Ocho décadas de inversiones en Catedral

Hace 80 años comenzaron los trabajos para construir un centro invernal en el cerro Catedral. Pasaron ocho décadas y año a año Catedral fue objeto de nuevas inversiones, estatales y privadas, que permitieron construir el actual complejo de esquí. 

Durante el verano de 1937 comenzaron los trabajos para abrir el camino vehicular hacia el cerro Catedral, elegido por la Dirección de Parques Nacionales para emplazar un centro invernal. Catedral fue designado en 1936 por el austriaco Hans Nöbl, contratado para relevar la cordillera norpatagónica y elegir la mejor montaña para la práctica de los deportes invernales.

Con el paso del tiempo, y pese a la apertura de nuevos parques y centros, la elección de Nöbl se confirma como acertada. No se vislumbra en la región de Los Lagos una montaña mejor para emplazar un centro de esquí.

En los años setenta Catedral fue sin duda el mejor complejo argentino y sus pistas fueron recorridas por el turismo de alto poder adquisitivo pero también por primeras figuras del esquí deportivo mundial. Posteriormente aparecieron nuevos centros invernales y otros mejoraron sus servicios, a la par que Catedral ingresó en tres décadas de conflictos internos y división.

Los inicios, a costo del Estado

Desde su creación y pese a ser concebido como un centro de esquí Catedral nunca contó con un proyecto de desarrollo serio e integral. Las cosas se hicieron mal de entrada y luego siempre se intentó corregir los errores cometidos. Nobl aconsejó emplazar la base de la montaña en Plataforma 1.200, pues vislumbró que “más abajo, no siempre había nieve”. No obstante, la cota inferior permitía un desarrollo más accesible y también se adaptó mejor al Cable Carril, el medio de elevación adquirido por Parques Nacionales en 1939 para desarrollar el complejo.

El camino de acceso a Catedral se inició en abril de 1937, concluyó en diciembre y costó 22.000 pesos. En 1943 se terminaron los trabajos en el refugio Lynch y en el Hotel Ski Catedral. El Cable Carril se demoró por la Segunda Guerra Mundial pero fue inaugurado en 1950. También se instalaron tres ski lift, varios refugios de clubes de montaña y dependencias de servicio, que permitieron consolidar el centro invernal.

Llegan inversiones privadas

En 1968 las empresas Sol Jet y Austral, en manos de Williams Reynal, se adjudicaron el desarrollo del sector norte de la montaña. Se emplazaron las aerosillas a Piedra del Cóndor, el T-bar en Punta Nevada y posteriormente el T-bar largo de 1200. También una confitería en 1200 y otra en Piedra del Cóndor.

A contramano de lo que sucede en la mayoría de los centros de esquí del mundo, que funcionan en forma unificada, Parques Nacionales licitó por separado el área sur de la montaña. En agosto de 1977 las obras fueron adjudicadas a la empresa Vicente Robles. A partir de allí, y durante 25 años, el centro invernal operó dividido y hasta enfrentado.

4 5 Cable Carril 1950

En el tercio superior del sector sur se proyectó reemplazar los medios de arrastre por telesillas, pero esto nunca se concretó.

En 1986 el Estado Nacional transfirió el centro invernal a la provincia de Río Negro. Su gobernador, Horacio Massaccesi, convocó en 1992 una nueva licitación para modernizar el área norte con la condición de que su ganador reciba el sector sur a la finalización del contrato de Robles. Se presentaron las dos empresas que operaban la montaña y finalmente resultó ganadora Ski Word SA, que operaba el sector de Ladobueno. Se construyó el edificio Los Troncos y el shopping Las Terrazas, pero los medios de elevación continuaron en veremos… En 1996, en otra muestra de total falta de planificación y control, se inauguró la aerosilla séxtuple, pero que llegaba solo hasta Viento Cero.

Catedral fue administrado durante años desde Buenos Aires y Viedma, donde el esquí no es una actividad conocida. Por ello, los controles no existieron. Paralelamente, “los expertos locales”, generalmente priorizaron sus intereses personales sobre el desarrollo sustentable y el bien común. Si alguien se tomara el trabajo de sumar las inversiones prometidas… Catedral debería ser de oro.

Hacia un Catedral moderno

La modernización comenzó recién en 1997 cuando Williams Reynal adquirió Ski Word, prolongó la séxtuple, emplazó la cuádruple y plantó cañones para fabricar nieve artificial desde 1.200 hasta la base. Nacía Catedral Alta Patagonia S.A. (CAPSA) que se caracterizó por tener un gran marketing, decenas de “celebreties” y mucha publicidad. Pero, los cañones de nieve no funcionaron, el esquiador de alto poder adquisitivo que en el antaño visitaba la montaña no volvió y en 2001 Reynal se declaró en convocatoria de acreedores.

El empresario barilochense Alberto Lamota fue designado capitán del barco a la deriva y logró sacar la empresa a flote. En tres años modernizó el tercio superior de la montaña, que logró unificarse. Pero Alberto falleció, producto de un accidente de esquí en su montaña.

El sector sur fue modernizado con una vieja telecabina y dos aerosillas usadas, a Dientes de Caballo y en El Bosque. También se construyó la confitería y restaurante La Roca, inaugurada en 2005.

Así Catedral reunió un variado muestrario de medios de elevación fabricados por diferentes empresas a lo largo de más de 60 años. La mayoría de ellos con poco o nada de mantenimiento. Para colmo, la falta de nieve, que afecta a la mayoría de los centros de esquí, seguía sin resolverse.

