Catedral espera una buena temporada invernal

El centro invernal aguarda por nuevas nevadas y mantiene durante las vacaciones de invierno un buen porcentaje de ocupación, que históricamente superó el 90 por ciento. Hay registradas cerda de 2.200 camas, que a una tarifa promedio de 1.500 pesos diarios, recaudarían en tres semanas unos 70 millones de pesos en concepto de alojamientos.

No obstante, esta radiografía de julio no se repite a lo largo del año y la mayoría de los establecimientos solo está abierto dos meses y medio en invierno y 60 días en verano.

Las expectativas en Catedral son muchas y también hay necesidad que la cordillera tenga una buena temporada invernal. Hay indicadores favorables: hubo dos nevadas que pintaron de blanco la montaña, a diferencia de años anteriores, cuando junio brillo a pleno sol. También hay una mayor conectividad aérea, que permite agilizar el arribo del turismo esquiador, reacio a largos viajes terrestres. Paralelamente las campañas de promoción realizadas por el Emprotur y el ministerio de Turismo de Río Negro parecerían haber sido llevadas a cabo en tiempo y forma y ello permitió que el destino esté en la oferta invernal.

 No obstante, la cantidad de nieve no es aún suficiente y por ello se aguarda con expectativa nuevas precipitaciones.

En un relevamiento realizado entre hoteleros, las reservas para la temporada invernal aparecen como buenas. Paralelamente hay programados hasta 25 vuelos diarios al aeropuerto local. Esto indica que julio, aun sin mucha nieve, tendría una temporada normal.

4 5 Hotel arribos 01

Desde el hotel Catedral, el más grande y tradicional del cerro, informaron que las reservas para las vacaciones de invierno están bien. No obstante, reconocieron que abrieron el hotel con muy pocos visitantes y realizan promociones y descuentos para captar pasajeros. El poder de gasto se ve menor a años anteriores. “Esperamos que nieve, para captar el público esquiador”, explicó su gerente, Elisabeth Galdo.

 En sintonía, Gustavo Esquerra, reconocido agente de viajes local, dijo que la temporada viene mejor que en 2016 pero lejos de la plena ocupación. “Repunto el turismo de Brasil y también volvieron los chárter”, indicó. Consideró muy importante las nevadas de junio y la masiva difusión que tuvieron. El empresario confió que nuevas nevadas permitirán el arribo del turismo nacional, que habitualmente decide a último momento donde vacacionar.

Maria Sol Canalda, gerente, de Galileo Boutique Hotel, informó que la ocupación de julio es similar al 2016 y que la dos últimas semanas es plena. Para agosto tienen reservas confirmadas por el 50% del hotel y previstas del 75%. “Dependemos de la nieve para llegar a los niveles de ocupación que deseamos”, agregó.

“Hay 2.181 camas habilitadas”

 Julio López dirige la delegación municipal del centro invernal desde su traspaso de la órbita provincial. Tiene a su cargo las habilitaciones comerciales, su control y también la fiscalización del tránsito, la recolección de basura, limpieza de las calles de Villa Catedral y Villa América, entre otros aspectos.

4 5 Julio Lopez02

 En materia de alojamientos, detalla 2.182 camas habilitadas, en 52 establecimientos. Siete de ellos superan los 100 pasajeros, y totalizan 1.148 plazas, siendo el hotel más grande el Club Hotel Catedral, que con cuatro módulos anexos totaliza 382 camas. Le siguen la Hostería del Cerro con 172, Pire Hue 163, Village Catedral 115 y Punta Cóndor 111.

López detalló que la mitad de los establecimientos son de pequeña escala, con menos de 20 camas. Proliferaron en los últimos años, cuando se dejó de construir emprendimientos grandes, por falta de gas. También informó que solo hay un apart hotel categoría 4 estrellas, Galileo, con capacidad para 60 pasajeros. Luego hay 7 complejos 3 estrellas y el resto es de menor categoría. También hay algunos hostel.

En materia de tarifas, es muy difícil pernoctar en Catedral por menos de mil pesos diarios. En el relevamiento realizado por este diario, la mayoría de las cabañas promedian los 2.000 pesos por persona. En hoteles 3 estrellas el valor orilla los 2.500 pesos.

