El invierno se despide del Cerro Otto

Finalizó el invierno y el Cerro Otto se despide de las actividades en la nieve. Restan los últimos días para visitar los diferentes parques de nieve que tiene la montaña y disfrutar de algunas actividades que allí se realizan. En el Otto se puede practicar esquí alpino y nórdico, caminar con raquetas, pasear en cuatriciclos con orugas, viajar en una moto de nieve, subir en aerosillas, tirarse por tirolesas o pistas de trineos, trasladarse en una telecabina y contemplar la cordillera y sus lagos. También hay buena gastronomía y por las noches, algunos refugios, proponen cenas a la luz de las velas. 

Seis son las empresas o concesiones que operan en la montaña. Tres se ubican en Piedras Blancas, subiendo cinco kilómetros por el camino vehicular, desde el kilómetro 1 de la avenida Los Pioneros.

3 Euca Bariloche

Allí hay dos aerosillas y pistas de trineos o Winter Park, un pequeño centro de esquí alpino ideal para principiantes. Tiene dos medios de elevación de arrastre, un alquiler de equipos, instructores de esquí y varias pistas ideales para aprender a deslizarse sobre el manto blanco. Se pueden contratar clases colectivas y también hay servicio de transporte hacia la ciudad. En tercer lugar esta Euca Bariloche, con tirolesas sobre los árboles, que opera todo el año. 

Un kilómetro más arriba está el Centro de Esquí Nórdico y el refugio de montaña Berghof. Finalmente, en la cima, se emplaza el complejo teleférico Cerro Otto.

Cerro Otto todo el año

El teleférico Cerro Otto, el refugio Berghof y Piedras Blancas ofrecen servicios a lo largo de todo el año. 

3 galería de arte de Teleférico

El teleférico asciende a la cima de la montaña y propone múltiples actividades, entre ellas la visita a la galería de arte, donde lucen las réplicas exactas de las estatuas de David, Moises y La Piedad realizadas por Miguel Angel Buonarrotti, paseos por el bosque y la pista de donas, con las cuales uno se desliza montaña abajo.

El refugio Berghof también se mantiene abierto todo el año, con  sus clásicas propuestas culturales los días viernes. También funciona como casa de té durante el día, con almuerzos de montaña y visitas al museo en lo que fue la vivienda particular de Otto Meiling. 

En Piedras Blancas se puede practicar Zip Line y recorrer las tirolesas de Euca Bariloche, dos propuestas diferentes pero que permiten divertirse y pasarla bien.

Euca es un parque aéreo de aventuras que propone hacer “arborismo”., lo que implica cruzar desde un árbol al otro, en altura, de diferentes maneras. Hay cinco niveles de dificultad, situados entre los 3 y 9 metros de altura. Los árboles se unen caminando por un cable, sobre escalones que se mueven o bien en tirolesa. En total hay 9 tirolesas y 60 juegos diferentes. 

El requisito para empezar por el nivel inferior es medir más de 1,25 metros de estatura, esto es, no es aconsejable para niños muy pequeños. Durante el recorrido cada persona va sujeta a una polea continua, por lo tanto no hay que manipular ningún tipo de mosquetones ni sistemas móviles. Al iniciar se asegura a la polea y esta se suelta al terminar el recorrido. Cada participante es provisto de un arnés de seguridad, un casco y la polea que lo sujeta al cableado fijo.

icon