Menu
denuncia-whp

Fue un acuerdo de partes lo que motivó el sobreseimiento de Juan Bonnefoi

- CASO CINTHIA BELMAR -

El pasado 15 de septiembre, la fiscalía pidió el sobreseimiento del sujeto que había imputado días antes por privación ilegítima de la libertad. En ese acto fiscalía y defensa reclamaron insistentemente que el acuerdo y la audiencia sean reservados y no se permita su difusión, pero el juez Marcos Burgos rechazó los planteos y permitió la publicidad. El Cordillerano accedió al registro audiovisual de la audiencia.



Por Mariano Colombo
[email protected]

Mediante un comunicado el Ministerio Público Fiscal había informado el pasado miércoles 20 sobre el cierre definitivo del caso por el “presunto secuestro” de Cinthia Belmar. No contaron entonces que el caso se cerró el viernes 15, mediante el pedido de sobreseimiento que realizó la fiscalía, ante un acuerdo “confidencial” de partes, que incluyó el pago de una compensación económica y la promesa mutua de no volver a “molestarse ni acercarse”.

La audiencia de sobreseimiento fue presidida por el juez de Garantías Marcos Burgos, quien rechazó los insistentes planteos de la fiscal Betiana Cendón y el defensor Horacio Brucellaria para decretar la prohibición de publicidad de la audiencia. El Cordillerano accedió al registro audiovisual de la audiencia porque el magistrado no encontró argumentos válidos para darle la razón a las partes y permitió la publicidad del acto que fue convocado de urgencia y no figuró en la agenda de audiencias que día a día suministra el área de Prensa del Poder Judicial a los periodistas acreditados.

La fiscal Betiana Cendón aseguró en la apertura de la audiencia que se había entrevistado con la psicóloga del Hospital Zonal que asistió a Cinthia y a la psiquiatra del Cuerpo Médico Forense, quienes dictaminaron que no estaba en condiciones de declarar ni enfrentar en audiencias a los sospechosos. Además, la mujer, manifestó su clara voluntad de abandonar Bariloche y de no continuar con la causa penal iniciada a partir de la denuncia por secuestro, que se originó cuando ella misma mandó un mensaje de texto avisando que había sido secuestrada.

A partir de esa posición, prosiguió la fiscal, se convocó al defensor Horacio Brucellaria y al imputado Juan Bonnefoi y en ese contexto se produjo el acuerdo mediante el cual ambas partes asumieron el compromiso de “no molestarse ni acercarse”, además de que el acusado ofreció una reparación económica a la víctima para resarcir los daños ocasionados. El punto clave del acuerdo, fue la confidencialidad, es decir, que no se daría a conocer en qué consistió el mismo. “Se trató de una mediación Penal exitosa”, aseguró Cendón en la audiencia.

Al cederse la palabra al defensor, el mismo ratificó el acuerdo y cargó las tintas sobre la privacidad del acuerdo y el acuerdo de confidencialidad que ambas partes habían sellado.

Sin embargo, el juez de Garantías Marcos Burgos recordó que la audiencia de formulación de cargos a Bonnefoi había sido pública y señaló que las partes no realizaron ningún planteo novedoso que amerite restringir la publicidad del acto, cediendo nuevamente la palabra a las partes.

La fiscalía esgrimió que los involucrados no querían ser cuestionadas al haber pactado el cierre de la causa ni quedar uno u otro como mentirosos ante la sociedad. El defensor agregó que la intención no era ocultarlo, sino evitar que se tergiverse la información a través de los medios y de las redes y dañar a los involucrados.

Pero el magistrado apuntó que no veía afectación a los involucrados al permitir la publicidad del acto, en el que solamente se había mencionado que mediante un acuerdo privado entre las partes, el Ministerio Público Fiscal podía sustentar el pedido de sobreseimiento de Bonnefoi y rechazó la petición.

Pero la fiscalía insistió tibiamente aclarando que con el objeto de evitar la prolongación del proceso y aumentar las posibilidades de que trascienda a la opinión pública no plantearía ninguna impugnación a la resolución del magistrado. El defensor, con el mismo carácter conciliador y tratando de convencer al juez, advirtió que tampoco plantearía ninguna impugnación, pero señaló que se estaba excediendo al resolver ignorando los planteos de las dos partes. “Queremos cerrar el caso y no que se entreguen copias de la audiencia a la prensa”.

La insistencia de las partes, aunque tibias, obligaron al juez Marcos Burgos a dictar un cuarto intermedio para reevaluar su posición. Tras breves minutos reabrió la audiencia y ratificó que “prevalece la publicidad del proceso en virtud de que el acuerdo es de carácter privado, ni yo he conocido en qué consistió y las expresiones de las partes no son novedosas” y cerró “Si hay petición periodística el video será público”.

Finalmente, declaró extinguida la acción penal ante el acuerdo de las partes y dictó el sobreseimiento definitivo de Juan Antonio Bonnefoi, quien había sido acusado apenas unas semanas atrás por el delito de privación ilegítima de la libertad, agravada por el uso de armas de fuego, en calidad de coautor.

Belmar denunció haber sido secuestrada por un sujeto “canoso y pelado” el miércoles 30 de agosto por la mañana, cuando el individuo la obligó a subir a la parte trasera de una camioneta roja y la forzó a ingerir una pastilla molida con una cuchara, que la dejó sin capacidad de defenderse. Según su relato, recorrieron distintos lugares de la ciudad en la camioneta y en un momento determinado la cambiaron de vehículo y la subieron a un Renault Megane gris, con un dibujo en el capot. Luego, siempre según su relato ante las autoridades, Bonnefoi la retuvo en el interior de una vivienda del barrio 10 de Diciembre, valiéndose de un arma de fuego.

En virtud de ello, la fiscalía consiguió avances que permitieron la realización de allanamientos y la detención de Bonnefoi, quien al día siguiente fue imputado por la fiscalía, con prisión preventiva. Apenas unos días después, recuperó su libertad y fue sobreseído en absoluto silencio.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]