La fabricación de nieve es fundamental en Catedral

- NESTOR LOPEZ DAVALOS - 

El director de la escuela de esquí Extrem, Néstor López Dávalos, destacó la fabricación de nieve artificial en la base del centro invernal que facilitó el dictado de clases para principiantes. “Tuvimos nieve en la base toda la temporada, eso hace bastante tiempo que no ocurre”, explicó. Al respecto, ponderó la tarea de la empresa Catedral Alta Patagonia SA (CAPSA) que fabricó nieve todas las noches que la temperatura lo permitió.

El instructor de esquí evaluó que el clima acompaño, pues hubo muchas noches frías y pocas lluvias importantes, pero destacó que los cañones funcionaron siempre que hubo condiciones favorables. “Antes, esto no era así”, dijo. A su criterio, la fabricación de nieve podría comenzar antes, en el mes de mayo, para lograr una base sobre la que se acumulen las nevadas. También vislumbra que ahora hay más profesionalidad que en el antaño y la nieve se elabora de forma similar a Europa. “Los cañones son mejores pero también mejoró mucho su operatoria, con Juan Cruz la nieve se hacía en forma más improvisada”, sostuvo.

2 Lopez Davalos Nestor

A su entender la montaña mejoró en funcionamiento pues los dueños residen en Buenos Aires y no viven exclusivamente del centro de esquí. “Lo que no quieren es tener conflictos ni problemas, por ello hay más equipos viales, nuevas máquinas pisanieve y personal especializado”, dijo. No obstante, a su criterio, faltaría que exista un gerente que este en las pistas. Recordó a Klaus Hart, quien varios años ocupó el cargo de director de pistas en la montaña.

Néstor rescató la labor de la actual gerente general, Helga Salvatelli, de quien dijo “es muy buena administradora y organizadora, pero no tiene tiempo para ponerse los esquís y recorrer la montaña”. ”El centro invernal es un negocio que cambia día a día, que demanda un montón de decisiones en el terreno. No todo se puede planificar ni organizar, pues las nevadas y el clima pueden modificar muchas cosas”, sostuvo.

En materia de nieve artificial opinó que se podría ampliar las pistas en la base, concretamente en el sector sur, más protegido por el viento, y fabricar allí más nieve artificial. “En un centro invernal la nieve debe estar garantizada. Con la fecha de apertura y cierre. Ello es fundamental en el turismo y en este deporte”, dijo. No es partidario de fabricar nieve en la zona alta ni en los proyectos que proponían traerla del lago Gutiérrez.

López Dávalos dijo que en líneas generales la temporada fue buena en materia de precipitaciones de nieve y destacó el pisado de las pistas. No obstante, destacó la influencia del viento, que periódicamente obligó a cerrar la parte alta de la montaña. Evaluó que desde CAPSA modificaron la operatoria de los medios de elevación que actualmente se cierran con mucho menos viento que antes. “Esto favorece la seguridad pero limita la práctica del esquí”, evaluó.

Reconoció que Catedral es una montaña difícil de operar. “Chapelco, por ejemplo, tiene todos los medios de elevación en el bosque y por ello pueden operar con más viento que los de esta montaña”, dijo.
 
La municipalidad hizo muy poco por Catedral

El profesional evaluó que la anhelada y declamada municipalización del centro invernal no sirvió de mucho. “Las realidad indica que los políticos de Bariloche no se interesan por el cerro. A veces opinan, sobre todo cuando hay elecciones o cuando alguien les pregunta, pero hacen muy poco. Esto no es de ahora, viene sucediendo desde la municipalización, lograda en el 2010. No hay un solo político que se haya abocado a estudiar cómo mejorar una montaña por la cual tanto se reclamó administrar”, dijo.

“Se tomaron las reglamentaciones que tenía la provincia y se las adoptaron. Eso fue todo”, sentenció. Así se reemplazó el Enrecat (Ente Regulador de Catedral, que creo la provincia) por el Eamcec (Ente Autárquico Municipal del Cerro Catedral), se creó la Delegación Municipal de Catedral y se comenzó a fiscalizar y cobrar las tasas. En siete años no se vislumbra cual fue el objetivo político de solicitar la municipalización, a excepción de cobrar las tasas y percibir el canon por la concesión. 

“La única ordenanza específica para Catedral que se elaboró en el Centro Cívico fue impulsada por los instructores de esquí, pero tampoco fuimos escuchados y ello permitió que hoy tengamos en el cerro un montón de profesores de educación física dictando clases de esquí, algo para lo cual no fueron formados”, dijo.

Los grandes problemas que demandan alguna solución siguen sin resolverse. No se construyó una planta de tratamiento de líquidos cloacales, no se solucionó el suministro eléctrico (se corta la luz ante cada nevada), no hay una planificación urbanística y tampoco perspectivas para mejorar la provisión de agua. Otro tema importante es la fabricación de nieve artificial, que depende de la buena voluntad de la empresa CAPSA.

Tan grande es el desinterés de los políticos barilochense por el centro invernal que ni siquiera se buscó dotar al complejo de un centro de salud como existe en la mayoría de los lugares del mundo. 

En referencia al trabajo profesional de los instructores dijo que “hay una asimetría muy grande en el tema impositivo, lo que hace que las escuelas de esquí resulten mucho más difíciles de manejar”. Por ello la mayoría cerró y hoy la “escuela más grande” la componen los instructores independientes, que suman alrededor de 200 profesionales.

“El independiente paga sólo un monotributo y las escuelas habilitadas afrontan muchos costos, tasas, impuestos. Esta asimetría no es exclusiva de este ámbito, se da en numerosas profesiones dentro de Argentina. Lo que si es cierto, que en los centro de esquí, solo ocurre en Catedral”, evaluó.

“Para colmo, acá la torta no crece pero cada vez hay más comensales, somos 750 instructores trabajando en la montaña”, afirmó.

icon