Menu
denuncia-whp

La navegación de placer debe cumplir normas para respetar y valorar la vida

- INFORME DE PREFECTURA Y DEL PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI -

Se acerca el fin de semana y el pronóstico anuncia temperaturas máximas de 20 grados. Días ideales para la navegación, al igual que en el próximo comienzo de la temporada estival. Al momento de embarcarse la Prefectura Nacional Argentina hace sus recomendaciones. Se debe tener presente el número 106, para llamadas de emergencia.

Por Juan Carlos Montiel
[email protected]

La delegación de Prefectura de San Carlos de Bariloche dio a conocer distintas recomendaciones para la navegación en embarcaciones menores (lanchas, botes semi-rígidos, veleros cabinados y otros). Se indica que antes de iniciar una navegación de placer se debe dar aviso a la Prefectura, dicho aviso se puede hacer vía telefónica o en forma personal informando zona a navegar y tiempo estimado de regreso; como así también hay que asesorarse convenientemente del estado del lago y velocidad del viento.

Otros consejos para tener en cuenta son: usar siempre el chaleco salvavidas y demás elementos de seguridad reglamentarios. No ingerir alcohol al momento de iniciar una navegación. Contar con la correspondiente habilitación Náutico Deportiva. Impedir que conduzcan menores no habilitados.

También se pide llevar a bordo los elementos de señalización y de lucha contra incendios e inundación (bengalas, matafuegos, silbato, espejo de señales, balde achicador, zonda de mano, etcétera). Evitar navegar en condiciones de escasa visibilidad o desconociendo el pronóstico meteorológico.

Es necesario respetar áreas de navegación establecidas por la Prefectura y nunca navegar en proximidad de bañistas u otras embarcaciones. En proximidad de muelles, amarraderos o fondeaderos navegar a una velocidad tal que no ponga en riesgo las embarcaciones que naveguen próximas, se hallen amarradas o fondeadas.

Por consultas los navegantes se pueden dirigir a la Oficina de Atención al Ciudadano, sito en calle Gobernador Elordi N° 219 o comunicarse con Prefectura de Bariloche: (0294) 4422798, Prefectura Puerto Pañuelo: (0294) 4448214, Emergencias Náuticas: Tel. 106 o Canal 12 (156,600 Mhz) o Canal 16 (156,800 Mhz).

Contaminación en los lagos

También desde la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi señalan que existe un plan de restricciones graduales para la navegación en los lagos ubicados en áreas protegidas, con el fin de eliminar el uso de los motores que producen alta contaminación.

Se recordó además que desde 2016 quedó prohibida la navegación con motores de dos tiempos carburados, ya que la propulsión de dichas embarcaciones se refrigeran con agua que toman del lago, de modo que el volcado de hidrocarburos al ambiente natural es inevitable. Por ello se da permiso de navegación sólo a motores de cuatro tiempos (que tienen refrigeración a aceite) o a los dos tiempos “ecológicos”, que usan agua pero la “filtran”.

En los lagos Guillelmo, Martin y en el Hess la navegación a motor está prohibida ya que dichos lugares son reservas naturales del huillín y del pato de los torrentes y se trata de preservar juncales costeros donde nidifican aves. La veda para los motores de 2 tiempos carburados también se produce en los lagos Espejo, Espejo Chico, Fonck, El Correntoso (con excepción de motores de emisiones ultrabajas o eléctricos), Los Moscos, Steffen, Traful, Roca, Villarino, Falkner, Gutiérrez y Mascardi.

Según se explicó, el Nahuel Huapi entra en una regla especial, que admite embarcaciones de distinto tipo pero con la prohibición de navegar a menos de 300 metros de los paredones Norte y Sur de Isla Victoria y en cercanías de la isla Fray Menéndez. (Con datos de Prefectura y de la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi).

 

Consejos para la navegación

Cada tipo y tamaño de embarcación y con la carga que navegue, tiene un límite diferente, incluso una forma diferente de navegar una tormenta. En términos generales se puede decir que, navegando en un bote liviano, digamos un semirígido de unos 4,50 mts, en una situación que no permite su planeo y avanza desplazando agua (flotando, no planeando), lo ideal es navegar a favor de las olas a una velocidad ligeramente mayor que la de desplazamiento de las olas, para lo cual es imprescindible contar con una potencia capaz de remontar la parte trasera de cada ola, ¡algo para lo que se necesita mucha potencia! Ojo con esto, porque de otra forma cuando está remontando el motor no puede, entonces la ola gana en velocidad y la siguiente se "embarca" en el bote, es tal vez uno de los motivos más frecuentes de percances serios con motores incapaces.

Cuando se debe ir en un curso de "través" del rumbo del oleaje (del viento), se puede intentar una navegación en zig zag. Cuando se deba navegar hacia el viento, es conveniente encarar cada ola con el "través" de la proa (en diagonal), eso es en un ángulo aproximado de 45°, sabiendo acelerar para "levantar" la proa en el momento en el que el bote "cae" en el seno entre dos olas.

La navegación de frente a las olas cuyo tamaño es apenas un poco mayor que las que se podrían pasar en planeo, se pueden encarar de frente con una potencia tal que mantenga la proa ligeramente elevada, y los pasajeros irían ubicados entre la mitad y la parte trasera, pero hay que estar seguro de que la fuerza del viento no será tal que levante la proa y dé vuelta el bote.

Cuando el tamaño de las olas es mayor que la altura de la borda y su velocidad es muy alta, el mejor consejo es buscar la costa más cercana atracando hacia alguna bahía protegida para no golpear las rocas o piedras.

Es recomendable que el tanque de combustible y los elementos de cierta importancia se encuentren amarrados, por ejemplo un violento desplazamiento del tanque puede cortar la manguera, o de la batería originar un cortocircuito o cortar la alimentación, etcétera.

Cuando se queda sin potencia, lo primero que se debe hacer, aún en razonables buenas condiciones, es primero (si se puede) instalar remos y tratar de mantener el bote aproado a la tormenta y tratar de acercarse a la costa, si esto no se puede hacer, de inmediato hay que lanzar un "ancla de tormenta" amarrado en el cáncamo de proa con un largo de al menos unos 15 mts, esto si no se tiene se hace lanzando en el extremo del cabo una caja de herramientas o de pesca vacía, o un balde de 15 - 20 litros, o una lona plegada, la idea es que ese "ancla" mantenga el bote aproado mientras el piloto trabaja en la reparación.

En las navegaciones de lagos patagónicos siempre se debe llevar un completo equipo de seguridad, con lona, manta, forma segura de prender fuego, bengalas, y no me cansaré nunca de repetir que unos de los elementos más necesarios cuando hay tormenta y en general en cualquier navegación, es un equipo de radio comunicación y tener conocimiento de los canales o frecuencias de ayuda, y por supuesto, nada mejor que en tierra alguien conozca de todas nuestras intenciones. (Nota informativa de Chiche Aracena).

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]