Menu
denuncia-whp

Imputaron a Juan Antonio Bonnefoi por el secuestro de Cinthia Belmar

“No sé por qué está haciendo esto Cinthia”, finalizó el imputado casi rompiendo en llanto. “No sé por qué está haciendo esto Cinthia”, finalizó el imputado casi rompiendo en llanto.

- QUEDARA DIEZ DIAS DETENIDO - 

La fiscal Betiana Cendón imputó hoy por la mañana a Juan Antonio Bonnefoi (34) por el delito de privación ilegítima de libertad, agravada por el uso de arma de fuego. Le atribuye haberla retenido dentro de una vivienda en el barrio 10 de Diciembre. Según la teoría acusatoria, otros individuos habrían participado del secuestro al “levantarla por la fuerza” en la vía pública, aunque aún no fueron identificados. El acusado, que quedará diez días con prisión preventiva, afirmó que Belmar fue a su casa por su propia voluntad y que, tras tomar cocaína y alcohol durante toda la noche, no se quería retirar.


Por Mariano Colombo
[email protected]

Según la imputación efectuada por la fiscalía, el hecho ocurrió el pasado miércoles por la mañana luego de que un sujeto “canoso y pelado” obligó a la joven a subir a la parte trasera de una camioneta roja y la forzó a ingerir una pastilla molida que la dejó sin capacidad de defenderse.

Según el propio relato de Cinthia Belmar que destacó la fiscalía, estuvieron recorriendo distintos lugares de la ciudad en la camioneta y en un momento determinado la cambiaron de vehículo y la subieron a un Renault Megane gris, con un dibujo en el capot. Luego, Bonnefoi la retuvo en el interior de una vivienda del barrio 10 de Diciembre, valiéndose de un arma de fuego.

Mientras tanto, la mujer mandaba mensajes de texto a su novio diciendo “ayudame, me agarró un gordo canoso en una camioneta roja, ayudame por favor”. La fiscal Cendón precisó que la mujer se despertaba de a ratos y en función de lo que observaba, luego pudo dar algunos detalles sobre el interior del domicilio en el que aseguró haber estado cautiva.

Además, al momento de practicarse un reconocimiento fotográfico, identificó tanto a Bonnefoi como al automóvil Megane. En tanto que al momento de practicarse el allanamiento, pudo confirmarse que la descripción que había hecho de la vivienda, coincidía con lo que hallaron los investigadores: el color de las paredes y las sillas.

Cendón, advirtió además que al momento de practicarse el allanamiento, un vecino se presentó espontáneamente con intenciones de declarar y manifestó sentir temor por posibles represalias de Bonnefoi.

Tras la acusación, el imputado aceptó brindar su versión de descargo y negó los cargos en su contra asegurando que la mujer se presentó por su propia voluntad en su casa. “No es la primera vez que va. Antes venía con su novio a tomar merca y vino”, expresó.

Prosiguió su relato señalando que mientras estuvo en la casa “llamó al jardín para avisar que no iba a ir a la reunión de padres y luego a otras personas para que alguien busque a su hijo”, en tanto que durante el día “me acompañó a comprar un burro de arranque junto con el mecánico, en el auto de éste y fuimos a una vivienda del barrio El Frutillar, donde creo vive su padrastro y luego a otra casa cerca de la Alcaidía, donde creo que vive ella, pero no se quiso bajar. Dijo que tenía problemas con su novio con su mamá y con su familia”, aseguró.

“En ningún momento estuvo privada de su libertad, yo no sé porque está haciendo esto la muchacha” expresó Bonnefoi con la voz entrecortada, al borde del llanto y prosiguió “ella llegó sola, tomamos cocaína, whisky y cerveza. Yo no la podía echar, la llevé en mi auto, el Megane color champagne a dos domicilios y no se quiso bajar”.

Tras la formulación de cargos, la fiscalía reclamó un plazo de treinta días para completar la investigación y requirió además como medida cautelar se dicte la prisión preventiva por el término de diez días contra el acusado, a fin de poder indagar a los vecinos del lugar sobre las circunstancias que rodearon el hecho en esos días, entendiendo que habitando en su domicilio podría interferir en los relatos.

La defensa a cargo de Horacio Brucellaria y Jorgue Olguín rechazó esa petición y requirió que se dicte la prisión domiciliaria con tobillera electromagnética, señalando que no había elementos para suponer que el acusado intente evadir o entorpecer la investigación. Además, planteó la posibilidad de que preste declaración testimonial en el mismo acto, un vecino del barrio 10 de Diciembre que ya había declarado ayer espontáneamente ante la fiscalía, expresando sentir temor del acusado.

La medida fue rechazada por el juez de Garantías Marcos Burgos expresando que el testimonio requerido hace a la cuestión de fondo de la investigación por lo que no era el momento adecuado para escucharlo. Subrayó que se trató de un hecho grave y que la víctima está en una condición de extrema vulnerabilidad, estipulando que si al cumplirse los diez días de la prisión preventiva no existe otro planteo de las partes, Bonnefoi recuperará automáticamente su libertad.

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]