Menu
Facebook Twitter

Señor Director

A pesar del paso del tiempo y por los acontecimientos ocurridos el día 27 de marzo ppdo, en que mi familia volvió a sufrir otro hecho de violencia familiar, en donde se repitió el hecho del desamparo y la vulnerabilidad de sus derechos, puesta de manifiesto por la transgresiones que desde la justicia y la policía sufrió mi nieto y su madre, es que hago pública esta nota.

Quiero también hacer público que al momento de enterarme de este nuevo ataque, por una llamada telefónica a mi nieto y ante la gravedad de la situación narrada por el niño, llamo a la Comisaria 5ta de Villa Regina, siendo las horas 15 aproximadamente del día 27-03-13, donde me atendió el Comando, quien me manifiesta que el Of. de Servicio no me podía atender que estaba ocupado y que volviera a llamar, esperando unos minutos volví a comunicarme y me atiende el Oficial, a quien le expuse lo sucedido y le solicite que se hiciera presente en el domicilio donde estaban los niños, con medico policial a los fines de establecer cuál era el estado de mi nieto, me respondió “ que era una acción de índole privada, que no podía ir, que además yo era la abuela que tenía que ir la madre a hacer la denuncia” fue allí donde le manifesté que estaba equivocado, que eran menores que uno había sido golpeado y tenia lesiones y que necesitaba que fueran a verificar el estado de salud de mi nieto y que el agresor era el padre, un oficial jefe de la Institución y aun así insistía que era una acción de índole privada, fue entonces que le dije: “ Oficial estoy denunciando violencia familiar por la Ley 3040, no tiene ni que recibir la denuncia puede actuar de oficio pero si lo necesita le dio mis datos personales y constituya la misma en una denuncia a mi nombre”. Pero nunca fue, jamás llegó el médico policial, no hicieron nada. Esto ocurrió en la comisaria 5ta de Villa Regina, el día 27 de Marzo ppdo. 

Y si el maltrato y la violencia sufrida desde la institución Policial, no fuera suficiente, el Sistema Judicial pone en acción su crueldad y transgresión a la protección mínima de las víctimas, cuando al día siguiente el fiscal de turno habiendo tomado conocimiento de la gravedad de los hechos, dado que la víctima era un niño, los antecedentes que esta problemática de violencia familiar tiene y que el agresor era personal policial, lleva a la denunciante y a mi nieto a la comisaria 3ra, donde vuelven a sufrir violencia, porque quien le tomo la denuncia, es la misma fuerza que protege y ampara al victimario y si fuera poco la oficial que recibe la denuncia minimiza la situación y no les garantiza la protección necesaria ni informa a sus superiores que en la denuncia que recibe se encuentra involucrado un oficial jefe.

Esta historia tiene más actores, mas culpables, mas denuncias y mas maltrato, mas incumplimiento, mas sufrimiento y más VIOLENCIA.

SÍ, estoy cansada y dolida, me han herido pero aun tengo fuerzas para defender mi familia, poner nombres y denunciar participantes, aun falta referir como desde la Asesoría de Menores de la Justicia provincial han actuado en estos hechos, que han sido denunciados y advertidos con anterioridad por mi y que solo recibí como respuesta descalificación, agravios y violencia. Se adjunto copia de nota al anterior Secretario de seguridad de la Provincia:

“General Roca: 28 de agosto de 2.007.-
Al Señor Secretario de Seguridad
De la Provincia Sr. Bermejo.-
Su despacho Viedma.-

Me dirijo a Ud. en relación a la conversación telefónica mantenida en día de hoy , donde lo ponía en conocimiento de la situación que me encontraba viviendo después de haber recorrido, las oficinas de la Huel, en calle España y 25 de mayo, donde fui atendida, y luego de asesorarme me derivaron a la Defensoría de Menores, Sarmiento y Alsina, allí me escuchar y me orientaron hacia el Juzgado de Paz, para que realizara la denuncia de conformidad a la Ley 3040 de violencia familiar, pero tampoco puede realizar la denuncia, porque no era parte solo la madre de la VICTIMA DE VIOLENCIA.-

No puedo comprende cómo funciona este sistema de prevención ni la Justicia , porque yo quiero prevenir un mal mayor, quiero denunciar a un golpeador, quiero preservar la vida de mi hija y las de mis nietos, quienes también son víctimas de este hombre y no encuentro como hacerlo. ¿Me pregunto la prevención es levantar muertos?, porque en estos casos el resultado final siempre es que alguien muere, entonces la pregunta es ¿Quién se hace cargo? Una sociedad que no escucha y ni contiene, un sistema judicial que no ofrece Justicia que padece autismo, y que victimiza más a las víctimas y su familia, porque hoy yo he sufrido violencia desde lo institucional al no encontrar respuestas y tal vez tener que solucionar este problema como dice la Biblia “ojo por ojo, diente por diente”.