Las discrepancias entre los socios de CAPSA, Natalia Lamota y Juan Cruz Varela, llegaron a niveles insostenibles y finalmente la empresa fue transferida al Grupo Vía Bariloche, liderado por Roberto Trappa, el 14 de diciembre de 2011. El empresario soñó con que Catedral sea nuevamente el principal centro invernal de Latinoamérica. Tenía el amplio apoyo del gobernador rionegrino, Carlos Soria, quien también sentía afecto por Bariloche. Por esas fatalidades del destino, o del Catedral, Roberto Trappa fallece el 23 de diciembre del 2011 y Carlos Soria el 01 de enero del 2012.

Inversiones 2017

En los tres últimos años la familia Trappa intentó revertir parte del obsoleto equipamiento del Cerro Catedral. Dueños de una empresa de colectivos saben muy bien que un micro no dura “para siempre”. Por ello, nunca entendieron como podía ser que en el centro invernal continúen operando aerosillas con más de cincuenta años.

La concesión vigente dura hasta el 2026 y las inversiones comprometidas ya se ha realizado. Por ello no es posible reemplazar los medios de elevación obsoletos.

Como también fue habitual en las concesiones del cerro Catedral la relación entre el empresario y el poder concedente (nacional, provincial y ahora municipal) es mala. El municipio (a quien la provincia transfirió el centro invernal en diciembre de 2009 y cuyo concejo la aceptó en septiembre de 2010) rechazó un proyecto de modernización presentado por CAPSA a cambio de 50 años más de concesión.

4 5 Catedral

Así, en los últimos dos años las inversiones se destinaron a reparar los medios de elevación y sobre todo mejorar su seguridad y funcionamiento. Se acondicionó telesilla Lynch, Telesquí del Centro, Militares, Séxtuple, Triple Park y Princesa II. Se hicieron cambios de cables, adecuaciones eléctricas, reemplazo de plataformas de llegada, mantenimiento y reacondicionamiento de instalaciones complementarias. 

El último verano también se cambió el cable tractor del Cable Carril, que tenía más de 66 años de uso

El trabajo más grande se realizó en la zona de Dientes de Caballo, donde se movieron toneladas de suelo para permitir construir, aún con poca nieve, una pista se snowboard para la apertura de la Copa del Mundo de la especialidad.

Paralelamente se hicieron trabajos en la Pista 2000, tanto en la nivelación de pendiente como en la superficie de terreno. Será más accesible para principiantes y podrá ser usada con muy poca nieve.

También se amplió cuatro veces el sector para peatones en la estación superior de la Telecabina Amancay. Esta área de recreación, especialmente acondicionada para el disfrute de los visitantes no esquiadores, tendrá pista de trineos, pista de donas, acceso peatonal señalizado y con servicios.

Según la empresa, estas inversiones suman más de 40 millones de pesos; o si se prefiere, y para sumar al historial, 2.5 millones de dólares.

¿Quién fue Hans Nöbl?

La persona que eligió al cerro Catedral para que Parques desarrolle un centro de esquí pasó relativamente desapercibido en su historia. No hay ninguna plaza, calle, pista o refugio que lleve su nombre. El centro invernal fue bautizado por Antonio Lynch, un destacado ciudadano argentino, quien trabajó muchísimo para desarrollar la montaña.

Hans fue un deportista e instructor de esquí austríaco y por ello la Dirección de Parques Nacionales, a cargo de Exequiel Bustillo, lo contrató para que releve la cordillera y elija el lugar más apropiado para ubicar un centro de deportes invernales. Hans también fue alpinista, lo que permitió que recorra sin problemas las montañas más importantes de la zona.

Según se desprende de los informes de Parques, Nöbl relevó las montañas entre lago Puelo y el lago Correntoso y eligió al Catedral. Descartó el Piltriquitrón, el Meta y Ventana, también el Otto y la región del Dormilón, que en la década del 30 fueron utilizados por los esquiadores del Club Andino Bariloche. Esto no fue del agrado de los lugareños.

4 5 Nobl Hans02

Al regresar a Europa fue entrevistado por algunos diarios y revistas de turismo y allí vertió conceptos muy despectivos por el desarrollo del esquí local y también dijo haber subido la cima principal del Tronador, cuando en realidad solo ascendió la cumbre menor. Otro paso que lo alejó de Bariloche.

El austriaco se vinculó con los esquiadores de Buenos Aires, de buena posición económica, que también podrían ir a esquiar en Europa y pagarle sus honorarios. Entre ellos estaba Angélica Gainza Paz, condesa Di Sangro (por su marido, enrolado en la nobleza italiana), quien solía esquiar en Sestrieri, cerca de Turín, donde conoció a Nöbl.

Junto al Nahuel Huapi Hans se alojó en el Hotel Parque y comenzó a dictar clases de esquí, en primer término también en el cerro Otto. Organizó competencias y acercó a numerosos porteños hacia la nieve. Los que lo conocieron aseguran que fue una persona muy inteligente y que sabía cómo tratar a las personas de buena posición económica y social. Pronto creó su escuela de esquí en Catedral y hasta se vinculó con negocios inmobiliarios, con venta de tierras en la zona del Llao Llao.

Hans no fue un escalador pero si un buen alpinista y subió una decena de veces a la cima Principal de Tronador. Ofició como guía de Antonio Lynch y otros socios del Club Argentino de Ski y también de su amiga Gainza Paz.

Al estar Europa envuelta en la segunda Guerra Mundial se radicó en Argentina, pero a su término regresó a Sestriere, donde se sentía mucho más a gusto que en la sureña Patagonia.

icon