Antillanca es un centro invernal ideal para la familia

Sara Maldonado trabaja como secretaria administrativa del Club Andino Osorno (CAO) hace más de dos décadas y conoce como pocos el centro de esquí Antillanca. Pero más conoce la gran familia que constituye el club, formado por alrededor de 150 socios, que tiene su propio centro invernal y lo administran con especial cuidado hace más de setenta años.

Durante la temporada invernal el centro de esquí dispone de variados programas y propuestas, en las tres franjas turísticas de alta, media y baja temporada. Julio es el mes de mayor afluencia, pero también se mantienen las tarifas de alta durante los fines de semana y las fiestas patrias de Chile, en el mes de septiembre. Todos los programas están disponibles en el sitio web del centro, www.antillanca.cl

Maldonado explicó que las reservas y pagos pueden realizarse mediante internet y que el complejo, pese a situarse en medio de las montañas, también tiene servicio de internet, con wi-fi y sistema de pagos electrónicos, mediante tarjetas de crédito y débito. En Buenos Aires tienen un operador exclusivo, una agencia de viajes y turismo, que comercializa sus servicios. La secretaria afirmó que los ski week se comercializan muy bien y tienen muchísimos turistas de Buenos Aires y el centro de Argentina.

También es frecuente la visita de pasajeros de Bariloche, Villa La Angostura y el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, que optan por un centro invernal diferente a lo que son Chapelco, Cerro Bayo o Catedral. En este caso, la mayoría arriba con sus automóviles particulares.

Por lo general los ski week duran una semana, de sábado a sábado, incluyen el equipo de esquí, las clases, el alojamiento y las comidas. También hay servicios complementarios,

El centro invernal recibe asimismo a los pasajeros alojados en el hotel Termas de Puyehue, distante unos 20 kilómetros, sobre la ruta internacional, que ascienden por el día, con uso de equipos de esquí o snowboard, clases con profesor y almuerzo. Entre este público hay muchos turistas de Brasil y también de otros países.

La escuela de esquí tiene un director y ocho instructores full time. En las vacaciones de invierno y fines de semana se contratan instructores temporarios.

En el complejo invernal también se realizan caminatas con raquetas, excursiones con esquí de travesía y hasta campamentos de altura, a cargo de expertos. Maldonado aclaró que estos servicios no son ofrecidos por el complejo, si por terceros que realizan la actividad a su cargo. “Es gente preparada, equipada y muchos veces llegan junto a un guía de montaña”, explicó. En el alquiler de equipos de esquí se pueden alquilar raquetas para caminar sobre la nieve.

El camino de acceso al complejo es mantenido por Vialidad de Chile, que lo limpia de nieve, pero Antillanca también suele tener una máquina vial contratada, amén del tractor con pala cargadora que dispone el complejo, para la limpieza de nieve.

El complejo funciona todo el año.

El hotel permanece abierto durante 11 meses al año y solo cierra entre el 15 de diciembre y 15 de enero, por vacaciones. “Durante ese mes hay muchísimos tábanos, por ello se decide cerrar el complejo”, explicó. Tienen una capacidad de alojamiento para 200 personas que puede ampliarse para otro centenar, en caso de contingentes o eventos numerosos.

En los meses de octubre y noviembre trabajan con grupos de turistas que vienen a fotografiar pájaro y plantas. Muchos son extranjeros y permanecen en el complejo entre tres y seis días.

En verano se puede hacer trekking por la zona, con ascensos al volcán, visita al cráter y otros paseos. Tanto los pasajeros del complejo como los visitantes deben informar sus itinerarios y la fecha de inicio y final de la travesía. No hay refugios habilitados y en el caso de pernoctar se deben llevar carpas.

El CAO fue fundado el 5 de junio de 1935 y tiene un total de 157 socios, usufructuarios de los servicios del club, con derecho a voto en las asambleas. El club es sin fines de lucro y su directorio, de nueve miembros, ad honorem. Se contrata un gerente general y personal rentado, que llega a superar el centenar de personas durante la temporada alta invernal.

Los últimos presidentes del Club Andino Osorno fueron Jorge Roige, durante 20 años, Jorge Mandrú y Carlos Waeger, durante cuatro años, y en la actualidad lo preside Alejandro Herbach.

Los colegios alemán y francés de Osorno construyeron sus refugios en tierras del CAO, mediante un comodato, siendo los mismos utilizados para actividades propias de sus alumnos y docentes. Los refugios tienen alojamientos en camas cuchetas, cocina y salón comedor, dependencias de servicios y actividades recreativas. En casos excepcionales, pueden ser usadas por la gerencia de Antillanca, previo aviso.

El CAO también tiene su equipo de competición, en esquí alpino, con un centenar de niños de 5 a 17 años, con 13 instructores de esquí y entrenadores, chilenos, argentinos y españoles. 

icon