Menu
denuncia-whp

Silvia Urtubey celebró La rebelión de la muda

Silvia Urtubey tuvo su gran noche. Silvia Urtubey tuvo su gran noche.

- GRAN Y CONCURRIDA PRESENTACION EN DINA HUAPI - 

Quedaron chicas las instalaciones de la Secretaría de Deportes y Cultura de la vecina localidad. A los comentarios de Cecilia Fresco, Daniel Welschinger y Ariel Navalesi, se sumaron espléndidas lecturas, música y fotografías.


Por Adrián Moyano
[email protected]

La presentación de La rebelión de la muda, el más reciente libro de Silvia Urtubey, se convirtió en una auténtica “reunión alrededor la poesía”. La cita se pactó en un lugar desusado para los barilochenses: la coqueta sede que ocupa la Secretaría de Deportes y Cultura de la Municipalidad de Dina Huapi, porque de la cercana localidad es vecina la autora. Los anfitriones se vieron en problemas para albergar con comodidad a la gente que asistió.

Hizo las veces de presentadora Cecilia Fresco quien, dicho sea de paso, recientemente alumbró Invierno, un volumen de cuentos. Ocurre que la escritora conformó el jurado, junto con Graciela Cros y Raúl Artola, que trabajó en la Convocatoria Literaria 2016 del Fondo Editorial Rionegrino (FER). En ese sentido, confió Fresco entre los tres “no hubo ni un segundo de duda” al elegir la obra de Urtubey como ganadora en el certamen. De ese veredicto derivó la publicación, que se concretara algo más de un mes atrás. 

Fresco se deshizo en elogios: “está buenísimo. Es un libro redondísimo, súper cuidado. Cada poema es como una obra. Impecable”, arrancó. Para que sus afirmaciones quedaran con sustento, la también poeta leyó de manera íntegra “Casa desde adentro”, uno de los poemas de la primera parte del libro, que lleva como título “Contraseñas de la cría”. En sus primeras estrofas escribió Urtubey: “Le hubiera hecho falta a mi casa un poco de brujería / y comidas calientes recién hechas / siempre. Todo doble se veía / ¿Quién era quién? / ¿De cuál es el lunar en la mano?”

Después de que cesaran los aplausos al finalizar la lectura, continuó con sus sentencias certeras. “La poesía es la que está acá”, determinó. Después, trajo a colación una frase de Clarice Lispector en relación al título del libro: “llegar a la mudez es un gran logro de la voz”. Para la vecina de Villa La Angostura “desde el título el libro es fuerte”. Compartió además que se puso a pensar en pares de palabras para representárselo. El primero fue “potencia y urgencia”, porque pensó en “una muda que no da más y que de pronto habla”. El segundo, “intemperie y escapismo” porque también hay desolación.

Sentirla cerca

La autora de “Realidad vs representación” insistió en “el tono impecable” de La rebelión de la muda y si bien admitió que no conoce en profundidad a Silvia Urtubey, dijo que en su libro “es ella de principio a fin. Es fácil sentirla cerca, es fácil ver a alguien”. También encontró que el conjunto de poemas es “filoso y curativo, sin concesiones. Porque decir cura, maravilla y duele al mismo tiempo”, sostuvo.

Fresco juzgó oportuno mirar el trabajo desde la perspectiva del “Ni una menos” y en ese sentido, apuntó que aún “crece muchísimo” porque encontró que existe una “gran cantidad de mujeres que empieza a hablar”. Añadió que por otro lado, “también parece un libro para la madre. Una madre no dulce, una madre que expulsa pero aun así, vuelve (la muda) con la frente en alto. Uno se apropia de ese esfuerzo de amor”.

La comentarista también leyó uno de los versos más punzantes del libro, que está en El desgarro. Dice “a una muñeca se la cuida por si acaso / el pueblo necesitase un juguete que sangre”. Sin embargo, será en la tercera parte que La rebelión de la muda explote “para muchos lados”, la que exprese “el temor a las palabras que no hablan, que detonan silencio y mudez”. Para Fresco, el libro de Urtubey “es tan confesional como hermético” y para terminar su intervención, se dijo “feliz de que esté editado”.

El encuentro del último sábado contó con Ariel Navalesi como informal maestro de ceremonias, quien muy lejos de las convenciones, también aportó profundas reflexiones sobre la poesía. Arrancó con una frase de Haroldo Conti para contextualizar la pregunta de estos días: ¿dónde está Santiago Maldonado? La música la aportó Héctor Torres junto a una joven pianista y leyeron alternativamente poesías de La rebelión de la muda, Sergio Rullo, Marcela di Pasqua y Gabriela Camino -que en realidad bailó-, Gabriela Angaut y Adrián Ferreira. Además, hubo aportes fotográficos. Toda una celebración de la poesía que esperemos, pueda repetirse en la Fiesta de la Palabra.

“Te estábamos necesitando”

Viajó hasta Dina Huapi para acompañar la presentación de La rebelión de la muda, Daniel Weschlinger, director del FER, sello que publicó el poemario. “Tengo que pedir disculpas por tres errores -arrancó-, todos de mi completa responsabilidad. Me gusta verlos como síntomas de una obra que por su contenido, es perfecta”, diagnosticó. Recordó que de la convocatoria que consagró ganadora a Silvia Urtubey, habían participado 50 obras, “cantidad que para una provincia como Río Negro es significativa”.

Puntualizó el directivo que “no cualquiera reúne el valor y el coraje para presentarse a una convocatoria” y en cuanto a la obra que se daba a conocer, confió “consonancia con los acuerdos del jurado”. Añadió que ofrece “una cadencia territorial. No se menciona al territorio, pero está”. En cuanto a uno de los errores, señaló que en los créditos se omitió mencionar al corrector, Gustavo Roumec, “a quien le hubiera gustado estar acá”.

Confió Weschlinger que “el título me inquietó desde que llegó. Rebelión quiere decir volver a la guerra. Me preguntaba por qué y para qué esta muda quiere volver a la guerra, ¿qué encontrará ahí? Pensé en las flores, que son reacciones funcionales de las plantas para defenderse de alguna agresión. Nosotros encontramos belleza en las flores pero esa es su función. Con esta rebelión pensé lo mismo: la muda no podía hacer otra cosa que hacerlo”.

El editor también creyó que “la muda no lo era cuando fue a la guerra por primera vez”. Asoció esa mudez con un silenciamiento, producto del “machismo, del etnocentrismo, del autoritarismo y del paternalismo. Silenciamiento que viene desde nuestro lenguaje, lenguaje que está aquí, en este territorio, desde antes que naciésemos. Entonces, estamos frente a un discurso que es político. Así que le doy gracias a la muda por volver. Y le digo, te estábamos necesitando”.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]