Menu
Facebook Twitter

El Viaje Solidario Bariloche Nº 81 llevó donaciones a 22 parajes de la Línea Sur

El agradecimiento de la gente es muy grande. El agradecimiento de la gente es muy grande.

El sábado pasado Viajes Solidarios Bariloche partió nuevamente rumbo a la Línea Sur para llevar donaciones a 22 parajes. Bajo una lluvia persistente salieron las diez camionetas acompañadas en esta oportunidad por un micro particular.

Por Susana Alegría
[email protected]

Aprovechando la cercanía con la Navidad, se llevaron cajas con productos para la Nochebuena y 4.000 panes dulces solidarios que generosamente ofreció Nicolás Martínez. Además como en cada viaje, se entregó ropa, alimento, muebles, muchos juguetes de parte de Papá Noel, y elementos para los hospitales como pañales descartables, medicamentos e insumos que habían encargado anteriormente.

Los amigos solidarios son solo eso, un grupo de amigos que decide poner todo de su parte para hacer posible un nuevo recorrido, teniendo en cuenta que cada camioneta produce gastos que superan los dos mil pesos de combustible, más las cubiertas que deben reponer por roturas o recambio de piezas, sin pedir nada a cambio.

La previa fue recorrer los comercios que se ofrecen para recibir las donaciones y reunir todo para que luego sea distribuido entre los que realizan el viaje. Siempre se suman amigos nuevos que quieren ser parte de la movida, los que son bienvenidos al grupo.

No hay una modalidad estipulada para entregar lo que se lleva, siempre se pasa por los hospitales de zona rural o centros de salud, charlando con los agentes sanitarios para saber así sus necesidades.

Ángel y Luis partieron rumbo a Las Bayas, visitando además Chacay Huarruca, Río Chico, Mamuel Choique. En Ñorquinco dejaron gran parte de la carga a los vecinos y les entregaron a Lucas y su esposa, dos jóvenes que se unen a la cadena de hacer llegar cosas a vecinos más alejados, bolsas con pan dulce, cajas con productos navideños y juguetes.

En el hospital de Ñorquinco entregaron frazadas y sábanas, pañales y una computadora que estaban necesitando.

Juan de Dios fue con un amigo que puso su camioneta de fletes y viajaron hasta Clemente Onelli, Pilcaniyeu, Comallo y Anecón Grande.

Cárcamo con su micro fue hasta el hospital de Comallo y Pilcaniyeu, aprovechando su vehículo para transportar una gran cantidad de donaciones.

Mansilla y su acompañante visitaron vecinos de Villa Llanquín y Pichi Leufu Abajo y Jorge Alegre con Claudia dejaron a los bomberos de Pilcaniyeu cosas que se encargarían de repartir.

Por su parte, José y Ariel fueron a Jacobacci y Oscar a Laguna Blanca, Mencué y Pilquiniyeu del Limay.

Marcelo Bearzi, padre de los Viajes Solidarios, con Sussy e Isidro fueron a Panquehuau, Cerro Alto y Corralito, en éste último paraje dejaron donaciones y panes a Gladys, quien los haría llegar hasta Coquelén y Melicó, y a Elba, para que entregue a otros vecinos.

Distribución

Algunas veces se reúne a los vecinos para que elijan lo que más necesitan, otras, se va parando en cada casa que se ve al costado del camino. Siempre se cuenta con amigos en los parajes que colaboran desinteresadamente con la tarea de hacer llegar a más familias. En esta oportunidad se sumaron los Bomberos Voluntarios de Comallo, Pilcaniyeu y Jacobacci.

Son muchos los vecinos de Bariloche que suman donaciones para cada uno de los viajes, incluso hacen llegar desde otros puntos del país, al enterarse por la página de Facebook. Algunas cosas realmente emocionan, como los regalos ya empaquetados, las Cajas Navideñas del Instituto Superior Patagónico que incluían cartitas para los nenes, Fundación Sí aportó desde la fábrica de juguetes artesanales que tiene en Bariloche, chocolates, libros, pinitos con adornos y cientos de elementos de gran utilidad para los amigos de la Línea Sur.

Este domingo Sussy e Isidro fueron a la zona del Villegas y Manso Inferior para entregar juguetes y pan dulce a las familias que, sorprendidas, agradecieron el gesto solidario.

La casita de Juan

Hace casi cuatro años que Viajes Solidarios visita a la familia Fernández, del paraje Panquehuau. Al conocerlos se vio el estado de precariedad en el que vivían y poco a poco se los comenzó a acompañar con algunos elementos para que salieran adelante. Uno de sus integrantes es Juancito, un joven no vidente que concurre a la escuela de Pilcaniyeu y permanece durante la semana en la residencia para jóvenes.

La casita en la que viven todavía, no es digna de habitar y desde 2013 que se ha intentado que la Provincia cumpliera con su palabra de construirle una vivienda en el campo de su propiedad.

Ahora, gratamente sorprendidos, al visitar el lugar se ha visto que falta muy poco para la finalización. Están en la etapa final y se calcula que será inaugurada para mediados de enero. Ya se puede ir pensando en algunos muebles para llevarles y necesitan una cocina a gas o una económica a leña.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]