Dónde comer en las pistas del Catedral

El cerro Catedral dispone de numerosos refugios, restaurantes y paradores en las pistas de esquí, donde se puede tomar y comer algo, almorzar y reponer energías. Todos funcionan durante el horario de apertura del centro invernal, entre las 9 y las 17.

El más alto es el refugio Lynch, en la cima del complejo, al final de la telesilla del mismo nombre. Es asimismo el refugio y restaurante más antiguo del centro invernal, inaugurado por Parques Nacionales en 1943. Originalmente también se podría pernoctar allí pero hace mucho tiempo que solo funciona como confitería y restaurante. Tiene una vista imponente hacia el oeste, norte y este, en tres desniveles. En su planta inferior y el primer piso se puede probar especialidades típicas de montaña y también hay varios objetos históricos. En la planta alta hay una pizzería.

6 Catedral Lynch pizza

Más abajo, al terminal del Cable Carril, se ubica la confitería Punta Nevada, que tiene un amplio deck con vista a las pistas de esquí. A su lado hay un pequeño parador, El Cabo, en la construcción que albergó el ski lift durante los años 40. Ofrece muy buenas pizzas y cervezas y también carnes al chulengo. Un lugar muy recomendable.

En la cota 1600, al término de la aerosilla Séxtuple, está la Cabaña 1600, con dos salones, un deck y buena gastronomía. En la misma línea, al inicio de la telesilla Cuádruple, se emplaza El Barrilete, uno de los pocos paradores de la montaña hasta donde no se llega en silla y se debe llegar esquiando. Fue creado en los años 70, cuando se instaló un T-bar en la traza de la actual aerosilla Cuádruple. Es un lugar con mucha historia y muy ponderado por los habitués de Catedral.

Viento Cero se ubica al inicio de la aerosilla Militares, siendo el sitio donde inicialmente llegaba la telesilla Séxtuple.

6 Catedral foto chica

La línea a Piedra del Cóndor luce sin gastronomía y solo perdura en los recuerdos la fantástica confitería de Piedra del Cóndor, construida por Sol Jet en los setenta y destruida por un incendio accidental. Por su parte la confitería de 1200, que también fue muy concurrida haca años, hoy luce cerrada.

En al sector sur de la montaña se destaca el parador La Hoya, con muy buena gastronomía. Forma parte del grupo gastronómico del FAN de la Milanesa, que también tiene paradores al inicio de la telesilla Princesa I y en Plaza Oertle. Al término de Princesa III se ubica la confitería y restaurante Punta Princesa.

La estrella de la montaña es La Roca, emplazada junto a la estación superior de telecabina Amancay. Sin dudas es el lugar más convocante de la montaña, con excelente vista, buena gastronomía y correcta atención. Es amplia, con capacidad para 200 personas sentadas. Además del salón principal, con vista hacia la base de la montaña, tiene un deck con vista a las pistas de esquí.

Se puede degustar el goulash con spetzel, guiso montañés con lentejas, milanesas napolitanas, supremas grilladas y variedad de pastas. También hay ojo de bife con papas y vegetales asados o la trucha a la manteca negra, alcaparras y papas al natural. También tienen variedad de sándwiches y hamburguesas y cuatro tipos de suculentas ensaladas. Entre los postres se destacan el mousse de chocolate o frambuesa, tiramisú y crumble de manzana. 

Aceptan tarjetas y también es un lugar donde pueden acceder los peatones, por la telecabina.

icon