Estoy mal, pero aun no desesperada, eso me da un tiempo para poder gestionar o encontrar una salida, pero si esta no llega, considero que tendrán que asumir la culpa que a cada uno le corresponda, por mi, por mi hija, por mis nietos, por mi familia por las de tantas familias que al igual que yo han buscado una puerta donde encontrar una solución, pero solo encontraron soledad y desamparo, y algunos la tristeza de una pérdida irreparable, una hija.-

Lo que fui a denunciar ya tiene historia hace tiempo viene sucediendo, lleva casi diez años de violencia psicológica y física, que puede hacer una madre cuando la hija se enamora de una persona con todas las característica de un violento y que se potencia cuando tiene el poder y la impunidad que da el uniforme policial y más cuando es Oficial y segundo en jerarquía del grupo especial Bora de esta ciudad.-

Este despreciable esposo y padre, se esconde detrás de la imagen de buen colega, excelente empleado y buena persona, pero dentro de casa golpea a su familia
Esto fue denunciado en la Unidad Regional IIa de Policía, al comisario Insp. Ríos, a quien se le pidió que la Institución le diera un Traslado, a los fines de preservar la integridad física y psicológica de mi hija y nietos; pero este Oficial Jefe nada hizo, no lo trasladaron no lo arrestaron no le iniciaron sumario, para ellos esto forma parte del espíritu de grupo, y de la forma de vivir de la mayoría de los miembros de la Policía, ellos consideran que está dentro de las normas de convivencia familiar, golpear a la esposa y a los hijos.-

Es oportuno ilustrar que es el grupo Bora (Brigada operativa de rescate y antitumulto): es un grupo Comando altamente especializado, los ejercicios y tácticas que allí se imparten tienen como objetivo la sociedad civil, es decir disolver tumultos y manifestaciones, con el uso de escudos, palos, gases y la fuerza física de sus miembros, pero además sus miembros realizan cursos como uno que dicto hace unos meses atrás en Chubut, donde concurrió (……….) el padre de mis nietos, a los fines de agregar más maldad a su pobre vida, allí lo adiestraron como someter, subyugar y dominar a la víctima, estando casi dos meses sin comunicarse con su familia y siendo sometido a toda clase de presión psicológica y física, que luego lo tendría preparado para “enfrentar los posibles ataques de los enemigos”, pero que practicó con la familia.-

Que es lo que pido, que lo trasladen, lejos muy lejos, donde pueda reflexionar como así también tenga la obligación de concurrir a un centro especializado para recibir asistencia psicológica, porque es el padre de mis nietos, y que la Institución Policial se haga cargo del gasto que el tratamiento genere. Que se le prohíba acercarse a mi hija y a mi familia, y que no esté en contacto con los hijos hasta tanto no reciba la asistencia psicológica y esté en condiciones de tratar a sus hijos.-

Específicamente, en cuanto a la Policía , este escrito no debe tomarse como base para ningún sumario interno, sino solicito se notifique al Jefe de la misma contenga y apoye a este Oficial a los fines de garantizar la seguridad de él mismo como de la sociedad en su conjunto, porque tienen la costumbre de no hacerse cargo de lo que la Repartición hace con el personal a sus órdenes y como así tampoco generan medios para solucionar estas problemáticas que tienen un alto porcentaje dentro de la fuerza.-

Esperando entienda todo lo aquí expuesto, y a la espera de una urgente y humana respuesta y solución, y recordándole que no soy una mujer tranquila de soluciones lentas porque la vida hizo que tuviera que ser fuerte para criar a mis hijos sola y he aprehendido a defenderlos con garras y diente y hasta con mi vida si fuera necesario, lo que requiero manifestar, que esperare lo prudente y luego haré publica esta nota.-
Sin otro particular saludo a Ud. atentamente.

Norma Alicia Durante.
DNI 10.913.112
Chacra 262 General Roca

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]