“Catedral se banalizó”

 Ariel Murtagh trabaja en Catedral hace cuatro décadas. Integra la sociedad propietaria del hotel Punta Cóndor y es una de las pocas “caras visibles” de los empresarios hoteleros del cerro. Es instructor de esquí y también profesor nacional de escalada y en su juventud administró el refugio Emilio Frey. Luego tuvo a su cargo la hostería Knapp en la base del cerro y a partir de 1997 trabaja en Punta Cóndor.

Sobre el centro invernal, que supo tener años de esplendor y buenos negocios, evaluó que esto terminó hace más de tres décadas, cuando la montaña se banalizó, perdió el turismo de alto poder adquisitivo y desmejoró sus servicios. Paralelamente, destaca con pesar, que las temporadas son cada vez más cortas. “Nosotros abríamos tradicionalmente el 15 de junio y cerrábamos el 5 de octubre, ahora lo hacemos desde el 3 de julio hasta mediados de septiembre”, evaluó. Las temporadas de verano también son cortas, desde los primeros días de enero al 20 de febrero. Así, el hotel trabaja en promedio 80 días en invierno y 60 en verano. Otro fenómeno contraproducente es que la estadía se redujo. “Antes el turista se alojaba en promedio 7 noches y ahora solo 4”, dijo.

La reducción de la estadía la atribuye a la crisis económica, tanto de Argentino como de Brasil, pero también a que la gente se desplaza más que en el antaño, visita más ciudades durante un viaje. En invierno el 40 por ciento de los pasajeros son extranjeros, en su mayoría de Brasil.

Reconoce que por el retraso cambiario las tarifas en dólares no son competitivas. También estimó que el 60 por ciento de su valor se destina a pagar impuestos, tasas y servicios y otro 30 por ciento se va en costos directos. 

“La hotelería en Bariloche no es una inversión muy redituable. Hace años que no se construyen grandes hoteles, a excepción del que ahora comenzó a edificarse junto al Bariloche Center”, sostuvo. Recordó el estudio del español Ross Santasusana, de los años 90, quién señaló que la ciudad debería superar el millón de turistas anuales, lo cual hasta la fecha no se concretó.

Dijo que Catedral tuvo un crecimiento muy importante hace una década, pero luego se frenó por la falta de servicios, en particular gas y cloacas. “Cada vez que nieva mucho se corta la luz y en invierno, cuando se llena villa Catedral, la presión del gas baja muchísimo, su calidad es muy mala. Así como el gasoducto que llega a Bariloche no da abasto, el que sube a Catedral tampoco”, explicó.

María Sol Canalda también opinó que la prioridad de Catedral son mejorar los servicios básicos. “Para seguir brindando calidad y una buena experiencia a quienes nos visitan necesitamos poder garantizar los servicios básicos: electricidad, gas, agua, seguridad, buena fiscalización de los establecimientos habilitados, personal capacitado para recibirlos… que garanticen que quienes nos visitan quieran regresar no solo por la naturaleza que nos rodea, sino también por la calidad de los servicios que les brindamos”, dijo. Recordó que la mayoría de los servicios en Catedral tienen más de 10 años y fueron diseñados para una aldea muchísimo menor. 

Otra de las prioridades en Catedral es lograr mayor cantidad de nieve artificial, para lo cual habría consenso en formar un consorcio, donde todos aporten en forma proporcional. 

4 5 Hotel arribos 02

Falta de actividades nocturnas

En el antaño el hotel Catedral supo tener una discoteca, un casino y espectáculos musicales. También había buenos restaurantes donde cenar en Catedral y se organizaban periódicas fiestas con entretenimientos. Quien no recuerda las pasta party de Rodeo…

La poca oferta nocturna en Catedral fue una de las críticas más destacada por los hoteleros y gerentes de alojamientos. “La gente en sus vacaciones quiere divertirse y faltan lugares para hacerlo en la montaña”, expresaron. Hay pocos lugares donde ir a cenar fuera de los hoteles y solo 2 o 3 pub, donde predomina la música electrónica.

icon