Menu
denuncia-whp

Señor Director

El rostro joven de la misericordia

En el parque Blonia de Cracovia, Francisco se encontraba con el rostro joven de la misericordia (cf. Discurso de acogida a los jóvenes, 28-VII-2016). El lema de aquella Jornada Mundial de la Juventud era “Bienaventurados los misericordiosos, porque encontrarán misericordia” (Mt, 5, 7). Lo ha traducido así: “Bienaventurados son los que saben perdonar, que saben tener un corazón compasivo, que saben dar lo mejor a los demás; lo mejor, no lo que les sobra: ¡lo mejor!”.

El Papa conectaba estas actitudes con la capacidad de cambiar, propia de un corazón joven, que tiene sueños para compartir, preguntas y deseos de hacer un mundo mejor. Por eso, la Iglesia y el mundo miran a los jóvenes, “para renovar su confianza en la Misericordia del Padre que tiene el rostro siempre joven y no deja de invitarnos a formar parte de su Reino, que es un Reino de alegría, es un Reino siempre de felicidad, es un Reino que siempre nos lleva adelante, es un Reino capaz de darnos la fuerza de cambiar las cosas”.

La misericordia de Dios tiene el rostro siempre joven precisamente porque nos invita a un Reino que nos estimula a ir adelante, cambiando lo que sea necesario; primero, dentro del propio corazón, pues un corazón misericordioso es aquel capaz de soñar, de ir siempre adelante movido por el amor:

“La misericordia tiene siempre el rostro joven. Porque un corazón misericordioso tiene el valor de dejar las comodidades; un corazón misericordioso sabe ir al encuentro de los demás, logra abrazar a todos. Un corazón misericordioso sabe ser un refugio para quien no ha tenido nunca una casa o la ha perdido, sabe crear un ambiente de casa y de familia para quien ha tenido que emigrar, es capaz de ternura y de compasión. Un corazón misericordioso sabe compartir el pan con quien tiene hambre. Un corazón misericordioso se abre para recibir al prófugo y al emigrante. Decir misericordia con vosotros, es decir oportunidad, es decir mañana, es decir empeño, es decir confianza, es decir apertura, hospitalidad, compasión, es decir sueños. ¿Pero vosotros sois capaces de soñar? […] Y cuando el corazón es abierto y capaz de soñar, hay sitio para la misericordia, hay sitio para acariciar a los que sufren, hay sitio para ponerse junto a los que no tienen paz en el corazón, les falta lo necesario para vivir o le falta lo más bonito: la fe”.

Por eso, añadía Francisco que le duele encontrarse con jóvenes (y recordemos que esto sirve también para la juventud del espíritu a cualquier edad) que se han jubilado de soñar, que han tirado la toalla antes del partido, que van tristes o amargados y aburridos por la vida. O que se han refugiado en un vértigo vacío (de las drogas, de la violencia, del sexo, del consumismo, etc.), corriendo tras las falsas ilusiones de los “vendedores de humo”, que les han robado las energías y la alegría.

Pedro García
DNI 35246596

Más en esta categoría: « Señor Director Señor Director »
volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]