Menu
Facebook Twitter

Emotivo abrazo de artistas barilochenses para que La Casita Azul mantenga sus puertas abiertas

Es un espacio necesario para el arte de la ciudad. Es un espacio necesario para el arte de la ciudad.

Ante el inminente cierre de La Casita Azul, el espacio cultural independiente que funciona en una antigua vivienda de Tiscornia y Rolando, artistas de nuestra ciudad realizaron un abrazo simbólico en el lugar, para demostrar su apoyo a la gestión que viene realizando Gaby Arias en ese lugar desde hace un par de años.

 

Por Susana Alegría
[email protected]

La autoconvocatoria era para las 15 horas pero, mucho antes, ya esperaban sobre la vereda, la llegada de más artistas. Arias, en diálogo con El Cordillerano, dijo: “hace un mes, me hicieron una infracción del Municipio y volví a pedir una respuesta, la misma que espero desde hace dos años, entonces me cansé”.

Al referirse a esa infracción, comentó: “no tenía mucho sentido, vinieron de Inspección General una noche que se estaba realizando una obra de teatro pero, en la boleta, no figura un número de ordenanza infringida, sólo me dijeron que no tenía permiso para hacer espectáculos”.

“Cuando hay un artículo a la ordenanza a la cual yo adhiero, que dice que con el trámite iniciado estoy autorizada a hacer esos espectáculos”, agregó.

En estos dos años, ya han ido a realizar inspecciones, “pero nunca se me informó de requisitos faltantes ni un rechazo a mi solicitud, simplemente no me dicen nada”. Ahora se enteró de que, en el Municipio, hay un informe. “Es de un año y medio atrás con requisitos; entonces, argumentan que nunca las cumplí, pero jamás me informaron de eso”, dijo Gaby.

Luego de la última inspección, se acercó a hablar con la subsecretaria de Cultura, Ana Gerón. “Quedamos en una inspección la semana siguiente pero no vinieron, no avisaron; así que volví a pedir otra reunión y ahí me dijeron que este lugar no se va a poder habilitar nunca, que mi contrato de alquiler no me habilita. Hay un contrato vencido hace más de un año y ni siquiera se habían dado cuenta”, dijo.

Arias saca conclusiones muy concretas: “Una es el valor que tiene esta esquina y otra es que me queda sólo un año de alquiler. Quiero terminarlo en paz y dando espacio a los artistas como lo hice en todo este tiempo”.

En la Casita Azul, nunca hubo un accidente ni disturbios, jamás se vendió alcohol ni se superó la capacidad del lugar en venta de entradas y cuenta con dos puertas, una que da a Rolando y otra a Tiscornia. “Es un lugar tranquilo, nunca viene mucha gente como para saturar el espacio. A las 12 de la noche, no queda nadie porque yo vivo acá con mi hija”, comentó.

Su decisión de cerrar las puertas estaba muy firme. “Me emocionó ver la reacción de los artistas de la ciudad. Ese apoyo sabía que lo tenía pero jamás pensé que iban a ser tantos”, dijo al momento del abrazo.

“Ahora, desde el Municipio, me dicen que no quieren que cierre el lugar. Carlos Sánchez me confirmó que este martes, a las 16 horas, van a venir a realizar otra inspección y ahí veremos qué pasa. Si es verdad que me van a dar su apoyo, esta vez quiero que sea por escrito”, agregó.

Uno de los artistas

Julio Benítez es uno de los grandes referentes teatrales de la ciudad y estuvo presente apoyando el proyecto de La Casita Azul. “Ante un gesto poco amable desde las autoridades municipales, nosotros le devolvemos con un gesto amoroso y un abrazo pero en actitud de resistencia”, dijo.

Aclaró que no le gusta hacer comparaciones, “pero realmente tendrían que mirar más otras cosas, en lugar de meterse con los que creen más débiles, los artistas, porque no lo vamos a permitir”. “Todo lo que hacen los grandes empresarios está permitido pero, a lo que hacemos desde nuestro propio lugar y con mucho esfuerzo, siempre le buscan la vuelta para que estemos fuera de la ley”.

“Somos el reservorio, la imaginación, la libertad, la imaginación, somos todo repartido en muchos seres humanos, creo que desde el Municipio están equivocados y se lo queremos hacer saber”, agregó.

Los inicios del espacio

Silvio Gressani, joven actor y director de teatro, fue quien comenzó con el Proyecto de la Casita hace muchos años. “Fue algo que encaré solo, porque los artistas siempre estamos solos y abandonados en esta ciudad”, comenzó diciendo.

Él había alquilado la casa para vivir con su hijo y decidió comenzar con espectáculos en el living, algo que, en ese momento, se había comenzado a hacer en Buenos Aires debido a la falta de espacios culturales. “Nunca fue con el fin de llenarse de plata pero era una inversión a llenar un espacio de arte y hacernos visibles”.

Hace muchos años, Silvio había abierto El Guernica, en calle Belgrano, en ese momento en Cultura del Municipio estaba Luis Torrejón. “Me consiguió una reunión con Icare, quien me dijo que le parecía muy buena la idea, que me iba a apoyar porque estaban en deuda con los artistas”.

Cuando finalizó ese proyecto, alquiló la Casita y así nació un nuevo espacio para el arte local.

“Abrí en enero del 2011, cuando le comenté a la hija de la dueña lo que quería hacer, le encantó la idea y me dijo que le dé para adelante”, dijo Gressani.

Hace dos años, quiso despegar de la ciudad, retomar las giras teatrales y coincidió con la llegada de Gaby, la que no dudó en continuar con el mismo formato. “Ella, al principio, cuidaba la casa cuando yo me iba y después la recomendé con la dueña y, finalmente, quedó a cargo, pero no me imaginé que le iba a dar un impulso de gestión tan grande”, finalizó.

Se viralizó

La repercusión del cierre fue muy grande y salió de las redes sociales, para materializarse en un encuentro que, luego del abrazo, se convirtió en música y danzas en las afueras de la Casita. “Me llamaron muchísimos, tristes y a la vez preocupados. Eso me hizo sentir que lo que vengo haciendo es útil para el arte de la ciudad”, dijo.

Contando ella con el cartón correspondiente de Adhesión a la Ordenanza, seguiría adelante el año que le resta en el lugar, “no quiero seguir trabajando así en este ‘ya veremos’, sin una mínima seguridad para estar tranquila”.

Ella arma la cartelera con gran anticipación y ya cuenta con la grilla de espectáculos hasta el mes de marzo, pero que le garanticen la permanencia en la Casita significa poder asegurarles a esos artistas que van a poder realizarlos.

Para finalizar, dijo: “Si me van a habilitar que lo hagan ya, sino que me digan directamente que no y cierro las puertas”.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]