Experiencia gourmet Rutini Wines: Un clásico con buena gastronomía y vinos de alta gama

Cada invierno y verano los amantes del buen vino y la cocina gourmet tienen una cita impostergable. La “Experiencia gourmet Rutini Wines”, creada hace 12 años por el periodista y experto en vinos Osvaldo Sánchez Salgado, constituye un encuentro apasionante, donde los asistentes pueden degustar los buenos productos de la bodega mendocina y refrescar sus conocimientos sobre el vino.

La continuidad y amplitud de la propuesta es inédita en la región y también en Argentina. Las degustaciones siempre están llenas y luego muchos de los presentes se quedan a probar la cena que prepara el hotel o restaurante. La reunión incluye juegos de cata, almuerzos y cenas de maridaje, degustaciones guiadas, charlas y otros eventos especialmente preparados para cada ocasión.

En cada una de las acciones Osvaldo es acompañado por Erardo Cursio, representante regional de la bodega La Rural, formando ambos un duo eficiente que ya trabaja de memoria. Osvaldo dirige el programa y Erardo sirve los vinos en las copas. También organizan sorteos entre los presentes.

El verano pasado las degustaciones se extendieron al Alto Valle con gran éxito, lo que motivó que se repitan e incluyan definitivamente en el programa. La gira comienza en las ciudades de Cipolletti, General Roca y Neuquén y luego continúa en San Martín de los Andes, Villa La Angostura y Bariloche.

6notab

“En el Valle visitamos 5 vinotecas, con gran convocatoria”, explicó Erardo. También se llenó el restaurante La Toscana y el Hotel del Comahue. En San Martín de los Andes se realizaron 5 acciones y 6 en Villa La Angostura.

Osvaldo destacó la buena temporada que tuvo la sureña aldea neuquina, donde la experiencia coincidió con la visita a Cumelen del presidente Mauricio Macri. “En Las Balsas me informaron que existía la posibilidad que Mauricio asista a la reunión. Pero esto no se concretó, ya que prefirió estar sólo en familia”, explicó.

De Bariloche destacaron la concurrencia a Batistín (hotel Villa Huinid) y en El Casco Art Hotel. Las acciones comenzaron el jueves 24 en la Escuela de Arte Culinario El Obrador, con una reunión especial para alumnos y profesionales. También se visitó los hoteles Pire Hue, Alma del Lago y Aldebarán, el restaurante El Tronador y el almacén gourmet Mi Piace, del barrio Belgrano. Como es tradicional, la velada de cierre tiene lugar en Llao Llao.

El hotel internacional dispuso la cena en los restaurantes Patagonia y Los Cesares, ambos con buena concurrencia. Desde el establecimiento confirmaron que todos los años las citas de Rutini tienen una muy buena respuesta. También recordaron las célebres veladas donde se homenajeó a Amadeus Mozart y Giussepe Verdi, en años diferentes, cada uno con un programa cultural y una cena temática con los platos preferidos de cada artista. Sánchez Salgado anunció que posiblemente esta experiencia se reedite durante el verano, con otro músico de renombre internacional.

La cena del Llao Llao incluyó mousse de trucha con salmón ahumado, manzana con azafrán, mayonesa con ajo, mostaza de Dijón, queso brie y bolitas de aceto balsámico acompañados por una fina galleta (foto). El principal fue un lomo, con papas y verduras asadas y reducción de Syrah y en el postre primo el helado con crema y frutos rojos

icon