Optimismo por la temporada y las mejoras en Catedral

- WALTER RODRIGUEZ - Históricamente las temporadas del centro invernal se analizan desde el punto de vista climático y comercial. Walter Rodriguez, director asociado en la escuela “Snow +”, opinó que el clima “acompañó”. “Es cierto que no tuvimos nevadas tempranas, que en los últimos años son cada vez menores, pero a fines de junio se pudo abrir la montaña y antes de las vacaciones de julio cayó una buena nevada”, explicó. También ponderó la fabricación de nieve y el correcto pisado de las pistas. En lo comercial, evaluó que la temporada fue modesta pero positiva.

“En nuestra escuela vimos que volvieron algunos esquiadores tradicionales, que hace 5 o 6 años dejaron Catedral,” explicó. “Nos contaron que se encontraron con una montaña un poco más amigable, con suficiente nieve y pistas muy bien pisadas, lo que abre perspectivas que vuelvan al invierno siguiente”, avaluó. “Así pudimos dar clases de esquí en niveles avanzados”, dijo

“Hace varios años que el pan nuestro de cada día son los principiantes. Hace mucho que la gente no viene a Bariloche a esquiar, viene de vacaciones y de paso, prueba esquiar”, sostuvo. “Pero, al menos en nuestra escuela, notamos que tuvimos público de dos o tres días y también esquiadores avanzados, que volvían al centro invernal”, agregó.

No obstante, reconoció que la profesión está un tanto “bastardeada” y que no todos los instructores de esquí y snowboard se preocupan por ser buenos profesionales. “Como en todo, algunos solo se preocupan por la plata”, afirmó. En tal sentido, evaluó que ofrecer paquetes muy baratos para los principiantes no es muy justo si con ello merma la calidad del servicio. “Acá se ven clases de hasta 15 personas, de edades muy diferentes, a cargo de gente que nunca hizo un curso en AADIDES”, disparó. 

2 foto principal

En la montaña el instructor de esquí no solo enseña la técnica, debe ser referente y sobre todo un esquiador, formado en la profesión y en la montaña. No comparte el criterio de que hay instructores solo de principiantes en la base. “Un instructor de esquí debe ser todo terreno, si desciende y se encuentra con un obstáculo, un sector helado, debe poder resolverlo con seguridad y bajar a sus alumnos”, ejemplificó. “Debe poder transmitir seguridad, demostrar experiencia y generar confianza en al alumno”, dijo.

Walter evaluó que durante la gestión municipal se perdió la identificación del instructor. “Demasiada cantidad de gente da clases sin uniforme y tampoco lleva su escudo profesional ni su nombre”, dijo.

¿AADIDES se ocupa de la enseñanza y ACPESSI es un gremio?

“Aadides forma instructores de esquí y snowboard hace años, tiene su instituto y es reconocida internacionalmente. Todos nos sentimos parte de ella, los que trabajos en escuelas y los independientes. La Acpessi busca generar criterios unificados entre sus socios y defienden la profesión. Tratan que no los pisoteen ni excluyan de la montaña. Y obviamente pelean por su negocio y profesión”, respondió. 

“Yo trabajé como empleado en escuelas, fui independiente y ahora comparto la dirección de una escuela. Pero sobre todo soy instructor de esquí, llevo más de tres décadas trabajando y me forme en la montaña”, agregó.

El futuro del centro invernal

Consultado sobre cuáles serían las prioridades para mejorar la montaña respondió que una mejoría en la señalización de las pistas es necesaria. En este aspecto, la montaña se parece mucho a Bariloche, donde también falta una correcta señalización de calles, rutas, lomos de burro, etc. “Señalizar mejor las pistas es importante y no demanda una inversión tan grande como otras mejoras. Si comparamos la señalización de pistas de Catedral con otros centros de esquí del mundo, vemos que hay mucho para mejorar. Esta es una montaña muy grande y además difícil de transitar. No en vano, el que aprende a esquiar en Catedral, puede ir a cualquier centro de esquí y baja sin problemas”, dijo.

Rodríguez evaluó que el municipio debería asumir su rol de Estado y no permitir desmanejos en Catedral. “Debe ordenar el trabajo. Lograr que todos los instructores y promotores estén identificados, licitar el centro médico y trazar el rumbo de la montaña, al menos por un par de temporadas”, afirmó. También pidió controlar más el tránsito en la montaña, pues hay personas que la recorren a excesiva velocidad y provocan accidentes.

En Catedral no hay un horizonte claro, en los últimos años apenas se trató de tapar los baches, pero las perspectivas son inciertas. La municipalización tan anhelada no resultó lo esperado. La municipalidad solo se caracterizó por inspeccionarnos e infraccionarnos cada vez que puede.

También evaluó que la propuesta de modernización de CAPSA no fue clara y por ello tuvo tanta resistencia. “No fue mala, pero no fue clara. Son dos cosas muy diferentes”, explicó.

icon