Menu
Facebook Twitter

Suspensión de juicio e incidentes: enojo de familiares de Gustavito por el cierre del caso

- SI ACUSADA CUMPLE PAUTAS EVITARA SENTARSE EN EL BANQUILLO - 

Por dieciocho meses el juez de Garantías Bernardo Campana suspendió el juicio contra Miriam Prafil, acusada por el delito de lesiones gravísimas culposas ocasionadas en el marco del siniestro vial que tuvo por víctima al niño Gustavo Alvarado. Pagará a la familia cien mil pesos, realizará tareas comunitarias y voluntariamente renunciará a manejar automóviles. Así, al cumplirse el plazo, podría resultar sobreseída definitivamente. Insultos e incidentes a la salida de la sala de tribunales.

Por Mariano Colombo
[email protected]

Miriam Prafil, imputada por el delito de lesiones gravísimas culposas, en un hecho ocasionado en un siniestro vial, accedió a una suspensión del juicio a prueba ayer, luego que el juez de Garantías Bernardo Campana aprobara el acuerdo alcanzado entre la defensa y la fiscalía y pese a la oposición tardía de la querella.

Prafil, a través de su defensor, ofreció abonar treinta mil pesos en diciembre y luego siete cuotas mensuales de diez mil pesos hasta llegar a la cifra de cien mil pesos en concepto de reparación de los daños causados, se comprometió a realizar ochenta horas de tareas comunitarias y además a entregar voluntariamente su carnet de conducir, para auto-inhibirse de conducir vehículos por el plazo que dure la suspensión, además de obligarse a realizar un curso de manejo.

Si al cumplirse los dieciocho meses fijados para la suspensión, respetó todas las demás pautas generales impuestas, resultará sobreseída definitivamente de su responsabilidad penal por el hecho investigado.

La “probation” fue ofrecida por el defensor particular Sebastián Arrondo en la jornada del martes y contó con el consentimiento expreso y fundado de la Unidad Fiscal de Flagrancia y Gestión Rápida, a cargo de las fiscales Silvia Paolini y Alejandra Bartolomé. Ese último punto resultó determinante en el estado de la causa para la resolución del caso, pues llegada esta instancia sólo una oposición motivada y razonable del fiscal, habilita al magistrado a rechazar la suspensión. “Puede no gustar pero es lo que la ley impone” concluyó Campana mirando a los familiares de Gustavo presentes en la sala.

Sin embargo hubo una manifiesta oposición de la parte querellante a cargo de Rodolfo y María Rodrigo, quienes señalaron que no podía haber “suspensión del juicio sin que la querella haya dicho algo” y agregó que “dejar a la familia afuera de la posibilidad de expresarse lo hace más víctimas que antes”. Viendo superados sus argumentos, la defensa realizó reserva de caso federal, señalando violaciones a todas las normas que rigen la actividad judicial “por una ilegalidad nunca antes vista”. Inclusive Rodolfo Rodrigo interrumpió a Campana al decirle “termine su discurso porque se contradice a cada palabra”, provocando la reacción de familiares.

Lo cierto es que teniendo la posibilidad de realizar una formulación de cargos autónoma, diferente a la de la fiscalía, la querella no realizó su propia acusación, que bien podría haber agravado la imputación contra la mujer y de ese modo, al modificar la calificación legal, impedir que la acusada acceda al beneficio de la probation.

El hecho ocurrió sobre la calle Rolando al 900 cuando Miriam Prafil conducía su Citroën C3 en dirección al Norte y por causas que aún no fueron establecidas embistió al nene que caminaba desde la escuela en dirección a su casa. El pequeño sufrió gravísimas lesiones que lo dejaron internado con pronóstico reservado, aunque paulatinamente fue respondiendo a los estímulos y presentando pequeñas mejorías. A la mujer le atribuyeron las lesiones gravísimas sufridas por el niño al haber conducido el vehículo de manera imprudente, antirreglamentaria y negligente, el 13 de diciembre de 2016.

Al salir del tribunal, los familiares del niño afectado reaccionaron con enojo e intentaron alcanzar a la acusada mientras se retiraba del edificio Pilmayquen. La hermana de la imputada intentó imitar a su hermana pero fue alcanzada en la escalera y entre forcejeos e insultos, recibió una patada en la espalda, por lo que manifestó a viva voz su voluntad de realizar una denuncia contra el hombre al que identificó como agresor.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]