Menu
denuncia-whp

Para Parques, esos artefactos están prohibidos y el agente “hizo lo que correspondía”

(Foto ilustrativa) (Foto ilustrativa)

El Cordillerano buscó la palabra de la Administración de Parques Nacionales (APN), sobre el caso del secuestro del drone y el maltrato denunciado por el videoblogger Alan Estrada. La institución avaló al guardaparques y sobre las formas entendieron que “es algo subjetivo”.

Por Diego Llorente
[email protected]

Al respecto, desde la APN se le indicó a este diario que Estrada “cometió una falta”, porque “estaba en carácter de turista y no puede usar un drone. Como lo utiliza, se le aplica una infracción, se le retira el drone y van a la Intendencia, que es el procedimiento habitual dentro de los Parques”.

Respecto del accionar del agente, la APN aclaró que “el guardaparques hizo lo que correspondía”.

“Cuando ve que alguien está por levantar un drone, el agente se acerca y aplica una infracción. Y en este caso obró según lo que tenía que hacer. En términos de trato, puede ser muy subjetivo, de cómo lo vivió cada uno y es la palabra de uno y otro. En términos técnicos, fue una falta y el guardaparques hizo lo que tenía que hacer”, se indicó desde la institución.

La Administración de Parques Nacionales está regulada por la Ley 22.351, que en su artículo 5, en el inciso L, cita: “en los parques nacionales queda prohibida la realización de sobrevuelos en aeronaves impulsadas a motor, exceptuados los de las rutas aéreas comerciales, militares y civiles que -dadas las características geográficas, climáticas o proximidad de aeropuertos en la zona- no cuenten con rutas alternativas, así como los destinados a operaciones de búsqueda y rescate, combate de siniestros, siniestros, investigaciones científicas, relevamientos técnicos y todos aquellos que guarden relación con las tareas inherentes a su cuidado y administración”. Este inciso fue incorporado en el año 2008.

Desde la APN, y frente a la pregunta de El Cordillerano, se remarcó que “primero hay un tema de seguridad y segundo, de calidad de la visita. Un turista no puede estar dentro de un Parque Nacional y que haya 20 drones volando adelante de él, por más buena intención que se tenga, porque él (Alan Estrada) es un turista que adora los parques, viajar y tiene las mejores intenciones de mostrar un lugar que es maravilloso, pero puede hacerlo con cualquier otra herramienta, no con un drone”.

“Si no, es una invasión de turistas con drones. Ese aparato da un punto de vista único y diferente al que las personas no tienen acceso por propia naturaleza, pero tiene que ser en ocasiones como cita la ley: por incendios, investigaciones o de fuerza mayor. Entonces, esto tiene que traernos un aprendizaje: el Nahuel Huapi es un parque nacional, no un parque de diversiones. Es un lugar especial que tiene que ser muy cuidado y tiene unos estándares diferentes donde la prioridades es preservar”, se agregó.

Finalmente se expuso: “lamentamos que Estrada haya vivido una situación que lo afectó en lo personal, pero el guardaparques hizo lo que le correspondía”. Se aclaró también fue el episodio terminó de manera correcta, que el videoblogger se fue “contento y conforme”.

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp