Menu
denuncia-whp

Le pidieron seis meses de prisión por varios hurtos pero lo cambió por tareas comunitarias

- UN ACUERDO BENEVOLO Y POCO CONVENCIONAL -

Se declaró culpable por tres hechos distintos de hurto y otro calificado como daño, pero cambió los seis meses de prisión que pidió la fiscalía por tareas comunitarias. Ya registraba otras condenas por robar con un revólver y con una pistola de juguete y por otro robo simple. Además, registra otras causas pendientes y en su historial también tiene una evasión del Penal 3 en el que estaba alojado.

Por Mariano Colombo
[email protected]

La fiscal de grado Alejandra Bartolomé, integrante de la Unidad Temática de Flagrancia y Gestión Rápida impulsó un acuerdo de juicio abreviado con Gabriel Abraham Cornelio y dio cierre definitivo a cuatro causas que había acumulado el joven, que registra un largo historial delictivo.

Le imputó haberse presentado en el domicilio de su propia hermana el pasado 26 de septiembre poco después de la medianoche y haberle proferido amenazas y arrojar piedras que dañaron el techo de la vivienda y los vidrios de un automóvil. Al momento de realizar la audiencia eliminó la acusación por amenazas y sostuvo el hecho por el delito de daño, reclamando una pena de dos meses de prisión efectiva.

También le imputó otro hecho ocurrido el 14 de noviembre de 2015 en horas de la tarde, cuando ingresó a oficinas administrativas del Automóvil Club Argentino, ubicado en Costanera y Goedecke, para apoderarse de un teléfono celular y unos siete mil pesos de la caja de seguridad que allí estaba ubicada. Calificó el hecho como hurto simple y reclamó por ello la pena de quince días de prisión efectiva.

Lo acusó también por un hecho acontecido el 19 de mayo de 2016, mientras gozaba de libertad condicional. En esa ocasión ingresó a un local de la Avenida 12 de Octubre al 1500 y se apoderó de un monitor, dos taladros y un equipo de medición. El hecho fue encuadrado en la figura de hurto simple y por el mismo requirió la pena de tres meses de prisión efectiva.

Además, lo acusó por un hecho ocurrido el 15 de julio de 2017 en la calle Esandi, cuando ingresó a un comercio y se apoderó de 800 pesos. El hecho fue encuadrado en la figura de hurto simple y reclamó la fiscal Bartolomé una pena de quince días de prisión efectiva, acumulando en total por todos los hechos, un pedido de pena de seis meses de prisión efectiva.

El acusado y su defensor particular, Jorge Pschunder, aceptaron el acuerdo propuesto por la fiscalía pero plantearon la posibilidad de amortizar la pena de seis meses de prisión efectiva propuesta, por tareas comunitarias, por lo que la pena quedó formalmente substituida en el marco del acuerdo de juicio abreviado.

El defensor además planteó la posibilidad de que las tareas comunitarias se realicen en algún centro en donde el joven pueda recibir atención contra la adicción que padece. En el acto, además, recuperó su libertad.

Cornelio registra una condena de tres años y seis meses de prisión, por dos hechos distintos, que se logró en abril de 2013 en el marco de otro juicio abreviado. La pena fue por dos hechos en los que se valió de una pistola de juguete y un revólver para amedrentar a sus víctimas.

El primer hecho ocurrió la tarde del 7 de abril de 2012, cuando robó con un arma de utilería, en un comercio ubicado en Moreno al 300. Había robado un teléfono celular, 250 pesos de la caja del comercio y 150 de la empleada. El segundo hecho fue el 9 de abril del mismo año en otro negocio de la calle Onelli al 500. Ingresó al local portando un revólver, amenazó a los presentes y se apoderó de 700 pesos. Previamente había sido condenado, con apenas 19 años de edad, a la pena de cinco años de prisión por un robo.

Además, protagonizó una cinematográfica fuga desde el Establecimiento Penal 3 en el que se encontraba cumpliendo condena, alojado en una celda de aislamiento, al cavar un túnel desde la sala donde se ubicaba la caldera del establecimiento carcelario y sortear los muros exteriores de la ex alcaidía. Contó en ese entonces con la participación de Aladín Vázquez Jara, otro interno que también logró evadirse. Ambos fueron apresados pocos días después de escapar.

Cornelio, también estaba procesado por el delito de robo simple en grado de tentativa por un hecho ocurrido el 13 de septiembre de 2016 en horas de la madrugada, cuando ingresó a las oficinas de una obra social ubicada frente a la iglesia Catedral de Bariloche, lugar en el que fue sorprendido por personal policial que había llegado tras recibir una llamada al 911. En ese entonces tenía libertad condicional.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]