que nos damos una mano para despejar alguna entrada, que así se construye una sociedad, a las autoridades municipales, de defensa civil, y otros que tienen la responsabilidad de direccionar ayudas y tomar decisiones, gracias, porque yo viví el 95, y el 2011, y estoy viviendo el 2017, y como dice el tango, “¡qué me van a hablar de amor!”. La única realidad son los hechos, y si bien nos falta mucho para ser una ciudad con todos los medios y tecnologías necesarias, con todo lo que nos falta, hoy veo que hacen lo que los otros, no pudieron o no quisieron.

Jorge L. Fernández Avello
DNI: 12.862.056

Más en esta categoría: « Señor Director Señor Director »
volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]