Menu
Facebook Twitter

Trabajadora ganó juicio a empresa que la echó por “razones de fuerza mayor”

La Cámara Laboral Segunda de Bariloche, integrada por los jueces Alejandra Paolino, Jorge Serra y Carlos Cuellar, hizo lugar a una demanda planteada por una trabajadora que se desempeñó bajo las ordenes de "Servicios Integrados Bahía Blanca", -empresa que terceriza servicios- desde noviembre del 2006 a septiembre del 2015, condenando a la misma a abonar a la mujer una indemnización e intereses por despido.

La empresa mencionada tercerizaba servicios para diversas entidades, entre ellas el Banco Nación de El Bolsón, lugar donde la mujer desarrolló tareas de maestranza. La relación laboral se interrumpió al cesar la contratación por parte de la entidad bancaria, no obstante la empresa adujo "razones de fuerza mayor".

La sentencia condenó a "Servicios Integrados Bahía Blanca" a indemnizar a la trabajadora con los intereses que correspondan en el término de diez días de aprobada la liquidación con costas a la demandada. Cabe señalar que este fallo puede ser apelado.

En los fundamentos, la sentencia señala que la "fuerza o causa mayor" se refiere a aquellos hechos naturales o causados por el hombre, que por sus particularidades producen consecuencias que no se pueden evitar y tampoco prever. Es así que cuando en el ámbito jurídico se verifica su existencia, morigera o libera a las partes de sus obligaciones contractuales, no obstante debe distinguirse de aquellas causas que no se pueden evitar pero sí prever, que se denominan caso fortuito, y de las simples negligencias que son casos que se pudieron evitar.

En este caso, y luego de analizar la prueba, el Tribunal ha consignado que la falta de renovación de un contrato constituye una circunstancia, si bien inevitable, perfectamente previsible.

En lo sustancial, el fallo recoge la demanda de la mujer, entendiendo que al no haber acreditado que la suspensión dispuesta en relación a la trabajadora se fundara en una justa causa, -ya que la falta de renovación del contrato no constituye un supuesto de fuerza mayor-, debe considerarse inválida y por lo tanto el despido indirecto sobreviniente, resulta imputable de manera exclusiva y excluyente a la empleadora.

“El núcleo litigioso está dado, por la causal esgrimida por la empresa para justificar la suspensión, es decir la invocada fuerza mayor" señala el voto rector del fallo. (Fuente Prensa Poder Judicial)

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]