Menu
denuncia-whp

A un año de la muerte del huemul, Parques no determinó responsables ni causas del deceso

El huemul en cuestión fue fotografiado antes que muriera. El huemul en cuestión fue fotografiado antes que muriera.

- DESIDIA ADMINISTRATIVA -

Habían dicho que la investigación duraría tres meses. Hay rumores de sanciones con suspensiones, pero nada concreto. Lo cierto es que el animal se murió frente a los ojos de los “expertos” de Parques Nacionales y a la fecha ni siquiera se sabe la razón.

Por Diego Llorente
[email protected]

El 18 de marzo de 2016 apareció un huemul macho, sano y sin heridas, en la zona de El Manso. Fue atado por un poblador y un guardaparque quiso soltarlo, pero Damián Mujica, intendente del Parque Nahuel Huap,i ordenó esperar a que lleguen los “expertos y especialistas” a analizar al animal.

Éstos arribaron 14 horas después de encontrado el espécimen, pero sin el equipamiento necesario, ni sedantes, ni radio collares, y ni siquiera llevaron el kit básico de emergencias, según sus propias palabras. Además, los expertos expusieron que carecían de un protocolo y de presupuesto. Tras varias horas de idas y vueltas, el animal murió al día siguiente. Fue tapado con ramas y troncos y los supuestos especialistas se fueron. Todo esto, según dos informes a los que accedió este diario.

Cabe mencionar que el huemul (pese a estar atado y con estrés) se mantuvo vivo toda la noche y hasta las 15.30 de ese 19 de marzo, cuando los funcionarios de Parques lo sedaron con calmantes prestados por la estancia Lago Escondido, porque ellos no llevaron. Cuatro horas después, el ciervo se murió.

Con el animal muerto ante sus ojos, los “expertos” no extrajeron muestras de sangre y decidieron no llevarse los restos, “porque no había espacio en los freezer” y lo abandonaron, lo cual representa un desaprovechamiento absoluto y total del ejemplar.huemufffl2

A raíz de la publicación de El Cordillerano, el tema cobró notoriedad, repercusión nacional y un revuelo interno dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, que nada había informado al respecto. Esto derivó en que la APN (Administración de Parques Nacionales) se viera obligada a abrir un proceso de sumario, para lo cual llegaron a la ciudad dos abogados de la entidad, que entrevistaron a todos los involucrados para determinar las responsabilidades del caso.

Sin embargo, ya pasó más de un año de la muerte del huemul y la APN no cumplió con la resolución del caso, pese a la promesa de los tres meses y no informó oficialmente absolutamente nada del tema. Ni el hecho en sí, ni lo avances, ni investigaciones ni responsabilidades. Nada. Siendo más que llamativo para una institución que debe preservar la flora y la fauna de la región. Y si hay personal negligente debería ser sancionado. Pero a la actualidad, todos siguen trabajando como si el huemul nunca hubiera aparecido y no hubiera muerto.

Desde publicado el caso, El Cordillerano dialogó en un par de ocasiones con el presidente y el vicepresidente de la APN, Eugenio Breard y Emiliano Ezcurra, respectivamente. Pero más allá de sus respuestas, no hubo determinación de responsabilidades ni se hizo público el resultado de la investigación interna.

Este medio pudo conocer algunos detalles no oficiales que hablan de suspensiones de días de trabajo a los integrantes del equipo que fue hasta El Manso, pero no se han podido confirmar dichas versiones. Al parecer, el dictamen estaría en etapa de apelación. Incluso, este diario se comunicó con Mujica y con casa central de la APN en Buenos Aires, pero las respuestas siempre fueron en la misma línea: no hay novedades.

En octubre de 2016, Ezcurra volvió a dialogar con El Cordillerano y recalcó que el Departamento de Conservación del Huemul “trabaja bien” y que lo del animal muerto fue sólo “un accidente aislado”. Aunque reconoció la falta de presupuestos y de herramientas de trabajo, pero que se aprendería de lo sucedido.

En peligro de extinción

El huemul meridional, o ciervo sur andino, es un mamífero en peligro de extinción perteneciente a la familia Cervidae que habita en la cordillera de los Andes, en la zona de Chile y Argentina.

Es el ciervo más austral o meridional del mundo y su población a lo largo de todo el siglo XX ha sido (como otras especies silvestres) drásticamente exterminada por los seres humanos, ya sea por considerarlo "plaga" o por "deporte" como uno de los objetivos de la llamada caza mayor.

Este animal tiene como enemigo natural principal al puma, pero también es afectado por los incendios forestales y la explotación irracional de los bosques donde podría habitar. Además, es víctima de la caza ilegal y es contagiado por el ganado, que le transmite algunas enfermedades. De este modo, de los millares de huemules que había en la Patagonia, sólo quedan pocos centenares.

Curiosamente, la propia página web de la Administración de Parques Nacionales, sostiene que “para ofrecerle las máximas garantías de conservación, esta especie emblemática de los Andes, fue declarada Monumento Natural Nacional en el año 1996, por Ley Nº 24.702”. Aunque nada dice de la carencia de materiales para su resguardo y de la falta de respuestas que quedaron expuestas en el caso mencionado.

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]