Menu
denuncia-whp

Pablo Pavicich da a conocer “¡Enamórate de la vida!”

- NO ES UN MANUAL DE AUTOAYUDA -

Se trata de una novela, segundo libro de su autoría que, en realidad, relata alternativas previas a las que narró en el primero: “Peregrinación a la puerta de casa”. Quienes leyeron “Una realidad aparte” se encontrarán en territorios conocidos.

Por Adrián Moyano
[email protected]

El texto de la contratapa sugiere desconfiar del título del libro, al que considera más pertinente para “un improbable manual de autoayuda”. Se denomina “¡Enamórate de la vida!” y salió de imprenta un par de meses atrás. Es obra de Pablo Pavicich, quien reside en Bariloche hace dos años. El todavía flamante volumen se presentó hace unos días en la Biblioteca Sarmiento y próximamente continuará su derrotero en otra institución similar, según adelantó su autor.

“Un poco en broma, suelo decir que es una precuela (sic) de mi primer libro, ‘Peregrinación a la puerta de casa’”, le dijo a El Cordillerano. “A veces, me siento obligado a contar la historia desde ese principio porque cronológicamente vienen así, aunque primero se editara la historia que, en realidad, es posterior”, precisó. En síntesis, es la historia de un joven que sale de su adolescencia, empieza la universidad y la juventud, pero sigue con las inquietudes existenciales: qué es la vida, qué es la muerte… Las preguntas que siempre se hacen los jóvenes y que algunos, nos seguimos haciendo”, aseveró.

Pavicich contó que su personaje “empieza a buscar, primero, por el lado intelectual pero también tiene algunas intuiciones: se interesa por los temas religiosos y esotéricos. Si vamos de manera cronológica, ¡Enamórate de la vida! cuenta la primera parte, cuando llega a sus manos un libro de (Carlos) Castaneda, se hace muy fanático de sus lecturas, quiere ahondar en eso y pasar a la práctica. ¿Viste el Quijote, que con tantas historias de caballería quería salir a combatir contra los molinos de viento? Bueno, el final del libro es un poco como el del Quijote porque está en Buenos Aires, es un chico porteño común, el único indio que vio fue Patoruzú. Le parece que buscar ahí es medio difícil, entonces, piensa en irse a Sonora o a Estados Unidos”.

En esa encrucijada, el protagonista “conoce a una persona que conoce a otra que conoce a un peruano que había llegado hacía poco a Buenos Aires, que se autodenominaba chamán. Lo conoce y le dice que le interesaba experimentar con plantas. Ahí empieza la historia. Se forma un grupo humano con gente muy buena, pero dispuesta a lo que sea para vivir su experiencia. No te quiero adelantar más”, se frenó Pavicich de improviso.

El segundo primero

Pero enseguida retomó su hilo. “El segundo libro que, en realidad, es el primero, también está narrado como ficción pero es un libro de diálogos. Ahí también conoce a una persona que se autodenomina chamán pero lo loco es que, mientras pensaba irse al Tíbet o a Estados Unidos, ahí nomás de su casa, vivía esta persona que empieza a esclarecerlo un poco, con muchas respuestas para todo. Sabía de la tradición hopi, lo habían iniciado y, entonces, le contesta muchas de sus inquietudes”, confió.

Más allá de la continuidad, hay diferencias entre uno y otro libro. “’Peregrinación a la puerta de casa’ es más bajada de línea. ‘¡Enamórate de la vida!’ es una ficción donde hay desarrollo, nudo y desenlace. Como escritor, me gustó más el desafío de esta segunda novela. La otra es una especie de reportaje disfrazado de novela, con mucha información sobre cómo se pueden aplicar esos conocimientos del pasado a nuestra realidad del siglo XXI”, confió el autor.

Como puede adivinarse, el protagonista de las historias tiene bastante del escritor. “Debo decir que son mis inquietudes. Es bastante autobiográfico. Ya sabemos que siempre uno habla de uno, haga lo que haga, pero ahora me gustaría escribir algo ciento por ciento extraído de mi imaginación.

Algunas cosas ya tengo pero estas son vivencias acomodadas como para que se pueda hacer un recorte literario”, admitió.

La atracción de Pavicich por las letras es anterior a la llegada de “Las enseñanzas de don Juan” a su existencia. “Castaneda puede haber influido en la temática, en lo que era mi vida de ese momento, pero siempre me gustó escribir. En algún momento, pensé que podía hacer algo más relacionado con el cine pero vi que hay que tener una personalidad muy especial, una disciplina y una fuerza de voluntad muy importante. Entonces dije: no, no es lo mío... Pero escribir, escribí siempre”.

Sin embargo, dio algunos rodeos antes de lanzarse. “Lo que me pasaba es un poco lo mismo que al personaje de la historia: para la búsqueda del conocimiento me parecía que escribir era como desviarse del camino, cuando en realidad era lo contrario. Era mi misión en aquel momento, a los 20 años y quizá, todavía hoy. Yo quería la iluminación y todo eso, y me parecía que escribir era un entretenimiento o que ya había suficientes libros escritos sobre conocimientos y todas estas historias. En ‘Peregrinación a la puerta de casa’, el guía de ese momento le dice al personaje que se dedicara a escribir, más allá de vivir o no de eso. Tenía que hacerlo porque era su forma de meditar y de hacerse bien. Eso que lo que tenía que hacer”. Y en eso está Pablo Pavicich.

 

Vivir el cambio

El autor de “¡Enamórate de la vida!” está entre nosotros “hace dos años, con mi pareja. Bariloche siempre te da la bienvenida: al principio estuvimos en una casa donde llovía más adentro que afuera pero después tuvimos suerte”, bromeó Pablo Pavicich. “Ahora estamos muy contentos. Es un paraíso en lo paisajístico aunque la realidad es dura. Hay robos como en Buenos Aires aunque quizá no tanta violencia. Así que viviendo el cambio”, definió.

La atmósfera cordillerana aún no se trasladó a su escritura más profunda. ”Cuando vine, tenía la ilusión de hacer una especie de blog del recién llegado o algo así pero soy un escéptico de la escritura diaria, Internet y todo eso. Prefiero guardármelo, hacer la digestión, esperar que el tiempo actúe. Después, tengo otros delirios, guiones y cosas que tienen que ver con bromas con el Nahuelito y ese tipo de cosas”, admitió. La ronda de presentaciones de su segundo (primer) libro, aún no finalizó.

Empieza a buscar, primero, por el lado intelectual pero también tiene algunas intuiciones: se interesa por los temas religiosos y esotéricos. Si vamos de manera cronológica, “¡Enamórate de la vida!” cuenta la primera parte, cuando llega a sus manos un libro de (Carlos) Castaneda, se hace muy fanático de sus lecturas, quiere ahondar en eso y pasar a la práctica.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]